Denuncian alza de hacinamiento en salones de escuelas públicas de NYC

Datos de organizaciones y quejas de padres señalan a las Administraciones De Blasio y Cuomo por el empeoramiento de esta problemática, especialmente en planteles con mayoría de alumnos hispanos
Denuncian alza de hacinamiento en salones de escuelas públicas de NYC
Johanna Garcia. Defensor del Pueblo Jumaane Williams, concejales Mark Treyger, Antonio Reynoso piden que Cuomo pague $1.2 billion que le debe a las escuelas publicas de Nueva York.
Foto: Mariela Lombard / El Diario NY

Falta solo cinco días para que la Legislatura en Albany apruebe el presupuesto estatal para el próximo año fiscal y se tome una decisión sobre si se extenderá o no el control de las escuelas públicas al alcalde Bill de Blasio. Y aunque el mandatario ha recibido apoyo a su gestión educativa por parte de varias organizaciones comunitarias, desde otros flancos, activistas, políticos y padres de familia están culpando al mandatario por una problemática que, según demuestran con datos, está empeorando en las escuelas de la Gran Manzana: la sobrepoblación en los salones de clase.

Del total de estudiantes en el sistema escolar de la ciudad de Nueva York, estimado en 1.1 millón de niños, casi el 40%, unos 336,165 alumnos, están hacinados en clases de 30 miembros o más, según cifras recopiladas el otoño pasado. De ellos, 182,425 son de secundaria, 115,903 están entre los grados cuarto a octavo y 37,837 en la categoría de kínder a tercer grado. Más del 50% son latinos.

Así lo denuncia un reporte de la organización ‘Class Size Matters’, en el cual se advierte que el aumento en la sobrepoblación más dramático se dio entre los niños del primero al tercer grado, en los cuales el porcentaje de clases con más de 30 alumnos ha aumentado en 3,000% desde el 2007. En aquel entonces la cifra era de 1,185 y el año pasado ascendió a 36,486 clases afectadas. En el caso de las clases de cuarto a octavo grado, el incremento en el hacinamiento ha sido del 40%.

El informe advierte además que el tamaño de las clases en la Gran Manzana entre los grados pre-kínder y tercero se ha incrementado en un 14% desde 2007. En contradicción con las metas que se tenían presupuestadas, el promedio de alumnos no es de 19 por clase sino de casi 24. A nivel general la población de las aulas en los cinco condados está entre 15 y 30% más que en el resto del estado.

Leonie Haimson, directora de la organización que elaboró el informe, aseguró que a pesar de que en el 2007 se promulgó la ley estatal ‘Contrato para la Excelencia’ que ordenaba reducir el tamaño de las clases, por el contrario se ha generado un crecimiento escalonado. En ciertas áreas de la ciudad, donde estudian mayormente niños latinos, la disparidad es todavía mayor, superando incluso los 30 alumnos por salón.

Micaela Toledano. Defensor del Pueblo Jumaane Williams, concejales Mark Treyger, Antonio Reynoso piden que Cuomo pague $1.2 billion que le debe a las escuelas publicas de Nueva York.

Inmigrantes los más afectados

“Este es un problema enorme y en la mayoría de los casos está afectando principalmente a escuelas donde acuden inmigrantes. En el caso de los niños latinos, en muchísimas escuelas de El Bronx y Queens, donde hay estudiantes aprendiendo inglés, los salones están sobrepobladísimos y la situación tiende a empeorar”, dijo Haimson, advirtiendo que en distritos escolares como el 7, 8, 20 y 14 la situación es extrema y que hay incluso escuelas en Corona, Queens con más de 40 alumnos.

La activista responsabiliza directamente al Departamento de Educación de la Ciudad (DOE) y el Departamento de Educación del Estado, pero especialmente al alcalde Bill De Blasio.

“El Alcalde maneja el sistema escolar y aunque en campaña prometió que iba a reducir las clases luego renunció a esa idea, y creó miles de cupos de pre-escolar mostrando claramente que su prioridad era el pre-escolar pero no la reducción del tamaño de las clases”, comentó Hamson, agregando que es urgente que la Ciudad y el Estado entiendan que hay una relación directa entre el tamaño de las clases y el éxito de los estudiantes.

Otro de los elementos que destaca el informe es que las clases de Kinder con más de 25 estudiantes, han aumentado en 53% desde el 2007, pasando de 11,174 a 17,067, siendo la creación de nuevos cupos lo que ha empeorado aun más el problema de sobrepoblación escolar.

La Alianza para la Educación de Calidad también comparte las mismas preocupaciones, y luego de una visita que realizó a 15 escuelas de la Gran Manzana, en compañía de legisladores, presentó la semana pasada el informe ‘Vista desde el aula: la realidad de la falta de fondos en las escuelas de Nueva York’, en el cual documentan que una de las problemáticas principales del sistema escolar es que el tamaño de las clases supera incluso los 30 estudiantes.

“Muchas escuelas están utilizando cada espacio disponible como espacio en el aula, incluidos los pasillos, los corredores, la oficina del director, los auditorios y los armarios. Las escuelas también utilizan salas especializadas como bibliotecas y laboratorios de computación como espacio en el aula, lo que significa que los estudiantes no pueden acceder a estos espacios para su uso destinado de vital importancia”, aseguró el reporte.

Naila Rosario, una de los padres de familia que demandó al DOE.

Padres llevan su lucha a la corte

Y para exigir a la Ciudad que cumpla con la ley y reduzca el número de estudiantes en las aulas, un grupo de padres de familia que demandó en 2017 al DOE, prepara una apelación ante la Corte que introducirán el próximo abril, pues les fue negada la petición.

Naila Rosario, una de las madres demandantes, quien tiene a sus dos hijos en los grados sexto y octavo en Brooklyn, asegura que ella y sus pequeños han vivido en carne propia lo que significa estudiar en escuelas sobrepobladas y en clases reducidas. Afirma que el cambio es “del cielo a la tierra”.

“Cuando ellos estaban en la escuela elemental, en la PS 172, de Sunset Park, (uno de los barrios con mayores denuncias de hacinamiento, en Brooklyn), en el salón de la niña había 32 estudiantes y en el del niño 36, y vi que la maestra no tenía tiempo de darles atención. No había espacio en el gimnasio, era el mismo espacio para la cafetería. No había progresos en lectura o matemáticas. Los niños estaban en un corredor, porque no había espacio para las clases y me tocó a mí sacar dinero para que ellos pudieran coger tutorías”, comenta la colombiana. “Ahora que ellos están en la escuela MS 839, el niño estudia en el salón con solo 18 estudiantes y la niña con 20, y veo que están más enfocados. La escuela nueva tiene espacio, hay biblioteca y gimnasio separados y se ve la diferencia drástica hasta en la manera en que ellos se relacionan”.

La madre de familia asegura que tristemente pareciera que la asignación de fondos depende de factores como el tipo de estudiantes que hay en las escuelas.

“La escuela de antes de mis niños era 90 o más por ciento de latinos y la de ahora 44 % blancos y menos de 15% latinos y se ve la diferencia en los servicios que reciben y en los recursos. No creo que sea coincidencia que la mayoría de las escuelas latinas estén sobrepobladas”, dijo la colombiana.

Leonie Haimson, directora ejecutiva de ‘Class Size Matters’.

Johanna García, otra de las demandantes, quien tiene a sus tres niños de 12, 13 y 17 años en escuelas del Alto Manhattan, comentó que el hacinamiento es tan serio, que incluso su hija mayor, estando en séptimo grado ni siquiera tenía una silla para poder tomar las clases.

“Nuestros niños hispanos, especialmente sin son recién llegados, son los más afectados. Cuando hay demasiados estudiantes en un salón, no se puede diferenciar la educación. Reciben menos servicios, menos apoyo, y cada mes se atrasan más y es injusto, porque los categorizan como que son menos capaces o menos inteligentes, y en realidad es que no han recibido el apoyo que se merecen para sobresalir”, dijo la cubana.

Más fondos reducirían tamaño de clases

El senador Robert Jackson asegura que además de las fallas que ha tenido la Ciudad de Nueva York para reducir el número de estudiantes en los salones, también es urgente que el Estado le pague a las escuelas de la Gran Manzana, al menos $1,200 millones que le adeuda desde el 2006.

“Ese asunto podría manejarse mejor con el incremento de esa ayuda financiera, porque si hay más dinero, se puede contratar más maestros con más recursos, aumentar los espacios físicos, y tener además de los docentes, más asistentes profesionales”, aseguró el legislador, miembro del Comité de Educación del Senado estatal. “Reducir el tamaño de las clases es vital para darle a nuestros niños una buena calidad educativa”.

Julissa Bisono, líder de asuntos de educación de la organización Make the Road Nueva York, denunció que en distritos escolares de la ciudad, como el 24 y el 30, donde la mayoría de estudiantes son hispanos, la problemática es bastante crítica.

“Hemos estado haciendo visitas a muchas escuelas, y no solo hemos visto planteles que se han estado cayendo a pedazos, sino que además hay niños tomando clases en aulas sobrepobladas, donde no hay actividades básicas. Así cómo van a poder aprender”, dijo la activista, destacando que la situación de miles de alumnos es alarmante. “Hay niños que ni siquiera tienen gimnasio, porque las aulas están bien llenas. Hay niños tomando clases, literalmente en los pasillos. Y las que tienen gimnasios los usan como salones”.

DOE: “Este informe es obsoleto y es incorrecto”.

Entre tanto, el DOE niega que el panorama sea tan preocupante y asegura que están cumpliendo con su obligación de reducir la sobrepoblación en las aulas. Al mismo tiempo niegan que la promoción de los programas de pre-escolar esté aumentando la aglomeración en los salones.

PS 149 – Sojourner Truth en la Calle Oeste 117 en Harlem. Escuela afectada por las medidas del alcalde.

“Esta administración está cumpliendo con nuestro compromiso de crear 83,000 nuevos cupos escolares para reducir el hacinamiento y el tamaño de las clases, y el número de escuelas primarias superpobladas con pre-kínder, en realidad ha disminuido desde 2014-15, a pesar de que más escuelas primarias ahora lo ofrecen”, aseguró Cohen Doug, vocero del DOE. “Este informe es obsoleto y es incorrecto”.

La Ciudad defiende su accionar y recalca que en el actual año escolar, en todos los grados la proporción final de alumno por maestro es de 14.1, lo que muestra una disminución de 0.1 puntos respecto al informe final de 2017-18 y una disminución de 1.0 puntos respecto a los datos del 2014-2015. Asimismo, el DOE afirma que en el año escolar 2014-2015 hubo 38 escuelas menos sobre utilizadas con programas de pre-escolar y en el año 2016-2017 la cifra se redujo en 29, aunque el número de escuelas primarias que ofrecen pre-kínder ha aumentado.

Senador Estatal Robert Jackson. Defensor del Pueblo Jumaane Williams, concejales Mark Treyger, Antonio Reynoso piden que Cuomo pague $1.2 billion que le debe a las escuelas publicas de Nueva York.

Hacinamiento escolar en cifras:

  • 1.1 millón de niños estudian en las escuelas públicas.
  • 40%, unos 336,165 alumnos están hacinados, según un reportes de ‘Class Size Matters’.
  • 182,425 estudiantes hacinados están en secundaria, 115,903 están entre los grados cuarto a octavo y 37,837 están entre kínder y tercer grado.
  • 3,000% aumentó el hacinamiento en clases de 1 a 3 grado desde 2007.
  • 40% fue el aumento de sobrepoblación en clases de cuarto a octavo grado.
  • 14% ha aumentado tamaño de clases entre grados pre-kínder y tercero.
  • 15% y 30% más de estudiantes hay en las clases en Nueva York que en el resto del estado.
  • 7, 8, 20 y 14, los Distritos Escolares que presentan mayores problemas de hacinamiento.
  • $4,100 millones debe el Estado a las escuelas.
  • $1,200 millones piden que se agregue al presupuesto para las escuelas a fin de combatir el hacinamiento.
  • 83,000 nuevos cupos escolares asegura ha creado la Ciudad para reducir el hacinamiento.
  • 14.1 es la proporción de alumno por cada maestro según el DOE, cifra que refutan los activistas.