Nueva York tiene un déficit de 1,800 policías tras recorte de fondos y renuncias

"Es el futuro que el alcalde y los miembros de su Concejo Municipal han elegido", denuncia líder sindical

Nueva York tiene un déficit de 1,800 policías tras recorte de fondos y renuncias
NYPD, el cuerpo policial más grande del país
Foto: Andrés Correa Guatarasma / Cortesía

NYPD inscribirá 900 nuevos reclutas en la Academia de Policía en noviembre, pero aún tiene un déficit de 1,800 oficiales en comparación con el año pasado, debido a recortes presupuestarios por la crisis financiera impulsada por COVID-19 y jubilaciones y renuncias masivas, entre reformas legales, tensiones sociales y un repunte en la criminalidad.

La nueva promoción de reclutas saldrá a la calle el próximo año, cuando se sumará a la fuerza actual de 34,200 miembros, la más grande del país.

“Antes de que comience la nueva clase, el número de uniformados de NYPD será de aproximadamente 34,200. La nueva clase será de 900 reclutas, lo que traerá el recuento de agentes más cerca del nivel esperado en el presupuesto aprobado”, dijo el viernes el comisionado Dermot Shea en un comunicado.

“Debido a los recortes presupuestarios y al desgaste, esto es más bajo que los aproximadamente 36,900 miembros uniformados de servicio en este momento el año pasado. Con la nueva clase, el NYPD podrá garantizar la seguridad pública mientras la ciudad continúa enfrentando una ´tormenta perfecta’ impulsada por una pandemia”, aseguró Shea.

Y agregó que “En este difícil momento financiero, el Departamento está agradecido por el liderazgo del alcalde [Bill de Blasio]”, idea que no comparten sus subalternos en asociaciones y sindicatos policiales.

La medida se produce después de que el Concejo Municipal de NYC aprobó el presupuesto de $88.1 mil millones de dólares de la ciudad con un recorte de $1 mil millones al NYPD promovido por De Blasio y su esposa, en respuesta a los saqueos y protestas tras la muerte de George Floyd bajo custodia en Minnesota.

Los recortes a NYPD incluyeron la cancelación de la clase de la Academia de Policía de julio, acotó New York Post.

Patrick Lynch, presidente de la Asociación Benevolente de la Policía de Nueva York (PBA), el sindicato policial más grande de NY, coincidió que NYPD seguirá estando “falto de personal” incluso con los nuevos reclutas.

“Nuestra casa ha estado en llamas durante casi cuatro meses, pero el Ayuntamiento y (la sede central) 1 Police Plaza recién ahora están buscando la manguera del jardín. Estos nuevos reclutas no saldrán a la calle hasta mediados del próximo año, y entonces todavía estaremos seriamente faltos de personal mientras luchamos contra el aumento masivo de tiroteos, una tasa creciente de homicidios y un desorden creciente de todo tipo”, resumió Lynch.

“Los neoyorquinos deben entender: éste es el futuro que el alcalde De Blasio y los miembros de su Concejo Municipal han elegido para ustedes. Si quieres calles seguras, debes llamar y exigirlas”, insistió Lynch.

Fausto Pichardo, el latino de más rango en NYPD, ha sido el retiro más sonado este accidentado año en NYPD. Pero su caso no es único y las cifras son tan altas que ya han casi duplicado las del año pasado.

Al 6 de octubre se habían retirado 2,171 oficiales este año. En este punto de 2019 sumaban 1,262 casos, un aumento de 72% que NYPD llama una “tendencia preocupante que estamos monitoreando de cerca”.

El cuerpo policial también ha visto 372 renuncias en 2020 frente a 367 en este momento en 2019. Además 2,385 miembros han solicitado la jubilación, pero siguen activos, casi el doble de los 1,274 a este punto en 2019.

2020 ha sido un año de grandes retos y sobresaltos para los neoyorquinos y NYPD. En enero entró en vigencia una polémica reforma legal defendida por activistas, pero que, según la policía, ha promovido la impunidad. Además, durante la pandemia, muchos presos fueron liberados para evitar contagios, lo cual habría generado más crimen e indigencia.

Durante las muchas protestas de este año, ha habido acusaciones mutuas de excesos entre civiles, el alcalde Bill de Blasio, el gobernador Andrew Cuomo y policíassituación calificada de “anárquica” desde la Casa Blanca, amenazando con el retiro de fondos federales.

Además de los disturbios y contagios, en el verano hubo una toma prolongada de los alrededores de la alcaldía, criticando a NYPD. “Hemos sido atacados en las calles, demonizados en los medios y denigrados por prácticamente todos los políticos de esta ciudad”, denunció Lynch a mediados de junio.

En una movida inédita de protesta, en agosto PBA manifestó su apoyo electoral a Donald Trump. Una medida similar la tomó el líder de la patrulleros estatales (NYSTPBA), Thomas Mungeer, fuerza que depende de la gobernación.