Fundación crea polémica por pagar fianzas de cientos de presos de Rikers

La iniciativa busca beneficiar a mujeres y jóvenes de bajos recursos, pero fiscales aseguran que se pondrá en riesgo la seguridad
Fundación crea polémica por pagar fianzas de cientos de presos de Rikers
El cierre definitivo de Rikers Island empezará el verano con la clausura del de Detención George Motchan (GMDC).

Mientras enfrentan un proceso probatorio en el que aún no se les declara culpables, cientos de personas en la ciudad de Nueva York se quedan tras las rejas, debido, en parte, a la falta de dinero para pagar las fianzas. Al menos el 84% de los acusados con cargos menores van a la cárcel por lo menos un día, incluso cuando el pago se establece en $500 o menos.

Los más afectados por esta situación son los afroamericanos y latinos, quienes constituyen el 90% de la población carcelaria de la ciudad, pero solo un poco más de la mitad de la población en general. Un desbalance que ha sido analizado por varias organizaciones, tanto gubernamentales como sin ánimo de lucro, sin que hay logrado un cambio.

Es por esto que la fundación Robert F. Kennedy Human Rights comenzó este lunes la iniciativa ‘Mass Bail Out Action’ o Acción de Rescate Masivo, que tiene como fin ayudar a liberar a mujeres y jóvenes de 16 y 17 años que no han logrado salir de la cárcel porque no pueden pagar la fianza.  El plan, que durará hasta finales de octubre, se realiza solo en dos prisiones que pertenecen al sistema penitenciario de Rikers Island.

Kerry Kennedy, presidente de la fundación, explicó que la ciudad de Nueva York tiene un sistema de justicia penal roto.

“Vemos sus profundos defectos en el sistema de fianza discriminatorio y degradante que convierte a la pobreza en un crimen y la enfila contra las personas de color”, apuntó Kennedy, un abogado y activista de los derechos humanos.

La fundación aseguró que en promedio, 500 mujeres y 100 menores permanecen encerrados a diario, y aunque no confirmaron el número de personas que serían liberadas gracias a la iniciativa, apuntaron que el plan resultará “en una caída dramática” en la población de dos cárceles: la Rose M. Singer Center y la Robert N. Davoren.

Critican la iniciativa

Pero no todos están de acuerdo con la iniciativa. Críticos aseguran que podría costar hasta unos $5 millones, liberaría a cientos de acusados, muchos de los cuales esperan juicio por crímenes violentos, incluyendo intento de asesinato, abuso sexual agravado y asalto.

El anuncio de la organización preocupa a varios fiscales de distrito, entre ellos a Darcel D. Clark, de El Bronx, quien indicó que han obtenido información de que la acción liberaría personas que no tienen hogar, tienen problemas de salud mental o problemas de drogadicción.

“Esto ha abordado algunas de nuestras preocupaciones sobre la seguridad pública y asegurarnos que aquellos que sean liberados regresarán a la corte para enfrentar la resolución de sus cargos. Como siempre, estamos comprometidos con la seguridad de las víctimas, los testigos y la comunidad de El Bronx, y los mantendremos informados a medida que el rescate propuesto continúe desarrollándose”, indicó Clark.

Entre tanto, Natalie Grybauskas, portavoz de la administración de Blasio, aseguró que el Alcalde siempre ha apoyado reformas significativas al sistema actual de fianzas.

“Apoyamos cualquier esfuerzo que se centre en la asistencia de fianza para delincuentes de bajo nivel que no representen un riesgo para la seguridad pública“, indicó Grybauskas. “Pase lo que pase, nos aseguraremos de que nadie salga de nuestra custodia sin estar conectado a los servicios adecuados para una reentrada tranquila”.

El comienzo de la iniciativa coincide con la entrada en vigor este lunes en el estado de Nueva York de la Ley de Aumento de la Edad de Responsabilidad Penal, conocida como ‘Raise the Age’, que obliga al traslado de unos 90 presos menores de 16 y 17 años, desde Rikers Island hata el Centro de Detención Juvenil Horizon, en El Bronx.