Piden declarar “estado de emergencia” ante la crisis en NYCHA

El Concejo Municipal convocó además una audiencia para el 6 de febrero para examinar los problemas en las viviendas públicas
Piden declarar “estado de emergencia” ante la crisis en NYCHA
Fernando Riollano. Hispanos del Lower Eastside opinan sobre las deficiencias en sus apartamentos en NYCHA.
Foto: Mariela Lombard / El Diario NY

La crisis en las viviendas públicas de NYCHA, que con el paso del “ciclón bomba” a principios de este mes evidenció aún más las necesidades que enfrentan muchos de los  400,000 residentes de estos edificios, parece estar a punto de estallar. Y cansados de que los problemas de calefacción, techos averiados, pintura con plomo, agua caliente, plagas de ratas, elevadores defectuosos y hasta malos olores, sigan siendo “tratados con pañitos de agua tibia”, líderes políticos, activistas, y sobre todo los inquilinos, están exigiendo que de una vez por todas se adopten acciones de fondo para hacerle frente al “caos”.

Así lo exigió Rubén Díaz Jr., presidente del condado de El Bronx -donde existen más de 45,000 unidades de vivienda de NYCHA-, quien hizo un llamado a la Autoridad de Vivienda Pública de la Ciudad de Nueva York para que se declare en “estado de emergencia”, y se acelere el proceso de reemplazo de las calderas defectuosas en los edificios.

“Los residentes de NYCHA no deberían ser expuestos a pasar frío debido al lento ritmo del proceso de adquisición”, dijo Díaz, en una carta enviada a Shola Olatoye, presidenta de NYCHA.

El líder del ‘Condado de la Salsa’ se refería a la emergencia registrada a inicios de enero cuando varios complejos en los cinco condados se quedaron sin calefacción ni agua caliente, precisamente cuando la Gran Manzana era golpeada por una ola de frío extremo con temperaturas que bajaron hasta los 4° Fahrenheit.

“Los aproximadamente 400 mil neoyorquinos que llaman hogar a nuestras viviendas públicas están enfrentando una crisis creciente y NYCHA les ha fallado”, enfatizó Díaz Jr.

El líder de El Bronx mencionó que la “declaración de estado de emergencia” sería el primer paso para cortar procesos burocráticos que la Autoridad de Vivienda asegura que los tiene con las manos atadas. “Es inhumano el tener a cientos de miles de personas viviendo en apartamentos sin agua caliente, y sin calefacción confiable durante el crudo frío del invierno. Es hora de que NYCHA actúe”.

La petición de Díaz se da apenas un día después de que el gerente general de NYCHA, Michael Kelly, renunciara a su cargo en medio del escándalo surgido por la falsificación de reportes sobre la remoción de pintura con plomo de los apartamentos. El alcalde Bill de Blasio nombró inmediatamente en el cargo a Vito Mustaciuolo y elogió la labor que en los últimos años se ha hecho en materia de vivienda pública. “Esta Administración ha hecho un compromiso sin precedentes para fortalecer la vivienda pública, y estamos trayendo uno de los mejores de la ciudad para avanzar en nuestro progreso”, dijo el mandatario.

Andrea Durand. Hispanos del Lower Eastside opinan sobre las deficiencias en sus apartamentos en NYCHA.

Miles de hispanos afectados

Casi la mitad de los inquilinos en los apartamentos de NYCHA son hispanos, un 45%. Una de las residentes es Laura Rivera, quien está en total desacuerdo con De Blasio.

El Alcalde lo único que sabe es hablar y hablar. Cómo se atreve a decir que las cosas en NYCHA están mejor si aquí nos tienen aguantando frío como animales y uno llama a quejarse y no solo no resuelven nada sino que me dicen que soy la única persona que ha llamado a quejarse… no más burlas”, dijo la puertorriqueña, quien vive hace 45 años en las viviendas públicas de Delancey, en el Lower East Side, en Manhattan.

Igual percepción tiene el boricua Fernando Riollano, quien a diferencia de su vecina no se queja del frío sino del tremendo calor que hay en su apartamento. “Como las boilas de aquí están podridas, a mí me están cocinando con temperaturas altísimas, mientras que al frente se están muriendo de frío y me toca abrir todas las ventanas”, dijo el inquilino, quien exigió a NYCHA que “no mienta más” y haga los cambios y reparaciones que se necesitan.

El Concejo Municipal también manifestó su preocupación ante la crisis en NYCHA y anunció que con la intención de examinar la manera cómo esa agencia está actuando, convocó una audiencia pública especial para el 6 de febrero próximo, en la cual los Comités de Supervisión e Investigación y de Vivienda Pública rendirán cuentas ante “la falla crónica” de los sistemas de calefacción y agua caliente en los complejos residenciales.

“Una vivienda segura, asegurada y saludable es un derecho humano básico. Sin embargo, NYCHA ha fallado continuamente en proporcionar viviendas adecuadas y servicios básicos a los cientos de miles de neoyorquinos que viven en viviendas públicas”, indicó el presidente del Concejo Corey Johnson. “Desde las calderas rotas, hasta la pintura con plomo y el moho, la audiencia brindará al Concejo la oportunidad de examinar los problemas sistémicos que afectan nuestro sistema de vivienda pública”.

“NYCHA enfrenta una crisis humanitaria y debe afrontarse. Nuestros electores tienen que vivir con las consecuencias de los sistemas de calefacción fallidos de NYCHA y están ansiosos por obtener respuestas”, aseguró el concejal Ritchie Torres, presidente del Comité de Supervisión e Investigaciones, tras sumarse al clamor de la nueva presidenta del Comité de Vivienda Pública, Alicka Ampry-Samuel, del condado de Brooklyn, quien exigió que “los inquilinos de NYCHA sean tratados con respeto y dignidad”.

El concejal Rafael Salamanca, de El Bronx, fue más allá y una vez más exigió que la responsable de las viviendas de NYCHA sea destituida de su cargo o se vaya por su cuenta, a fin de imprimirle un nuevo liderazgo a esa agencia. “He pedido a Shola Olatoye que renuncie, ya que se descubrió a fines del año pasado que falsificó documentos relacionados con las pruebas de pintura con plomo. Desde entonces, las cosas en NYCHA solo han empeorado”, dijo el político. “Es hora de una rendición de cuentas real en NYCHA, y creo que las acciones exigidas por el presidente de El Bronx, el concejal Torres, yo mismo y muchos otros, deben tomarse en serio”.

Tras conocer las críticas y exigencias de los políticos y residentes, una vocera de NYCHA, Jasmine Blake, defendió a esa agencia y su accionar y manifestó que el problema real es de recursos y no de gestión.

“El problema subyacente de NYCHA es su necesidad de capital de $17 mil millones. Si bien contamos con personal que trabaja las 24 horas del día, los 7 días de la semana para proporcionar reparaciones lo más rápido posible, la falta de inversión federal ha resultado en una infraestructura anticuada y poco confiable, y esto no se puede remediar de la noche a la mañana”, comentó Blake.

Victor Golden. Hispanos del Lower Eastside opinan sobre las deficiencias en sus apartamentos en NYCHA.

Y con rostro de resignación, Andrea Durán, otra residente de los complejos de NYCHA del Bajo Manhattan, dijo que quiere darle una nueva oportunidad a esa agencia para que no les falle. “Hace unos días vinieron a arreglar el agua caliente, pero desde ayer ya empezó a salir fría otra vez. Esperemos que solo pase así por hoy”, dijo la abuelita, sumándose a su vecino Víctor Golden, quien le da un voto de confianza a NYCHA.

Quieren sacar a los delincuentes

Otra de las quejas constantes de muchos residentes de los complejos de NYCHA tiene que ver con aquellos vecinos delincuentes, que no solo desarrollan actividades criminales en los edificios sino que además espantan a miembros de la comunidad. Por ello, el comisionado del Departamento de Investigaciones, Mark Peters, hizo nuevamente un llamado a la Autoridad de Vivienda Pública  para que endurezca las normas y saque de sus unidades de manera permanente a aquellas personas que cometan delitos serios en las propiedades de NYCHA.
La solicitud de Peters fue hecha luego de la detención de 15 personas acusadas de presuntamente de pertenecer a una organización que comercializaba drogas en un apartamento de vivienda pública localizado en los proyectos de Sheepshead Bay Houses, en Brooklyn. Dos de los acusados habían sido expulsados previamente de las propiedades de NYCHA por tráfico de drogas y agresión en ese mismo complejo.
“Los arrestos demostraron, una vez más, el peligro que representan para los inquilinos de NYCHA el incumplimiento de NYCHA de sus propias reglas para hacer cumplir las políticas de exclusión permanente”, comentó Peters en una carta enviada a la presidenta de NYCHA, Shola Olatoye.
La vocera de NYCHA Jasmine Blake dijo que esa agencia examinaría en detalle las recomendaciones, pero advirtió que gracias a un trabajo conjunto con la Policía, se ha logrado reducir el crimen en las viviendas de NYCHA, en un 7%.

NYCHA en cifras:

  • 1 de cada 14 neoyorquinos depende de las viviendas de NYCHA, a través de su programa de vivienda o sección 8.
  • 14.8% de las viviendas públicas del país están en Nueva York, siendo el mayor complejo a nivel nacional.
  • 328 son los edificios de NYCHA en Nueva York.
  • 178,000 departamentos.
  • 400,000 residentes viven en los edificios de NYCHA
  • 45% de los inquilinos son hispanos.
  • $450 es la renta promedio en los apartamentos de NYCHA.
  • 130 días es el tiempo promedio que NYCHA toma para resolver solicitudes de reparación, según varios reportes, y otras llevan meses sin ser atendidas.
  • 4,499 apartamentos hay en Staten Island
  • 17,126 apartmentos hay en Queens
  • 44,500 viviendas hay en El Bronx
  • 58,669 apartamentos de NYCHA hay en Brooklyn
  • 53,890 apartamentos hay en Manhattan
Hispanos del Lower Eastside opinan sobre las deficiencias en sus apartamentos en NYCHA.

?>