Anciana murió tras ser golpeada por una mujer en patín scooter en Nueva York

Al intentar cruzar la calle, una caminante de 86 años se convirtió en la nueva víctima fatal de la anarquía vial en NYC: fue impactada por una mujer que venía en un scooter en sentido contrario del tráfico en Harlem

Unidad de emergencias FDNY.
Unidad de emergencias FDNY.
Foto: Spencer Platt / Getty Images

Mehri Hekmati, una mujer de 86 años, murió al día siguiente de ser atropellada por una conductora de scooter en un cruce peatonal de East Harlem (NYC), informó hoy la policía.

Hekmati estaba cruzando Third Ave. en E. 104th St. alrededor de las 4:50 p.m. del viernes cuando fue golpeada por una mujer de 35 años que bajaba por E. 104th St. en un scooter motorizado de pie. La conductora se detuvo y trató de ayudar a la víctima.

“(Ella) se detuvo y la estaba revisando, pero no se movía”, dijo al Daily News un testigo, que no quiso ser identificado.

Hekmati, que vivía en el Upper East Side, sufrió una herida masiva en la cabeza cuando cayó al suelo, dijo la policía. Los médicos la llevaron de urgencia al Metropolitan Hospital y luego la trasladaron al Hospital Bellevue, donde murió el sábado por la noche.

La mujer en el scooter viajaba contra el tráfico en la calle de un solo sentido en dirección este cuando golpeó a la peatona, según un video de vigilancia. La conductora no ha sido acusada mientras la policía continúa investigando.

En un caso similar, la actriz Lisa Banes murió en junio tras ser golpeada por una patineta scooter en el Upper West Side. En febrero se anunció un proyecto de ley municipal que prohibiría que las empresas promuevan tiempos de entrega a domicilio de 15 minutos, citando amenazas para la seguridad de los trabajadores y los peatones.

Con menos automóviles en el asfalto durante la pandemia, las calles de NYC se volvieron un terreno de exceso de velocidad e imprudencia, según las estadísticas de un informe 2021 del Manhattan Institute. Además, los restaurantes extendidos al aire libre en nombre del distanciamiento social han generado más improvisación en los ya angostos espacios compartidos con peatones, pedalistas, bolsas de basura y vehículos.

También desde la pandemia hay más pedalistas –repartidores y paseantes- en las calles, que suben a las aceras e irrespetan los semáforos y el sentido de las vías, sorprendiendo a los peatones. Y el alquiler y compra de motos y bicicletas no siempre legales lleva rato experimentando un auge en la ciudad.