Activistas de NYC reciben con alivio la extensión de DACA

La medida, que beneficia a unos 95,000 jóvenes del estado amparados con ese alivio migratorio, fue recibida con agrado pero el gobierno acabó con la esperanza de DAPA
Sigue a El Diario NY en Facebook
Activistas de NYC reciben con alivio la extensión de DACA
Antonio Alarcon, quien trabaja como coordinador en Se Hace Camino en Queens.
Foto: Mariela Lombard / El Diario NY

Desde que Donald Trump inició su camino hacia la Casa Blanca había amenazado con poner fin al programa de Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA), pero justo el día en que se cumplió el quinto aniversario de la implementación del alivio migratorio, creado por la administración Obama, el gobierno federal anunció que no acabará con esa protección especial para los llamados “soñadores”.

La respuesta de la administración Trump fue recibida en la Gran Manzana como un triunfo para los casi 800,000 jóvenes amparados con DACA que hay en el país, de los cuales 95,000 viven en el estado de Nueva York. La mala noticia es que el Departamento de Seguridad Nacional decidió poner fin a la posibilidad de implementar la Acción Diferida que beneficiaba a los padres indocumentados de hijos con ciudadanía o residencia permanente (DAPA).

“Después de meses de amenazas absurdas y crueles, la decisión del Departamento de Seguridad Nacional de mantener DACA es una gran victoria para estos jóvenes que crecieron en este país y tienen permiso legal para vivir aquí”, aseguró Steven Choi, director ejecutivo de la Coalición de Inmigración de Nueva York, agregando que ahora urge seguir la lucha para que estos jóvenes tengan un camino a la ciudadanía. “Aunque la administración ha abandonado decepcionantemente DAPA, este es un importante reconocimiento de los valores que realmente hacen a Estados Unidos grande: oportunidad y justicia para todos”.

Entre tanto, Héctor Figueroa, presidente de la unión sindical 32BJ, lamentó que el Gobierno federal decidiera dejar atrás del camino al programa DAPA, que hubiese aplazado las deportaciones de los padres indocumentados de ciudadanos estadounidenses o residentes permanentes.

“Nuestros corazones se encuentran hoy partidos por los padres de miles de Dreamers que representan lo mejor que nuestro país puede ofrecer”, dijo el líder sindical. “Continuaremos nuestra lucha a favor de todos los inmigrantes que trabajan tan duro y que vinieron a este país para buscar una vida mejor para sí mismos y para sus familias”.

Antonio Alarcón, beneficiario de DACA y miembro de la organización Se hace camino Nueva York, dejó ver que el anuncio del gobierno federal tiene un sabor agridulce.

“Para los jóvenes inmigrantes como yo, esto significa que podremos seguir viviendo, estudiando y trabajando en los Estados Unidos sin el temor de ser arrancados de nuestras familias y de nuestra comunidad”, comentó el joven, dando crédito a la lucha organizada que desde el día de las elecciones presidenciales ha mantenido la comunidad inmigrante. “Al mismo tiempo, sabemos que la administración Trump está tomando medidas todos los días, incluso con la rescisión de DAPA y los memorandos ampliados de DACA que prometieron esperanza a millones de personas, para atacar a nuestras familias”.