Nueva York demanda a 10 fabricantes de pistolas por “avivar la crisis de violencia armada” en el estado

La fiscalía estatal presentó hoy una demanda histórica contra diez empresas minoristas de armas en EE.UU. "No vamos a permitir que conviertan a Nueva York en una ciudad de asesinatos por correo", dijo el alcalde Adams

Más de 13,000 personas mueren cada año en EE.UU.  por armas de fuego.
Más de 13,000 personas mueren cada año en EE.UU. por armas de fuego.
Foto: Spencer Platt / Getty Images

La fiscalía estatal de Nueva York presentó hoy una demanda histórica contra diez empresas minoristas de armas en EE.UU. a las que acusa de “avivar la crisis de violencia armada y poner en peligro a los neoyorquinos”.

Las quejas legales son las primeras presentadas por funcionarios en virtud de una nueva ley estatal destinada a responsabilizar a los fabricantes de armas de fuego por la violencia, destacó The New York Times.

La demanda sostiene que estas compañías “vendieron decenas de miles de marcos y armazones ilegales e inacabados a los neoyorquinos, que luego se convirtieron en pistolas sin número de serie e imposibles de rastrear, así como en armas de estilo asalto” que son conocidas como “pistolas fantasma” (ghost guns).

En concreto, la demanda incluye a las compañías Brownells, Blackhawk Manufacturing Group, Salvo Technologies (80 P Builder o 80P Freedom), G.S. Performance, Indie Guns, Primary Arms, Arm or Ally, Rainier Arms, KM Tactical y Rock Slide USA, enumeró la agencia EFE.

“No vamos a permitir que las empresas de armas conviertan a Nueva York en una ciudad de asesinatos por correo”

Alcalde Eric Adams

Según la fiscal estatal Letitia James, estas distribuidoras han violado varias leyes, entre ellas la de licencia de armas del estado de Nueva York, vendiendo productos a delincuentes y a otras personas sin revisar sus antecedentes.

“No debería haber más inmunidad para los distribuidores de armas que causan daños y estragos en Nueva York. La demanda de hoy responsabiliza a 10 vendedores de armas por avivar la crisis de violencia armada y poner en peligro a los neoyorquinos. Las armas ilegales no pertenecen a nuestras calles ni a nuestras comunidades y utilizaremos todas las herramientas necesarias para erradicarlas”, dijo James en una conferencia de prensa, acompañada por el alcalde de Nueva York, Eric Adams.

Adams también anunció la presentación de una demanda a nivel federal contra cinco de esas empresas que venden armas en línea: Arm or Ally, 80P Builder, Rockslide USA, Rainier Arms e Indie Guns. “No vamos a permitir que las empresas de armas conviertan a Nueva York en una ciudad de asesinatos por correo”, dijo el alcalde en referencia al envío de piezas de armamento vía postal.

Ello se hizo “en violación de las leyes del estado de Nueva York y de la ciudad de Nueva York que hacen que tales ventas sean ilegales. Estos componentes de armas se ensamblan fácilmente como armas mortales ilegales e imposibles de rastrear”, recoge la denuncia.

Esta demanda se produce una semana después de que el Tribunal Supremo de EE.UU. tumbara una ley del estado Nueva York que prohibía llevar armamento en público, lo que James calificó en su momento de “increíblemente decepcionante”.

Nueva York lleva meses intentando frenar el aumento rampante de los crímenes con armas de fuego, que comenzaron a subir desde la pandemia del coronavirus en 2020. En los últimos años la ola de violencia armada que vive NYC involucra a pistoleros menores y adultos, hombres y mujeres, y víctimas de todas las edades.

Luego del auge de violencia armada en 2020 y 2021 particularmente entre jóvenes miembros y/o víctimas de pandillas, el 2022 sigue con la misma tendencia, poniendo un gran reto al nuevo alcalde Adams, quien desde que asumió el cargo en enero ha encontrado obstáculos dentro de su propio partido demócrata y líderes de “Black Lives Matter” (BLM) para enfrentar la crisis.