“Es apocalíptico”: 87% de restaurantes y bares de Nueva York están atrasados en el alquiler

Dicen estar devastados financieramente por la pandemia y piden alivios locales y federales

“Es apocalíptico”: 87% de restaurantes y bares de Nueva York están atrasados en el alquiler
Bar cerrado con irónico mensaje, en 34th St, Manhattan
Foto: Andrés Correa Guatarasma / Cortesía

Una nueva encuesta realizada por New York City Hospitality Alliance entre 450 restaurantes, bares y lugares de vida nocturna en toda la ciudad reportó que el 87% no pudo pagar todo el alquiler completo en agosto y el 34% no podía cancelar nada por ese concepto.

“Los restaurantes, bares y lugares para la vida nocturna han sido devastados financieramente por la pandemia de COVID-19”, afirmó Andrew Rigie, director ejecutivo la Alianza de 24 mil establecimientos para comer y beber, que emplean a más de un cuarto de millón de personas en NYC, según su portal.

“Incluso antes de la pandemia, cuando operaban al 100% de ocupación, estas pequeñas empresas luchaban por permanecer abiertas. Ahora estamos viendo cierres generalizados, aproximadamente 150 mil trabajadores de la industria todavía están sin trabajo y la inmensa mayoría (…) no pueden permitirse pagar el alquiler”, dijo Rigie, citado por CBS2.

“La industria de la hospitalidad es esencial para el tejido económico y social de Nueva York, y para garantizar la supervivencia de estas pequeñas empresas y trabajos vitales, necesitamos con urgencia un alivio del alquiler, una extensión indefinida de las comidas servidas al aire libre, una hoja de ruta para la expansión del servicio en el interior, un seguro de interrupción de negocios y la aprobación inmediata de la Ley de Restaurantes por parte del Congreso”, resumió Rigie.

“No quiero ser dramático, pero esto es apocalíptico para la industria”, opinó Gabriel Stulman, dueño de ocho restaurantes en la ciudad. El sector sufre además por el éxodo de población, la falta de turistas y la parálisis de Broadway.

Desde el próximo miércoles 30, los restaurantes de NYC podrán ofrecer servicios en el interior al 25% de su capacidad, opción disponible hace semanas en el resto del estado.

En tanto, el servicio al aire libre, que depende de las condiciones del clima, ha sido extendido para durar hasta el 31 de octubre. El alcalde Bill de Blasio dijo ayer que habría un anuncio sobre el programa la próxima semana.

El Ayuntamiento también aprobó que los restaurantes impongan un recargo temporal de hasta 10% para aliviar la tensión financiera en la industria, además de los impuestos regulares. Ello no reemplazaría las propinas, pero algunos temen que puedan afectar la disposición de los clientes, que también han sido víctimas de la crisis económica.

La idea no es nueva: durante años, activistas de restaurantes en Nueva York han estado presionando para que se apliquen recargos, y ciudades como San Francisco y Los Ángeles los adoptaron antes de la pandemia, acotó The New York Times.