El FBI buscó documentos clasificados sobre armas nucleares en casa de Trump

La redada responde a la preocupación del gobierno de que los documentos que Trump se llevó consigo al dejar la Casa Blanca contengan información sensible de seguridad nacional

No se aclaró si la información era referente a armamento nuclear en posesión de EE.UU. o de potencias extranjeras.
No se aclaró si la información era referente a armamento nuclear en posesión de EE.UU. o de potencias extranjeras.
Foto: GIORGIO VIERA / AFP / Getty Images

El FBI buscó localizar documentos clasificados relacionados con armas nucleares, entre otros artículos, cuando los agentes registraron esta semana el resort Mar-a-Lago del expresidente Donald Trump en Palm Beach, Florida, según publicó este jueves el diario The Washington Post.

El Post, que citó a fuentes anónimas cercanas a la investigación, indicó que la redada responde a la preocupación en el Gobierno estadounidense de que los documentos que Trump se llevó consigo al dejar la Presidencia y que contienen información sensible caigan en malas manos.

Las fuentes no aclararon si la información que supuestamente se encontraba en casa de Trump era referente a armamento nuclear en posesión de EE.UU. o de potencias extranjeras, y tampoco detallaron si efectivamente se encontró este material.

De acuerdo a CNN, la investigación criminal comenzó con preocupaciones sobre la falta de documentos planteadas por los Archivos Nacionales, que hicieron una referencia criminal al Departamento de Justicia al descubrir documentos altamente confidenciales entre los materiales recuperados de Mar-a-Lago en enero.

Las 15 cajas contenían algunos materiales que formaban parte de programas especiales de acceso (SAP), una clasificación que incluye protocolos para limitar significativamente quién tendría acceso a la información, según una fuente familiarizada con lo que los Archivos descubrieron en las cajas. Eso condujo a entrevistas del FBI con ayudantes de citaciones del gran jurado para la búsqueda e incautación de documentos autorizada por el tribunal de esta semana.

Aunque el fiscal general Merrick Garland se ha negado a compartir detalles específicos sobre el registro, dijo el jueves que “aprobó personalmente” la decisión de solicitar una orden judicial para el registro de la casa de Trump en Florida.

En una breve declaración tras la cual no aceptó preguntas, Garland defendió la legalidad del registro y señaló que este tipo de decisiones no se toman “a la ligera”.

Siempre que es posible, aclaró, se opta por medios “menos intrusivos” como alternativa.

La orden de registro fue autorizada por un tribunal federal y el inventario de propiedad es un documento que la ley federal exige que las fuerzas del orden dejen al dueño del lugar.

Según indicaron medios estadounidenses, los abogados de Trump tienen hasta el viernes a las 15:00 hora local (19:00 horas GMT) para presentar objeciones ante la Corte a la petición para que se haga pública la orden.

El primero en informar de la redada a la mansión de Florida había sido el propio Trump en sus redes sociales: “Es su derecho”, dijo el fiscal general, según el cual los abogados del exmandatario republicano recibieron ese mismo día una copia de la orden de registro y del inventario del FBI.

Garland destacó que la adhesión al estado de derecho es el “principio fundamental” del Departamento de Justicia y de la democracia estadounidense, y apuntó que nadie está por encima de la ley.

“Defender el estado de derecho significa aplicar la ley de manera uniforme sin temor ni favoritismo. Bajo mi supervisión, eso es precisamente lo que está haciendo el Departamento de Justicia”, dijo en esa breve intervención televisada, en la que criticó los ataques y amenazas lanzados contra las fuerzas del orden.

Leer más:
Fiscal general Garland defiende al FBI por operativo contra Trump; pide a tribunal hacer pública orden de cateo
FBI pidió a Trump los archivos oficiales antes de operativo en Mar-a-Lago
Las causas pendientes con la justicia que rodean a Donald Trump