Cómo quitar lo amargo al café fácilmente

El amargor del café puede reducirse de inmediato con el truco de sal probado por científicos de alimentos. Revisamos cómo funciona y qué tan fácil es aplicarlo

El sabor extremadamente amargo del café puede solicionarse.
El sabor extremadamente amargo del café puede solicionarse.
Foto: Shutterstock

El café es una de las bebidas favoritas de los estadounidenses y una de las más consumidas en el planeta. Muchas personas suelen disfrutar de un buen café con un sabor tostado amargo. Aunque, en ocasiones, el café puede resultar demasiado amargo o las personas son muy sensibles al amargor; para estos casos hay una manera sencilla de mejorar su sabor.

De manera natural el café es un poco amargo. Cuanto más claro es el tueste, más claro es el color y el sabor tostado y mayor su acidez. Los tuestes oscuros producen un grano negro con poca acidez y un sabor tostado amargo.

En cuanto a su contenido de cafeína, la Fuente de Nutrición de Harvard señala que los tuestes más ligeros tienen una concentración ligeramente más alta que los oscuros.

Existen varias razones por las que el café puede resultar excesivamente amargo. La causa puede estar en los granos o en la preparación. Entre las posibles causas se encuentran:

Granos de café rancios o de mala calidad, con hongos o insectos.
-Molido de café demasiado fino.
-Preparar el café durante demasiado tiempo.
-Usar agua demasiado caliente.
-Usar demasiado café para la proporción de agua.
-Preparar el café en un equipo sucio.
-Preparar el mismo café molido más de una vez.

Truco sencillo para reducir el sabor amargo del café

La sal es el ingrediente básico de la cocina que puede ser efectivo para disminuir la percepción del sabor amargo del café. Basta una pizca de sal al preparar el café para enmascarar el amargor.

Además de bloquear los sabores amargos, la sal también puede amplificar el sabor del café.

Ajusta el sabor del café de manera gradual, comienza con muy poca sal en tu taza, revuelve y prueba. Agrega un poco más de sal si continuas percibiendo un sabor amargo.

La científica en alimentos, Según Bryson Jackson, dice a través de Well + Good que agregar uno o dos granos de sal al café amargo suprime los receptores en la lengua que normalmente alertan al cerebro sobre su sabor amargo.

“La idea es que la sal se une a los receptores del sabor y bloquea los compuestos amargos para que no se unan a los receptores del sabor amargo”, dice Bryson. “Suprimir esa señal también le permite probar y disfrutar mejor los otros sabores asociados con el café”, explica.

Te puede interesar:
Agrega canela al café para un mejor estímulo al metabolismo
Cuál es el mejor café para la salud intestinal
Beber café todos los días reduciría un 30% la muerte prematura, según nuevo estudio