Estados Unidos se despide del Mundial de Qatar con derrota ante Países Bajos por 3-1

El Team USA cayó en los octavos de final de una Copa del Mundo en la que jugó bien pero pagó cara su inexperiencia

Daley Blind celebra el segundo gol holandés. Christian Pulisic se lamenta.
Daley Blind celebra el segundo gol holandés. Christian Pulisic se lamenta.
Foto: Dan Mullan / Getty Images

DOHA, Qatar – La inexperiencia acabó pasando factura. Estados Unidos, la selección que puso sobre el césped los onces titulares más jóvenes del Mundial Qatar 2022, se despidió con una derrota contra Países Bajos cuyo resultado (3-1) no reflejó lo que se vio en la cancha.

La derrota de hoy es dura. Pero el Team USA completó un Mundial más que decente, con una victoria, dos empates en los que fue dominante, y una derrota. La juventud del equipo, con la mayoría de los integrantes en clubes de las ligas europeas más fuertes, hace pensar que hay buenos mimbres para la Copa de Mundo del 2026 en Estados Unidos, México y Canadá.

El partido en el Estadio Internacional Khalifa de Doha, el templo del deporte qatarí y el único que no es totalmente nuevo para este Mundial, arrancó con un Estados Unidos dominante. Ya en el minuto 2 Christian Pulisic tuvo una ocasión inmejorable, sólo ante el arquero holandés Andries Noppert. Pero su golpe, inocente, encontró el pie del guardameta naranja, hoy vestido de morado.

En un contraataque por la misma banda de Pulisic, EE.UU. volvió a tener una superioridad que no supo aprovechar. Lo que sí hizo en el minuto 10 Memphis Depay en la primera llegada de Países Bajos. En el fútbol hay una ley: el que perdona, pierde. Y hoy se cumplió una vez más.

Los de Gregg Berhalter no se vinieron abajo pese al tempranero mazazo. Son un equipo enérgico, alegre, rápido… e inocente en las dos áreas. Cuando se cumplía el tiempo reglamentario del primer periodo, en esos minutos en que ningún equipo quiere recibir un gol, otra jugada que parecía no tener demasiado peligro se convirtió en un centro raso que la defensa estadounidense no alcanzó a cortar. Daley Blind, hijo del mítico Danny Blind capitán del Ajax de Amsterdam, remató con la derecha para poner el 2-0 en el marcador.

Tras el descanso, los jóvenes estadounidenses se lanzaron al ataque con más corazón que juego y cabeza. La toma de riesgos, inevitable si querían remontar, les llevó a dejar espacios atrás que una y otra vez aprovechaba Depay, aunque sin acierto en los metros finales y también anulado por una gran actuación de Matt Turner, arquero del Team USA.

En el otro área, Haji Wright, que había ingresado desde la banca sustituyendo a un hoy errático Timothy Weah, comenzaba a crear peligro por la derecha. Inmediatamente después de “disparar al muñeco” y desaprovechar la mejor ocasión hasta el momento de la segunda parte, logró rematar no se sabe cómo un centro de Pulisic que botó por encima de Noppert para reducir la distancia en el minuto 76.

El partido, que ya era un poco correcalles, se rompió totalmente con los estadounidenses volcados al ataque. Una jugada por la izquierda de Holanda terminó en un centro al segundo palo con la defensa totalmente descolocada. Denzel Dumfries remató a placer con la izquierda para el 3-1.

Excesivo castigo para una selección de Estados Unidos que necesita ganar experiencia en las grandes citas. Esperemos que este Mundial les haya servido para ello.

Ahora, el conjunto europeo deberá esperar por el resultado del encuentro entre Argentina y Australia para conocer quién será su rival en los cuartos de final de esta Copa del Mundo, en la que, junto a Inglaterra, Marruecos y Croacia, se mantienen como los únicos equipos invictos.

Lea también:
Malas noticias para Brasil: Dos de sus estrellas se pierden lo que resta del Mundial
Futbolistas, periodistas y la afición brasileña, envían mensajes de ánimo a Pelé por su delicado estado de salud
Las 5 imágenes más destacadas de la fase de grupos del Mundial Qatar 2022