Homicidio en pasillo de edificio residencial: violencia sin freno en Nueva York

Un hombre murió baleado en el pasillo de un edificio de viviendas públicas (NYCHA) anoche en El Bronx cuando discutió con un individuo que huyó de la escena

Escena criminal marcada por NYPD, 2020.
Escena criminal marcada por NYPD, 2020.
Foto: AFP / Getty Images

Un hombre fue asesinado baleado en el pasillo de un edificio de vivienda pública (NYCHA) anoche en El Bronx.

Según la policía de Nueva York, el hombre tenía 41 años y estaba en un pasillo del tercer piso de Baychester Houses en Schieffelin Place cerca de E. 225th St., vecindario Edenwald, cuando tuvo una discusión con un individuo alrededor de las 8:10 p.m.

El pistolero le disparó a la víctima una vez en el pecho. Luego se dio a la fuga. Los médicos llevaron al herido al Hospital Jacobi, pero no pudieron salvarlo. No fue identificado en espera de notificación familiar, informó Daily News. Tampoco está claro si el fallecido y/o el atacante vivían en ese edificio.

No se han realizado arrestos ni identificado sospechosos. Quien posea información debe llamar a 1-800-577-TIPS (8477) y en español 1-888-57-PISTA (74782). También a través de la página crimestoppers.nypdonline.org o por mensaje de texto a 274637 (CRIMES), seguido por TIP577. Todas las comunicaciones son estrictamente confidenciales.  

En un caso similar, la tarde del lunes dos hombres murieron baleados en edificios de vivienda pública NYCHA, uno de ellos muy cerca de la sede principal de NYPD en el Bajo Manhattan.

La noche del martes un hombre mayor y tres adolescentes fueron hospitalizadas después de resultar heridos en un tiroteo frente a un restaurante “deli” en un vecindario “tranquilo” en El Bronx.

Luego del auge de tiroteos en 2020 y 2021 particularmente entre jóvenes miembros y/o víctimas de pandillas, el 2022 ha mantenido la misma tendencia. En muchos casos los pistoleros usan armas “fantasma”, llamadas así porque carecen de serial para ser rastreadas y suelen ser de fabricación casera.

Los jóvenes son cada vez más protagonistas en la violencia armada de Nueva York como víctimas y victimarios, particularmente balaceras y ataques con armas blancas. Un reciente informe de la policía de Nueva York encontró que la reincidencia entre los adolescentes aumentó drásticamente durante los últimos cinco años.