Latino murió baleado en pelea a plena luz en calle del Bajo Manhattan; alcalde forzado a replantear estrategia para contener la violencia

La violencia sigue sumando víctimas y la presión aumenta sobre el alcalde Eric Adams, quien hoy se reunirá con los comandantes de la policía para discutir nuevas formas de abordar el crimen desbordado en la ciudad

Restricción policial marcada por NYPD.
Restricción policial marcada por NYPD.
Foto: Andrés Correa Guatarasma / Cortesía

Una disputa entre dos hombres condujo a un tiroteo mortal en el East Village ayer por la mañana, otro ejemplo más de la violencia armada que puede estallar a toda hora en cualquier calle de la ciudad.

Cuando los socorristas llegaron al lugar, encontraron a Anthony Ramón, de 42 años, tirado en la calle inconsciente en la zona de East 4th Street y Avenue C, con heridas de bala en el torso y la pierna.

Fue llevado al Hospital Bellevue donde lo declararon muerto. La policía cree que el sospechoso escapó en una bicicleta. No se han realizado arrestos. Quien posea información debe llamar a 1-800-577-TIPS (8477) y en español 1-888-57-PISTA (74782). También a través de la página crimestoppers.nypdonline.org o por mensaje de texto a 274637 (CRIMES), seguido por TIP577. Todas las comunicaciones son estrictamente confidenciales.  

En medio del auge de la violencia, la presión aumenta sobre el alcalde Eric Adams, quien hoy se reunirá con los comandantes de la policía para discutir nuevas formas de abordar el crimen en la ciudad más poblada del país.

En lo que va de 2022, la ciudad ha visto un aumento de dos dígitos en varias categorías importantes de delitos, indicó Fox News. Las estadísticas de NYPD muestran que la cantidad de tiroteos este año hasta el domingo 17 de abril aumentó 9.9% en comparación con el mismo período de 2021, destacó New York Post. Y expertos temen que la situación empeore de cara al verano, tradicionalmente la época con más criminalidad.

La ola de violencia armada que vive la ciudad involucra a pistoleros menores y adultos, hombres y mujeres, y víctimas de todas las edades. Luego del auge en 2020 y 2021 particularmente entre jóvenes miembros y/o víctimas de pandillas, el 2022 sigue con la misma tendencia, poniendo un gran reto al nuevo alcalde Adams, quien ha encontrado obstáculos dentro de su propio partido demócrata y líderes de “Black Lives Matter” (BLM) para enfrentar la crisis.

En su visita en febrero a NYC tras el asesinato de dos jóvenes policías hispanos en Harlem, el presidente Joe Biden sí respaldó el plan del alcalde Adams para poner freno a la delincuencia y la violencia armada. También dio a conocer una iniciativa nacional contra el tráfico de armas ilegales.