Educan a trabajadores y a nuevos inmigrantes sobre una sana sexualidad

Organizaciones como Voces Latinas y NICE ofrecen talleres informativos sobre servicios preventivos, pruebas, protección de enfermedades, métodos anticonceptivos y clínicas de ayuda

Educan a trabajadores y a nuevos inmigrantes sobre una sana sexualidad
Jose Payares con Luis Francois. NICE ayuda a inmigrantes adultos a adaptarse mejor a esta sociedad.
Foto: Mariela Lombard / El Diario NY

Francisco Tula llegó a Nueva York el Día de Acción de Gracias del año pasado, tras una larga travesía que le tomó más de un mes, desde que salió de su casa en San Martín, estado de Puebla. Con apenas 23 años, el mexicano confiesa, con algo de vergüenza, que en junio pasado, y luego de haber sostenido relaciones sexuales sin protección con cuatro personas, comenzó a notar la aparición de cuerpos extraños en sus partes íntimas y mucho ardor, sin entender bien lo que le pasaba.

“Yo en mi pueblo solo me había acostado unas veces con mi novia, pero no sé que me pasó aquí, y con mis compas del restaurante donde empecé a trabajar me iba de pinta (fiesta) y me puse loco acostándome con varias personas. Cuando me espanté por el ardor y las ronchas, le conté a un amigo y me llevó a un hospital gratis en Manhattan, donde me dijeron que tenía algo que se llama clamidia y herpes. Yo nunca había oído de esas cosas en mi pueblo, ni sabía casi nada de enfermedades. Solo sabía de ranchos”, confiesa el ayudante de cocina.

El joven inmigrante agrega que si hubiera estado bien informado, no se habría contagiado. “La clamidia me pasó, pero el problema es que el herpes ya me va a durar para todo la vida y puedo contagiar a otros”, asegura el joven con resignación.

Y entendiendo que casos como el del joven mexicano no son tan inusuales entre los nuevos inmigrantes que llegan a Nueva York, y que todavía la información sobre sexualidad y métodos de protección y acceso a servicios sigue sin llegarle a muchos, organizaciones comunitarias están educando a las comunidades sobre sexo.

Así lo afirma Nathaly Rubio-Torio, directora de la organización Voces Latinas, que trabaja en asocio con grupos comunitarios y negocios en talleres informativos y pruebas de detención del VIH y otras enfermedades de transmisión sexual.

“La educación sexual es un tema que nos sigue preocupando, pues seguimos viendo que hay cosas pasando en nuestras comunidades y viendo que el VIH se ha reducido considerablemente en otros grupos, al ver los números entre los latinos se ve una diferencia enorme, pues en este momentos los latinos se están afectando más que otros en cuando a enfermedades de transmisión sexual”, aseguró la líder de Voces Latinas.

Jornaleros en Queens.
Photo Credito Mariela Lombard/El Diiario NY.

“Estamos viendo que la información de cuidarse y la educación no están llegando y sabemos que muchos de los recién llegados, al no conocer, y al venir muchos sin documentos, sin el idioma y ahora con el miedo de ser deportados, no buscan ayuda”, agregó Rubio-Torio.

La activista explicando que su grupo de trabajo sale directamente a la comunidad con su van móvil a ofrecer pruebas y a educar a la gente sobre temas como el uso de condones masculino y femenino y el uso de la pastilla PrEP, que previene el contagio del VIH. “Anualmente llegamos a unas 8,000 personas y servimos con unas 2,000 pruebas al año”.

Inmigrantes los menos educados sobre sexo

La directora de Voces Latina asegura que la falta de educación sexual es evidente en muchos inmigrantes, por lo que urge que el mensaje se extienda más.

“En los talleres notamos que la gente no viene tan informada, notamos que hasta se les hace difícil hacer las preguntas, porque les da pena y vergüenza y se nota que en nuestros países no es tan fácil hablar de sexo”, asegura la directora, pidiendo a la comunidad que se informe y que averigue por los servicios que existen, donde se protege con candado la confidencialidad. “A veces me siento que las preguntas que nos están haciendo en 2019 son preguntas que yo escuchaba en 1986 y esto es preocupante. Se nota el tabú que  hay para tocar estos temas”.

Rafael Quezada.NICE ayuda a inmigrantes adultos a adaptarse mejor a esta sociedad.

El ecuatoriano Rafael Quezada, quien la semana pasada asistió a uno de los talleres educativos, que se impartió en la organización New Immigrant Community Empowerment (NICE) de la avenida Roosevelt con calle 71, en Queens, aseguró que educarse sobre temas sexuales es tan importante como educarse sobre derechos laborales.

“Estos temas me parecen muy necesario y recibir estas orientaciones para saber bien las consecuencias de hacer el acto sin responsabilidad, y aprender sobre las enfermedades venéreas y la manera de cuidarse, nos ayudan a mantenernos mejor”, aseguró el trabajador, quien confesó que en su país no se habla mucho de sexualidad.

“Creo que antes tenía mucha ignorancia sobre muchos temas, pero ahora ya estoy muy educado y uno puede también ayudar a la juventud que está perdida. Tenemos que educarlos para que sepan prepararse y entender que tener relaciones sin protección es un peligro con tantas enfermedades. Uno no se la puede pasar por ahí viviendo la vida la vida loca, como se dice”, agregó el ecuatoriano.

Un tema tabú en nuestras culturas

José Payares, coordinador del centro de trabajo de la organización NICE, advirtió que siendo la sexualidad una parte propia de la vida de todos los seres humanos, es necesario que los inmigrantes tengan conversaciones sobre ello de manera abierta.

La educación sexual entre muchos inmigrantes es muy escasa y muy vaga, y como todavía se considera tabú en nuestras culturas, es importante que los trabajadores tengan esa información, porque no es tan fácil acceder a ella cuando el trabajo consume a muchos, y por eso aquí no solamente damos información sobre derechos laborales sino sobre otros asuntos importantes como la sexualidad”, aseguró el organizador recalcando que falta educar más sobre ello. “A veces oímos todavía preguntas como ‘si beso a una persona con VIH o si comparto la cuchara o duermo en la misma cama me puedo contagiar’ y lo que hacen estos talleres es destruir esos mitos”.

Luis Francois. NICE ayuda a inmigrantes adultos a adaptarse mejor a esta sociedad.

El miembro de NICE agregó que a veces por asuntos de machismo o por pena de mostrar que no se conoce todo sobre sexualidad, algunos trabajadores prefieren no educarse y les hizo un llamado a dejar de lado esas ideas e informarse.

“Hay que abrir la mente y entender que nadie se las sabe todas y hay que dejar la vergüenza. El hecho de ser adulto y no saber sobre algo, no debe darnos pena, pues es mejor estar informado y disfrutar de una sexualidad responsable y conocer más sobre maneras de protegerse”, agregó Payares.

Hasta se pueden prevenir embarazos no deseados

Angélica Peña, madre de 3 hijos, tomó un taller de educación sexual de la organización Planned Parenthood, que también ofrece servicios informativos sobre sexualidad responsable, dijo que quienes no conocen del tema pueden tomar conciencia.

“Aunque la inmoralidad está de moda hoy en día, y hay gente que tiene relaciones promiscuas, eso no es lo correcto, pero con estos talleres la gente aprende que puede evitar tener un bebe, evitar tener enfermedades venéreas, y aunque nos hablaron del aborto, que es algo con lo que no estoy de acuerdo, porque es una forma de asesinar, también hablaron de los nuevos métodos anticonceptivos, y es bueno entender que es mejor tomar medidas que asesinar un bebé”, dijo la venezolana, quien manifestó que aunque en su casa en Merida, nunca recibió información sobre educación sexual, con sus hijos trató de hablar del tema abiertamente.

Luis Francois, quien también ha estado en los talleres educativos sobre sexualidad, destacó que no solamente son importantes como herramienta de prevención de enfermedades sino para pasar la voz a las familias.

“Muchas personas a veces no saben cosas básicas de protección sexual, y aunque en mi casa, por ser hijo de padre francés y mamá inglesa, me hablaron de sexo porque ellos tenían mentalidad europea, en muchas familias eso no ocurre, y aprendiendo aquí muchos pueden llevar esa información a sus casas”, dijo el venezolano. “Además es una manera de evitar abusos contra niños, hablándoles de manera clara para que sepan que no se deben dejar tocar de nadie”.

La Ciudad también ofrece servicios de salud sexual

Pedro Frisneda, vocero del Departamento de Salud de la Ciudad de Nueva York, comentó que en la Gran Manzana existen 8 clínicas de salud sexual, que brindan servicios sin cita previa a pacientes desde los 12 años, sin importar su estatus migratorio o capacidad de pago. El funcionario advirtió que en todas las clínicas hay personal que habla español o se cuenta con acceso a servicios de interpretación.

Jornaleros en Queens.
Photo Credito Mariela Lombard/El Diiario NY.

Datos sobre las clínicas de salud sexual:

  • 8 son las clínicas de salud sexual que tiene el Departamento de Salud.
  • Todas las clínicas de salud sexual de Nueva York brindan servicios sin cita previa a pacientes mayores de 12 años, independientemente de su estatus migratorio o capacidad de pago.
  • Si personas menores de 18 años y mayores de 12 desean recibir servicios no es necesario el consentimiento de los padres.
  • Los pacientes que no tienen seguro de salud también pueden recibir servicios.
  • Todas las clínicas de salud sexual de Nueva York tienen personal que habla español o acceso a servicios de interpretación.
  • Todas las clínicas de salud sexual de Nueva York ofrecen servicios anticonceptivos de emergencia, con opciones anticonceptivas a largo plazo.
  • La Clínica de Salud Sexual de Corona atiende a la mayor proporción de pacientes latinos y el año pasado amplió el horario de atención a cinco días a la semana para servir mejor a la comunidad latina en Queens.

Dónde están ubicadas las 8 clínicas de salud sexual

  • Riverside : 160 West 100th St.
  • Chelsea : 303 novena avenida
  • Central Harlem: 2238 Quinta avenida, 1 piso
  • Morrisania: 1309 Fulton Avenue., 2 piso
  • Crown Heights: 1218 Prospect Pl., 1 piso
  • Fort Greene: 295 Flatbush Avenue. Ext., 2 piso
  • Corona: 34-33 Junction Blvd
  • Jamaica: 90-37 Parsons Blvd., 1 piso

Voces Latinas

  • La organización Voces Latinas también ofrece ayuda sobre pruebas y educación sexual, salud mental y violencia doméstica, de lunes a sábado de 10:00 de la mañana a 6:00 de la tarde sin necesidad de cita previa y con total confidencialidad. Dirección: 37-63C calle 83 Suite 1B. Teléfono: (718) 593-4528