El actor James Cromwell pega su mano a mostrador de Starbucks en Nueva York para protestar por cobrar extra las leches vegetales

James Cromwell, estrella de “Babe” pegó su mano a mostrador de Starbucks en protesta por el cobro extra a la leche vegetal. “Los clientes no deberían tener que pagar más para tener leche sin lácteos en sus bebidas”, señala PETA

El actor James Cromwell se pegó al mostrador de Starbucks pidiendo que deje de castigar a los clientes amables y conscientes del medio ambiente.
El actor James Cromwell se pegó al mostrador de Starbucks pidiendo que deje de castigar a los clientes amables y conscientes del medio ambiente.
Foto: Jason Merritt/TERM / Getty Images

El actor James Cromwell pegó su mano al mostrador de un Starbucks de Midtown, Manhattan para protestar por el pago extra que cobra la cadena por la leche vegetal.

Cromwell, estrella de Babe, cinta por la que estuvo nominado al Óscar se hizo vegano luego de haber participado en la película. Es actor y director honorario de PETA.

La protesta realizada el 10 de mayo fue organizada por PETA, el actor y otros miembros de la organización dijeron que estaban allí para representar a los 13,000 clientes que solicitaron que Starbucks elimine el cargo adicional por las alternativas vegetales a la leche por las que cobran 80 centavos más.

“Mis amigos de PETA y yo estamos pidiendo a Starbucks que deje de castigar a los clientes amables y conscientes del medio ambiente por elegir leches vegetales”, dijo Cromwell.

Los activistas argumentan que la industria láctea genera una gran cantidad de gases de efecto invernadero y contribuye al sufrimiento de los animales. Mientras que el cargo extra por la opción de leche vegetal es injusto para quienes son intolerantes a la lactosa.

PETA señala que Starbucks debería alentar a los clientes a elegir leche vegana y respetuosa con los animales en lugar de leche de vaca.

“Es increíble que Starbucks ofrezca tantas opciones deliciosas de leche vegana, como leche de coco, soya, avena y almendras, pero los clientes no deberían tener que pagar más para tener leche sin lácteos en sus bebidas”, dijo PETA en un comunicado.

Cromwell quien vestía una camiseta que decía “Liberen a los animales”, dijo que la compañía se beneficia del sufrimiento de los animales y el medio ambiente.

PETA explica que las vacas producen leche por la misma razón que los humanos, para nutrir a sus crías, pero los terneros en las granjas lecheras son apartados de sus madres cuando tienen solo 1 día de vida para que la leche de sus madres se pueda vender a los humanos.

La mayoría de las vacas criadas para la industria láctea están en confinamiento intensivo “algunas pasan toda su vida de pie sobre pisos de concreto; otras están confinados en lotes masivos y hacinados, donde se ven obligados a vivir en medio de sus propias heces”, explica la asociación.

Cromwell, otro activista que había pegado su mano al mostrador se separaron después de que llegara la policía y les pidió a los manifestantes que abandonaran la propiedad.

PETA señala que es hora de que Starbucks en Estados Unidos deje de cobrar extra a los clientes por elegir leches sin lácteos. Indica que en el Reino Unido y la mayoría de las tiendas de la compañía en Francia ya han eliminado el recargo por leche vegana, y sus tiendas en China, India y otros lugares ofrecen al menos una opción de leche vegana sin costo adicional.

Te puede interesar:
Carne cultivada de león, tigre y cebra podrá degustarse pronto en Nueva York
Restaurantes de comida rápida salvaron 700,000 animales ofreciendo carne hecha a base de plantas el año pasado
Starbucks volverá a aumentar los salarios… pero no para los trabajadores sindicalizados