Britney Spears no descarta darle más dinero a su madre, pero no pagará sus abogados

Lynne Spears alega que, sin su apoyo, Britney Spears no habría podido poner punto final a su tutela legal para solicitar que sea la cantante quien pague a los abogados que ella contrató

 Britney Spears.
Britney Spears.
Foto: Valerie Macon / Getty Images

Britney Spears respondió a la última petición que Lynne Spears ha realizado ante los tribunales para solicitar que sea su famosa hija quien pague los honorarios de los abogados y asesores que, según ella, contrató para ayudarla a librarse de la tutela legal que se le impuso en 2008.

La princesa del pop ha asegurado por medio de sus propios representantes que no existe base legal alguna que la obligue a pagar la factura en la que ha incurrido su madre, que asciende a $663,202 dólares. 

En los documentos legales obtenidos por Entertainment Tonight, Britney señala que “no hay ninguna autoridad que apoye la idea de que se pueda responsabilizar a un patrimonio tutelado de los honorarios de los abogados de una tercera parte”. 

En resumen, su argumento es que las personas que Lynne decidiera contratar en su momento, y el dinero que les deba, son sólo asunto suyo.

El abogado de Britney insistió una vez más en que ella lleva siendo demasiado tiempo “el único sostén económico de toda su familia”. Sin embargo, no descarta que la famosa intérprete de “Baby One More Time” decida hacerle un pago puntual a su madre, pero eso sería una decisión única y exclusivamente suya, ni una obligación.

Los abogados de Lynne argumentan, por el contrario, que si no hubiera sido por su apoyo y sus esfuerzos para intentar modificar y terminar la tutela legal durante los dos últimos años y medio, su hija no habría recuperado el control de su vida.

Sigue leyendo: Britney Spears recibe la visita de Donatella Versace, diseñadora de su futuro vestido de novia
Britney Spears revela que consideró someterse a una cirugía para aumentar sus senos
Aseguran que Britney Spears intentará volver a ser madre antes del verano