Demanda millonaria contra MTA por descarrilamiento del tren A

Sheena Tucker pedirá una indemnización de $5 millones por daños físicos, gastos médicos y trauma
Sigue a El Diario NY en Facebook
Demanda millonaria contra MTA por descarrilamiento del tren A
Descarrilamiento del tren A en la estacion 125 en Harlem, deja a 30 usuarios heridos y a centenares sin servicio.
Foto: Mariela Lombard / El Diario NY

Varios de los heridos por el descarrilamiento del tren A del pasado martes denunciarán a la Agencia Metropolitana de Transporte (MTA) por las heridas, sufrimiento y gastos médicos acarreados por culpa de un trozo de raíl en medio de la vía que provocó que dos vagones del Subway chocaran contra una de las paredes de la estación de la calle 125.

Sheena Tucker, 31, es una de las decididas a denunciar a la agencia, según ha podido saber este diario. Tucker enumeró en su queja lesiones, dolor, sufrimiento, gastos médicos, trauma físico y pérdida de algunas de sus capacidades acusando a MTA de actuar con “negligencia, imprudencia y descuido” por lo que pide una indemnización $5 millones de dólares.

En la denuncia, Tucker expuso varios de los problemas que tratará de cambiar Joe Lhota para mejorar el sistema. Entre las cosas que fallaron, la víctima denunció una mala comunicación en momentos de emergencia, seguridad raquítica, vagones y raíles defectuosos e incluso les acusó de no proporcionar acceso cómodo de salida a los pasajeros que quedaron atrapados envueltos en una humareda insoportable. Tuvo que ir al hospital por su cuenta.

Pensaba que iba a morir“, dijo Tucker a The Daily News. “Pensaba que era un ataque terrorista. La gente dentro del tren intentó romper los cristales para salir”. No volverá subirse a un tren de MTA, según confesó.

Rocío Delances, 41, es otra de las víctimas del descarrilamiento, y también tiene pensado poner una denuncia. En declaraciones recogidas por ese mismo medio confesó que no creía que iba a llegar viva a su casa. “Intenté llamar a mi familia, pero no había señal”, explicó. “Temí por mi vida, pasé demasiado tiempo ahí encerrada”.

Tras Tucker y Delances se estima que podría haber más víctimas con intenciones de denunciar a la agencia, que está teniendo un año para olvidar.