¿Sirve tomar vitamina C, vitamina D y zinc para evitar el coronavirus? La ciencia responde

Ante una enfermedad sin tratamiento ni vacuna, los suplementos han tomado la ventaja

No hay información científica rigurosa que señale la eficacia de las vitaminas para evitar el contagio de coronavirus.
No hay información científica rigurosa que señale la eficacia de las vitaminas para evitar el contagio de coronavirus.
Foto: Unsplash

Entre otros fármacos, el equipo médico de la Casa Blanca informó que el presidente Donald Trump fue tratado con suplementos de vitamina D y zinc cuando dio positivo a COVID-19. Y entre las muchas informaciones científicas que se han difundido sobre la enfermedad, se sabe que una deficiencia de vitamina D puede hacer al organismo humano más susceptible de contraer infecciones.

Pero antes de que ordenes suplementos en la farmacia en línea, la ciencia responde una pregunta clave: ¿Sirve tomar vitamina C, vitamina D y zinc para evitar el coronavirus? Si bien la emergencia sanitaria mundial ha obligado a revisar cómo funciona el sistema inmunológico, existe poca evidencia científica rigurosa que demuestre el papel de los suplementos en la prevención de COVID-19. Estos son algunos datos que se conocen hasta el momento.

Vitamina C

Gracias a sus propiedades antioxidantes y antinflamatorias, la vitamina C ayuda a mantener el sistema inmunológico en forma. Un estudio del Hospital of China Medical University, publicado en el Journal of Medical Virology, encontró que las personas que consumían vitamina C presentaron menor incidencia en el desarrollo de una neumonía, además de funcionar como un antihistamínico suave.

La vitamina C se encuentra naturalmente en los cítricos, los pimientos y los tomates, y también se conoce como ácido L-ascórbico.

Vitamina D

Especialmente en lugares donde el invierno es duro y prolongado, la deficiencia de vitamina D es algo común. Lo mismo ocurre con las personas de pieles oscuras, pues la melanina, su pigmento natural , inhibe la producción de esta vitamina.

En mayo pasado, un estudio británico publicado en el BMJ Nutrition, Prevention & Health concluyó que la vitamina D sólo puede ayudar a prevenir el coronavirus en personas que tienen deficiencia. Sin embargo, los científicos creen que la suplementación en pacientes infectados podría  ayudar a evitar reacciones inflamatorias graves, pero no hay información concluyente.

No obstante, antes de tomar un suplemento de vitamina D se sugiere consultar a un profesional médico, pues en exceso, puede provocar una acumulación peligrosa de calcio en la sangre. En presencia de la luz ultravioleta solar, el cuerpo produce la vitamina D naturalmente, aunque se encuentra en algunos alimentos fortificados como los productos lácteos y en el pescado.

Zinc

El zinc es un mineral que ayuda al funcionamiento óptimo del sistema inmunológico. De acuerdo con un estudio publicado en el Cleveland Clinic Journal of Medicine, es probable que el zinc ayude a disminuir la duración de la infección por coronavirus, pero no la gravedad de los síntomas, especialmente entre personas que sufren deficiencia de zinc. Las investigaciones continúan.

Las leguminosas, los frutos secos, el huevo y los lácteos son algunas fuentes naturales de zinc.

En resumen

Ante la falta de información científica concluyente sobre si los suplementos pueden ser o no de utilidad para evitar el COVID-19 o sus síntomas más graves, lo mejor es consultar a un profesional médico que evalúe el equilibrio de nutrientes de manera individual y haga recomendaciones en consecuencia.

Hasta el momento, la mejor manera de evitar la infección es seguir las pautas recomendadas por las autoridades sanitarias: usar mascarillas, evitar aglomeraciones, lavarse las manos frecuentemente con agua y jabón y mantenerse al menos a seis pies (dos metros) de distancia de otras personas.