Saraí Llanos, ecuatoriana hallada muerta en Atlanta, salió voluntariamente de hotel en el que se hospedaba antes de desaparecer

La inmigrante de 19 años se había mudado recientemente desde Chicago bajo la promesa de un mejor trabajo como mesera; sin embargo, supuestamente, querían obligarla a trabajos sexuales

La ecuatoriana Saraí Llanos fue hallada muerta en Georgia tras negarse a ejercer labores como dama de compañía.
La ecuatoriana Saraí Llanos fue hallada muerta en Georgia tras negarse a ejercer labores como dama de compañía.
Foto: Oficina del Alguacil del Condado Hall / Cortesía

La ecuatoriana Saraí Llanos, hallada muerta en Georgia, habría salido por su cuenta del hotel en el que se hospedaba horas antes de que fuera reportada desaparecida el 15 de junio.

Gardenia Gómez, madre de la joven de 19 años, dijo a Univision Noticias que personal del hotel SpringHill donde se estaba hospedando en Atlanta desde que se mudó de Chicago, la llamó para informarle que su hija salió caminando del lugar.

“El hotel me llamó a mí”, contó Gómez a la cadena. “Me dicen: ‘Señora, su hija no está en el cuarto, ha salido desde las 12:30 de la noche. Salió caminando, nadie la forzó. Alguien la vino a ver en un carro'”, recordó la mujer que reside en Guayaquil.

Fue un trabajador mexicano de la hospedería quien subió a la habitación, revisó y alertó a la madre. “Las cosas están intactas. Como que tu hija salió y nunca regresó”, le dijo el empleado.

Gómez sospecha que su hija fue víctima de una mujer conocida como “la rusa”, quien era su empleadora. “Tiene que ser que con engaños la sacó (…) ¿Para qué saldría mi hija si no conoce nada? ¿Si tenía dos o tres días de haber llegado ahí?”, declaró la mujer.

La ecuatoriana llamó a la rusa y ésta le dijo: “‘Tu hija tiene que haber ido con algún enamoradito por ahí, ni hagas nada, ni pongas denuncia. Entre sábado y domingo van a venir y te la dejan botada aquí afuera, cuando ya se cansen de ella’. Así me contestó”.

El día antes de la desaparición, Saraí le manifestó a su madre que la rusa la había engañado. Aparentemente, a Saraí la convencieron de mudarse a Atlanta para trabajar de mesera con un mejor salario. Sin embargo, al llegar al estado, le notificaron que las labores serían como dama de compañía, a lo que, molesta, se negó.

Saraí le indicó a su empleadora que la denunciaría ante las autoridades. Tras la amenaza, se le perdió el rastro.

El cuerpo de Saraí fue hallado por un trabajador de limpieza de un parque de Atlanta cerca de un lago el 20 de junio. El cuerpo estuvo 10 días en la nevera de una morgue hasta que fue identificado.

La Oficina del Sheriff del condado Hall confirmó esta semana que los restos correspondían a Saraí.

Previamente, esa oficina divulgó un dibujo de un hombre que es persona de interés en el caso. A este se le ve caminando la madrugada del 15 de junio por la zona en la que la joven fue abandonada.  Imágenes de cámaras de seguridad lo ubican por la zona.

Al momento, no se han reportado arrestados como resultado de la investigación que continúa abierta.

Saraí llegó hasta Chicago con la ayuda de su padrino, quien le compró el boleto de avión, en busca de un empleo que le permitiera mantener a sus dos hijos, de tres años y medio y un año y medio, así como a su madre.

La guayaquileña pasó unos 10 meses con su padrino. En ese tiempo lo ayudó en el negocio de comida típica ecuatoriana del que era propietario.

“Mami, EE.UU. es lindo”, le dijo Saraí a su mamá poco después de haber llegado a Chicago.

Posteriormente, un amigo de Guayaquil le dijo a Saraí que tenía una amiga a la que apodaban “Shakira”, que la podía ayudar a conseguir un mejor empleo en EE.UU. Shakira fue quien la conectó con la rusa. Lo primero que le dijeron a Saraí es que trabajaría en Atlanta como mesera en un hotel Marriott.

Te puede interesar:

Madre de ecuatoriana asesinada en Georgia tras negarse a laborar como dama de compañía clama para que la ayuden a viajar a EE.UU. para identificar el cadáver