Más de 3,000 inmigrantes han llegado a Nueva York, copando los refugios; alcalde Adams llama “cobardes” a gobernadores de Texas y Arizona por enviarlos en buses

Más de 3,000 inmigrantes han llegado a la NYC desde mayo, incluido “un aumento significativo en familias con niños”. El alcalde dice que los envíos en buses desde Texas y Arizona son "cobardes" y han copado los recursos para personas sin hogar

El cruce de indocumentados ha aumentado considerablemente en el gobierno de Biden.
El cruce de indocumentados ha aumentado considerablemente en el gobierno de Biden.
Foto: CHANDAN KHANNA / AFP / Getty Images

Como “cobardes” calificó el alcalde demócrata Eric Adams a los gobernadores republicanos de Texas y Arizona por enviar masivamente indocumentados en autobuses a NYC y Washington DC desde la frontera sur, la mayoría de ellos hispanos que están cruzando desde varios países vía México.

La situación ha copado los refugios para personas sin hogar en Nueva York, aumentando la crisis de indigencia en la ciudad, que muchos asocian además con la violencia callejera. Por eso mismo, previamente esta semana Adams había exigido mayores recursos federales al presidente Joe Biden. Pero hasta ahora el mandatario, que guarda reposo por COVID, no le ha respondido públicamente.

“Nuestro país es el hogar de los libres, la tierra de los valientes”, dijo Adams durante una conferencia de prensa sobre el tema en el Ayuntamiento el jueves. “No nos volvemos cobardes y rechazamos a las personas que buscan ayuda”.

“Nueva York va a hacer su parte, pero ahora tenemos un sistema de refugio sobrecargado”, había dicho Adams el martes. Cuando se le presionó para que diera detalles sobre la llegada de los inmigrantes a NYC, comentó: “Necesitamos investigar cómo les dan los boletos de ida” para venir.

Los gobernadores de Texas y Arizona, Greg Abbott y Doug Ducey, han admitido el envío de inmigrantes a la capital de la nación en rechazo a las políticas de inmigración del presidente Biden, pero han negado que los estén mandando a Nueva York.

Adams no les cree. Un portavoz de Abbott reiteró el jueves que no es Texas el que está enviando inmigrantes a NYC, sino sugirió que la administración Biden es la culpable. “El alcalde Adams debería consultar con el presidente Biden si su administración es la que arroja inmigrantes en su ciudad, como lo han estado haciendo en las ciudades fronterizas de Texas durante meses”, dijo la secretaria de prensa del gobernador, Renae Eze.

“El alcalde Adams debería consultar con el presidente Biden si su administración es la que arroja inmigrantes en su ciudad”

Renae Eze, vocera del gobernador de Texas

El domingo, la alcaldesa demócrata de Washington DC, Muriel Bowser, calificó la situación como “un problema muy importante”. “Seguro que hemos pedido al gobierno federal que trabaje más allá de las fronteras estatales para evitar que las personas sean realmente engañadas para subirse a los autobuses”, dijo en el programa Face the Nation/CBS.

La creciente guerra de palabras entre líderes regionales del país se produjo después de que Adams acusó por primera vez el martes a los dos gobernadores de enviar a inmigrantes a la ciudad de Nueva York. Pero ellos replicaron acusando a Biden de hacer “acusaciones políticas infundadas” y dijeron que el alcalde de NYC “necesita aclarar los hechos”.

Ese mismo día, el gobernador republicano de Arizona escribió en Twitter: “El alcalde Adams necesita aclarar los hechos y prestar más atención a lo que realmente está sucediendo porque la seguridad de nuestra nación depende de ello”. “El estado de Arizona proporciona transporte voluntario para los solicitantes de asilo solo a Washington DC, no a Nueva York”, agregó.

El comisionado del Departamento de Servicios Sociales (DHS) de NYC, Gary Jenkins, dijo que la última estimación es que más de 3,000 inmigrantes han llegado a la ciudad desde mayo, incluido “un aumento significativo en las familias con niños”.

Una migrante que huyó de la crisis humanitaria en Venezuela, que habló esta semana con New York Post frente a un centro de admisión de personas sin hogar en El Bronx, dijo que los funcionarios de inmigración en San Antonio (Texas) concertaron una cita para que ella, su esposo y sus cuatro hijos se reunieran con un abogado en ese condado para que pudieran podían pedir asilo, aunque ellos no pidieron que los enviaran a Nueva York.

Desde el 1 de octubre, la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP) ha detenido a más de 1,7 millones de migrantes a lo largo de la frontera con México, según cifras oficiales publicadas recientemente.