Debate sobre estatus de Puerto Rico se calienta en el Congreso federal; activistas le piden a Steny Hoyer que le dé paso a proyecto de autodeterminación

Este martes, varios portavoces de organizaciones de puertorriqueños en la diáspora se movilizaron hasta Maryland para pedirle al líder de la mayoría demócrata en la Cámara de Representantes que considere el proyecto presentado por Nydia Velázquez y Alexandria Ocasio Cortez que busca crear una Asamblea Constitucional para resolver el problema del estatus en la isla, territorio estadounidense

El líder de la mayoría demócrata en la Cámara de Representantes federal Steny Hoyer se inclina al proyecto proestadidad para Puerto Rico presentado en el Congreso.
El líder de la mayoría demócrata en la Cámara de Representantes federal Steny Hoyer se inclina al proyecto proestadidad para Puerto Rico presentado en el Congreso.
Foto: Win McNamee / Getty Images


NUEVA YORK – Varios portavoces de organizaciones de puertorriqueños en la diáspora se movilizaron este martes hasta Maryland para pedirle al líder de la mayoría demócrata en la Cámara de Representantes, Steny Hoyer, que le dé prioridad al proyecto presentado por Nydia Velázquez y Alexandria Ocasio Cortez que busca crear una Asamblea Constitucional para resolver el problema del estatus en la isla, territorio estadounidense.

Al ritmo de música bomba, representantes de grupos como Power 4 Puerto Rico, CASA, Boricuas Unidos en la Diáspora y Puerto Rican Cultural Center se manifestaron en el exterior de la oficina de distrito de Hoyer en Greenbelt, Maryland.

“Hoy estoy aquí para pedirle a mi representante Hoyer su apoyo al H.R. 2070. Hoyer, líder de la mayoría, esta es la ley que apoyan los puertorriqueños, y como su constituyente, tiene mi apoyo también”, dijo Marissa, de la organización CASA, según consta en un tuit desde la cuenta de Power 4 Puerto Rico.

El director ejecutivo de CASA, Gustavo Torres, indicó que favorecen el proyecto progresista porque es el más inclusivo y democrático.

“Nosotros estamos con la gente de Puerto Rico y la comunidad de la diáspora en Estados Unidos para decirle a nuestro amigo y líder Hoyer que el tiempo ha llegado para promulgar un proceso de descolonización inclusivo, democrático y justo a través del Acta de Autodeterminación de Puerto Rico. CASA y sus miembros apoyan a los boricuas en su lucha para determinar su propio futuro”, planteó Torres en un comunicado de prensa.

Por su parte, Edil Sepúlveda, cofundador de Boricuas Unidos en la Diáspora (BUDPR), catalogó la medida como una de derechos humanos.

“Hoyer y los estadounidenses tienen que entender que Puerto Rico nunca ha ejercido su derecho a la autodeterminación. Como le ocurre a Ucrania hoy con Rusia, Puerto Rico fue invadido, ocupado y brutalmente colonizado por Estados Unidos, y nos mantenemos al margen de los buitres financieros y los intereses coloniales en Washington y Wall Street, mientras millones de puertorriqueños sufren de austeridad, miseria y pobreza. El tiempo ha llegado para que Hoyer y el Congreso impulse un proceso de autodeterminación real, serio, democrático e inclusivo…”, planteó el activista.

Hoyer se inclina por el proyecto pro estadidad o el Puerto Rico Statehood Admission Act (Acta de Admisión de Puerto Rico como Estado, H.R. 1522), del representante por Florida Darren Soto.

El anterior compite con el H.R. 2070 conocido como “Puerto Rico Self-Determination Act of 2021” (Acta de Autodeterminación de Puerto Rico de 2021).

Según la página Congress.gov, el proyecto proestadidad cuenta con 79 coauspiciadores; mientras que el 2070, tiene 76.

Ambos proyectos se encuentran ante la consideración del Comité de Recursos Naturales de la Cámara de Representantes federal, que lidera Raúl Grijalva, desde el verano pasado.

La manifestación de hoy se da en medio de reportes de que Grijalva podría llegar a un consenso con respecto al debate de ambas medidas este mes.

Los manifestantes que acudieron hoy a Maryland aseguran que al menos 100 organizaciones de boricuas en EE.UU. favorecen la legislación presentada por Velázquez y Ocasio-Cortez.

Este lunes, como parte del avivamiento de la discusión sobre el problema del estatus en Puerto Rico, la organización de derechos civiles más grande de EE.UU., la Liga de Ciudadanos Latinoamericanos Unidos (LULAC), expresó su apoyo a la medida proestadidad.

“El momento es ahora”, indicó Sindy Benavides, CEO de LULAC, según citada por The Hill.

“Nosotros vemos continuamente cómo nuestra comunidad puertorriqueña es tratada como ciudadanos de segunda clase, el hecho de que hay más de 235,000 hombres y mujeres que han servido honorablemente en la milicia, que han perdido sus vidas, y todavía no pueden votar por el presidente de Estados Unidos, es un doble estándar”, planteó la directora ejecutiva.

El 3 de noviembre del 2020, se realizó una sexta consulta en la isla en la que los boricuas debían seleccionar “sí” o “no” a la pregunta de si Puerto Rico debía convertirse en un estado. El plebiscito fue realizado como uno complementaria a la elección general por parte de los miembros del oficialista Partido Nuevo Progresista (PNP).

Un 52% de los participantes en la elección apoyó la estadidad.

Sin embargo, los detractores al proceso alegan que la muestra no es representativa de la mayoría del electorado en Puerto Rico, que el proceso estaba inclinado a la estadidad y que no era vinculante.

“Una papeleta para un referéndum por la estadidad en el 2017 tuvo una participación electoral del 23% luego de un boicot de las partidos políticos de oposición. El referéndum del 2020 obtuvo un 52% de apoyo, pero incluía solo una pregunta ‘sí’ o ‘no’: ¿debe Puerto Rico convertirse en estado? Lo que no es representativo de otras opciones”, argumentó Ocasio-Cortez en su cuenta de Twitter.

El proyecto de Ocasio-Cortez y Velázquez propone la creación de una Asamblea Constitucional de Estatus con delegados elegidos por los votantes puertorriqueños. Estos representantes deberán redactar un plan de transición para acompañar cada una de las opciones de autodeterminación, que pueden ser la estadidad, la independencia y la libre asociación. Las alternativas serán presentadas a los puertorriqueños que deberán elegir por mayoría la que prefieran en un referéndum avalado por el Congreso.

Mientras que el proyecto presentado por Soto busca que Puerto Rico sea admitido como estado de la Unión, al igual que Alaska y Hawái. Los favorecedores de la medida, muchos de estos estadistas del Partido Nuevo Progresista en la Isla, sostienen que el 52% que votó “sí” por la estadidad en el plebiscito es prueba de que la mayoría de la población puertorriqueña prefiere dicha opción.

Hace dos semanas, la comisionada residente en Washington, Jenniffer González, junto al gobernador Pedro Pierluisi y unos 14 legisladores federales exhortaron a los líderes del Congreso adelantar el proyecto de ley que propone un referéndum para encaminar la admisión de Puerto Rico como el estado 51 de la Unión.

El pasado 2 de marzo, González junto a Soto y otros congresistas anunciaron la radicación de legislación que sienta las bases para el proceso de admisión de Puerto Rico como estado de EE.UU.

Mientras que la organización Demócratas Progresistas de Estados Unidos (PDA) llevó un foro virtual para insistir en su respaldo al otro proyecto.

Te puede interesar:

Divisiva audiencia en la Cámara de EE.UU. para resolver estatus de Puerto Rico se centra en reporte del Departamento de Justicia federal