Los corgis de la reina Isabel II la extrañan mucho, asegura su entrenador

La reina Isabel II crió 10 generaciones de corgis desde que le regalaron una Pembroke corgi llamada Susan a la edad de 18 años y ahora el exentrenador Roger Mugford ha dicho que sus dos últimas mascotas, llamadas Sandy y Muick, son conscientes de su muerte y que, incluso, la extrañan

Los corgis de la reina Isabel estuvieron esperándola en su funeral.
Los corgis de la reina Isabel estuvieron esperándola en su funeral.
Foto: Peter Nicholls-WPA Pool / Getty Images

La difunta reina Isabel II era conocida por su afición a los animales, pero una raza particular de perros de patas cortas se convirtió en el icónico compañero de la monarca con el reinado récord de 70 años.

En el momento de su muerte, Isabel era dueña de cuatro perros: dos corgis galeses de Pembroke llamados Muick y Sandy, un dorgi mayor llamado Candy y un cocker spaniel llamado Lissy, aunque en realidad crió 10 generaciones de corgis desde que le regalaron, a la edad de 18, una Pembroke corgi llamada Susan.

Y tras su fallecimiento el pasado 8 de septiembre, muchos se preguntaron: ¿Quién heredará los corgis de la reina Isabel y si saben que su amo acaba de morir? 

Dudo que se sientan tan dolidos, porque estaban acostumbrados a ser cuidados por otros miembros de la casa y, por supuesto, por el príncipe Andrew, que estuvo presente en el momento de la muerte y que ahora se hace cargo de su cuidado”, dijo el entrenador Roger Mugford durante una charla con ETOnline.

Si bien Roger añadió: “Estoy seguro de que sabían que Su Majestad estaba decayendo y de que la extrañan”.

“Fue tan encantador que, en sus últimos años, tuviera dos pequeños corgis y otros perros a su alrededor. No hay duda de que, en cualquier etapa de nuestra vida, pero particularmente cuando sentimos que estamos declinando, es increíble acariciar y ser amado por un admirador acrítico como lo es un perro. Eso es un gran consuelo”, señaló.

Como lo dijo Roger Mugford, los últimos dos corgis de la reina vivirán con su hijo, el príncipe Andrew, y su exesposa, quienes aún viven juntos, ya que ellos junto a sus hijas se los regalaron a la monarca el año pasado cuando el duque de Edimburgo estaba hospitalizado.

Sí, Isabel era la reina y tenía importantes deberes constitucionales. Pero sus allegados hablan de cómo era más feliz viviendo la vida como una campesina, disfrutando de la compañía de sus animales.

Así que quizás fue apropiado que sus perros estuvieran presentes durante su funeral.

Sigue leyendo: La reina Isabel II “’murió de un corazón roto”
El funeral de la reina Isabel II fue visto por una audiencia récord
La música del funeral de la reina Isabel II incluyó guiños a su boda y a su fe cristiana
Cuál era la dieta de clase alta de los perros corgis de la reina Isabel II