Brooklyn desplaza a Queens como el condado con más decesos asociados por el coronavirus

Una de cada cuatro muertes, en promedio, con complicaciones asociadas con el COVID-19 en todo el estado de Nueva York, han tenido como escenario el condado más poblado de la Gran Manzana
Brooklyn desplaza a Queens como el condado con más decesos asociados por el coronavirus
4,705 decesos hasta el pasado viernes desde que se disparó el brote en marzo.
Foto: JUSTIN LANE / EFE

Brooklyn, el condado más densamente poblado de la ciudad de Nueva York, en las últimas semanas empezó a mostrar una curva ascendente en número de muertes por la pandemia del coronavirus. Ya el pasado viernes desplazó a Queens, quien hasta ahora se mantenía como el condado de la Gran Manzana, en donde más se habían perdido vidas por la infección.

Los registros ubican a este distrito como el nuevo epicentro del COVID-19, con  4,705 decesos confirmados , superando a Queens en un centenar de muertes.

Además, de acuerdo con los registros estadísticos oficiales, en Brooklyn hasta este jueves 14 de mayo se concentraba el 27% del total de contagiados en la ciudad, apenas una diferencia de 3 puntos porcentuales con Queens. Semanas anteriores, la diferencia era de 8 puntos.

En el mapa del Departamento de Salud de la ciudad de Nueva York (DOHMH) están remarcados con un color más intenso tres áreas postales que corresponden a Borough Park, East New York y Mapleton, las localidades en donde la enfermedad viral más se ha ensañado.

En algunos vecindarios como Bushwick y Bedford Stuyvesant en donde más del 70% de la población es hispana, especialmente boricua, dominicana, mexicana y salvadoreña, la pandemia arrecia con un crecimiento más exponencial.

Algunos números lo demuestran. El pasado 2 de abril en el área de Bed-Stuy y sus seis códigos postales circundantes se precisaban 1,100 casos, ahora se reportan 6,321 en esos mismos vecindarios. Esto significa un aumento, de por los menos seis veces, en las últimas cuatro semanas.

El boricua William Arroyo, vive en Borough Park. (Foto: Cortesía)

Un caso peculiar: Borough Park

A finales de abril, en plena curva ascendente de casos de coronavirus en la Gran Manzana, el Alcalde Bill de Blasio alertaba sobre el peligro que significaba que se permitieran reuniones multitudinarias, como las protagonizadas por la comunidad judía ultraortodoxa, en un funeral en Williamburg, Brooklyn.

Esa escena reseñada con alarma por medios locales, no es ajena para centenares hispanos que se cruzan todos los días con estos grupos, en vecindarios en donde conviven con una cultura distinta, pero compartiendo la tragedia del ascenso de infecciones y de decesos.

El boricua, William Arroyo es un residente de Borough Park, un vecindario sembrado de sinagogas, pero también de comunidades hispanas de la clase trabajadora.

“Yo me he mantenido en aislamiento todo este tiempo, pero entiendo que hay mucha gente de la nuestra que tiene que salir a trabajar, porque no tiene otra opción y se han contagiado. Aquí todo ha sido muy complicado, uno sabe que hay muchos casos alrededor. Fíjate, los judíos no se cuidan. Siguen en reuniones, siguen su vida como si nada”, relata Arroyo.

Por su parte, el bodeguero dominicano Cándido Arcángel, también de Borough Park, cuenta que como comerciante ha extremado sus medidas de seguridad personal,  para evitar contagiarse, pero especialmente el último mes, ha sabido de muchos clientes regulares que nunca más volverá a ver.

“Todas los días me vienen comentarios de gente que me cuenta que se le murió el hermano, se le murió la mamá o un vecino por el coronavirus. Muchos compradores de las calles cercanas, cayeron por la pandemia. Esto es aquí bastante delicado. Una cosa son las cifras oficiales y otra muy distinta la realidad. Hay gente que muere tranquila en su casa, prefiere no moverse”, relata Arcángel.

Apenas un 9.4% de los residentes de Borough Park son latinos, en este enclave tradicional de comunidades judías ultraortodoxas, el 77% de la población es blanca y es uno de los epicentros de la pandemia en toda la ciudad.

El bodeguero Cándido Arcangel de Borought Park, lamenta que muchos de sus clientes no volverán. (Foto; Fernando Martínez)

“En la lista de viviendas superpobladas”

El trabajador de la construcción, José Perera, de 52 años, tiene 15 años viviendo en ese vecindario. Tiene su propia versión de por qué la pandemia, está siendo subestimada allí.

“Las autoridades tienen sus números, pero aquí esto es muy grave. No tengo nada en contra de los judíos, pero por razones religiosas ellos no se cuidan. Y han regado esa peste. Ellos son generosos, nos dan empleo en sus negocios, pero por eso, muchos se han contagiado”, dice José.

Pero, sobre Borought Park subrayado en el mapa de la ciudad, con el código postal 11219, pesan otras variables.

El contralor de la ciudad de Nueva York, Scott Stringer en su informe “Protegiendo a los más vulnerables ante el COVID-19” destaca que entre los cinco distritos que conforman la Gran Manzana, Borough Park, Sunset Park y East New York en Brooklyn, están en la lista de los ocho vecindarios con más apartamentos superpoblados. Un detonante para el contagio del COVID-19.

El 24,7% de las unidades habitaciones de Borough Park entran en el perfil de alto hacinamiento, solo superada por Jackson Heights (25,7%) y Corona (25,3%) en Queens.

24 horas del día en viviendas insalubres

Además, el informe de Stringer subraya que en estos tiempos de pandemia, al igual que los apartamentos superpoblados, estar en cuarentena en viviendas mal mantenidas e insalubres es profundamente desagradable y potencialmente inseguro.

“Pintura descascarada, agujeros en las paredes, infestaciones de roedores, grifos con fugas, inodoros rotos: durante años, cientos de miles de neoyorquinos han sufrido estas desgracias e indignidades cada noche cuando regresan a casa del trabajo y la escuela. Ahora, en medio de esta crisis, son ineludibles las 24 horas del día, los siete días de la semana”, comenta el contralor

Aunque El Bronx está de primero en la lista de unidades habitaciones de alquiler en malas condiciones, la investigación demuestra que el 34,4% de los apartamentos de Brownsville, el 29,5% en Crown Heights y el 26,6% en Bedford Stuyvesant, sufren terribles calamidades de deficientes de infraestructura.

“Permaneceremos fuertes”

El presidente del condado de Brooklyn, Eric Adams quien lidera una campaña para proporcionar máscaras protectoras y desinfectantes a las personas con mayor riesgo, especialmente en los proyectos de vivienda pública, bajo el lema Permanecemos fuertes, demandó desde el principio de la crisis, afinar el foco de la atención en los barrios más pobres.

Antes de que se divulgaran con precisión las estadísticas de los grupos étnicos más afectados por la pandemia, Adams inició una cruzada para que revelaran datos que permitieran cambiar las políticas públicas de salud.

“Alrededor del 40% de los residentes de Brooklyn hablan un idioma diferente al inglés y con seguridad muchos de ellos han tenido grandes barreras, para tener acceso a la información oficial para proteger su salud”, cuestionó.

El funcionario criticó con fuerza que mientras los condados más afectados por esta espantosa crisis de salud son Queens, El Bronx y Brooklyn todos los esfuerzos de instalación de centros hospitalarios provisionales se centraron en Manhattan desde le principio de la expasión del virus.

“Qué bueno contar con miles de camas en el Javits Center y el Central Park, pero cuando veamos con claridad las estadísticas y cuáles grupos económicos y étnicos afecta este virus, tendremos que pensar en la urgencia de instalar centros de atención en vecindarios en donde viven los más pobres”, acotó Adams a principios de abril.

El tiempo al parecer le dio la razón al funcionario, pues justamente en su condado la ecuación de pobreza y hacinamiento sigue castigando de manera particular a los vecindarios de mayoría negra e hispana, así lo remarcan los datos oficiales.

Un paciente es trasladado en el Centro Médico Maimonides de Brooklyn, Nueva York.
La emergencia por COVID-19 impacta a hospitales públicos y privados de este condado. (Foto: Getty Images)

Ocho centros de pruebas

El Departamento de Salud de la ciudad de Nueva York ha destacado que en las últimas semanas ha concentrado sus esfuerzos en las comunidades más afectadas por el brote del nuevo virus, reconociendo que son los afroamericanos y los hispanos los más castigados .

De apenas un centro gratuito de descarte de COVID-19, a principios de abril, ahora se cuentan ocho unidades de pruebas en los vecindarios más pobres y en las adyascencias de los proyectos de vivienda pública de mayor densidad poblacional. Sin citas previas y de forma gratuita.

De igual forma, la Ciudad ha aumentado la inversión en medios étnicos en más de 12 idiomas para llegar a comunidades de manera efectiva con el mensaje de prevención.

Radiografía: La Pandemia en Brooklyn

  • 4,705 muertes asociadas con la infección viral reporta el DOHMH en Brooklyn hasta el viernes 15 de mayo, seguida por Queens con 4,610 decesos.
  • 1 de cada cuatro muertes en el estado de Nueva York ha ocurrido en Brooklyn
  • 27% de los casos de COVID-19 en la Gran Manzana están concentrados en este condado.
  • 51,131 pacientes con coronavirus se han contabilizado en todo el mapa de Brooklyn.
  • 47 códigos postales tiene este condado, de los cuales el 11219 (Borought Park), 11204 Mapleton y (11239) East New York concentra el mayor número de casos y muertes.
  • 6,000 personas en Borough Park, Brooklyn, han dado positivo por el virus.