¿Es más saludable la quinoa o el arroz? Descubre lo que opinan los expertos en nutrición sobre este popular debate

La quinoa y el arroz pertenecen a la lista de los cereales más nutritivos y saludables. Descubre las bondades de cada uno y cuál resulta una mejor opción para potenciar la salud
¿Es más saludable la quinoa o el arroz? Descubre lo que opinan los expertos en nutrición sobre este popular debate
La quinoa y el arroz son extraordinarias fuentes de proteínas de origen vegetal y fibra.
Foto: Shutterstock

Para los amantes del estilo de vida y alimentación saludable y también para aquellos que siguen una dieta vegetariana o vegana, les encanta establecer conversaciones sobre los alimentos más benéficos y nutritivos. Uno de los debates favoritos y más recurrentes se enfoca en el mundo de los cereales, sus diferentes cualidades nutricionales y medicinales que aporta cada variante.

Si bien la familia de los cereales es extensa en los últimos años en el campo de la alimentación naturista y medicinal, ha surgido un dilema entre dos de las variantes más populares: el arroz y la quinoa. Lo cierto es que ambos cereales han sido considerados alimentos básicos muy saludables en las dietas de muchas culturas en el mundo y durante siglos, aunque comparten algunos puntos en común tienen claras diferencias que los distinguen y que resultan aspectos clave para definir cuál variante resulta una mejor alternativa para potenciar la salud. 

Sobre los beneficios nutricionales de la quinoa:

  • La quinoa es muy valorada por su excepcional contenido en proteína: contiene 8 gramos por taza, mientras que el arroz aporta únicamente 3.5 gramos en la misma porción y en el caso de las variantes de arroz integral puede subir a 5 gramos.
  • Es considerada una proteína completa, es decir que aporta todos los aminoácidos esenciales que requiere el organismo. Resulta especialmente un buen aliado en la alimentación de personas vegetarianas y veganas. 
  • Es un alimento sumamente rico en hierro, por lo que se relaciona con efectos positivos para ayudar a los glóbulos rojos a transportar oxígeno y brindar energía a todo el cuerpo. Es un gran complemento en la dieta de personas con anemia, deficiencias nutricionales y fatiga crónica. Una porción de quinoa aporta 3 mg de hierro, mientras que el arroz blanco e integral aportan menos de 1 mg.
  • La quinoa contiene un extraordinario aporte de fibra, como bien sabemos es uno de los nutrientes más fundamentales para una buena salud. Un buen consumo de fibra interviene en la salud digestiva, intestinal, cardíaca, disminución de la inflamación y en el peso corporal. Una porción de quinoa aporta 5 gramos de fibra, el arroz integral 3 gramos y el blanco 1 gramo.
  • Es rica en calcio, por lo tanto es considerada un gran alimento para las mujeres en todas sus etapas (sobre todo en edad fértil, menopausia y embarazo. También su consumo es ideal para fortalecer los huesos y dientes, y un buen aliado en la dieta de pacientes con osteoporosis. 

Sobre los beneficios nutricionales del arroz:

  • El arroz es una de las fuentes más saludables para obtener carbohidratos. Optar por el consumo de arroz integral resulta más benéfico aún ya que es considerado un tipo de carbohidrato complejo de lenta absorción. Es una buena fuente de energía y aumenta los niveles de serotonina en el cuerpo, una porción de arroz contiene 50 gramos de carbohidratos y la misma cantidad de quinoa 40 gramos.
  • Según la variante de arroz puede ser un alimento con un magnífico aporte en antioxidantes. Llaman de manera especial la atención aquellos tipos de arroz que contienen cierta pigmentación, como es el caso del arroz negro, integral, salvaje y rojo, los colores son indicadores de antioxidantes.
  • El arroz integral es muy bueno para la salud del corazón, de manera especial se destaca por sus cualidades para potenciar la salud cardiovascular y reducir la inflamación.  A la vez interviene su rica composición en oligoelementos, minerales y fibra. 

¿Cuál es más saludable?

Los perfiles nutricionales de cada uno son un factor importante, aunque también resulta útil dejarnos llevar por las preferencias en cuestiones de sabor y textura. Lo cierto es que el arroz blanco tiene un sabor más suave y neutral, mientras que su variante integral y la quinoa tienen un sabor más determinado como a nuez.

Si nos enfocamos únicamente en evaluar su composición nutricional, diversos especialistas en nutrición coinciden en que la quinoa resulta una opción más completa y rica en nutrientes. Especialmente cuando hablamos de los grupos vegetarianos y veganos, quienes se beneficiarán de su contenido en hierro y proteínas. 

La ventaja de ambos cereales radica en su inmensa versatilidad que permite crear platillos muy coloridos, nutritivos y saciantes. Recuerda que todo se trata del equilibrio, si tienes una mayor predilección por el arroz opta por las variantes integrales. También es importante la manera en la que son preparados, opta por elaboraciones al vapor con abundantes vegetales, semillas y especias que aporten un extra en nutrientes.