Autorizan volver abrir el servicio de restaurantes en las calles tras la nevada pero solo en Manhattan

El alcalde De Blasio indicó que en las próximas horas anunciaría la decisión sobre el resto de los condados

La Ciudad ordenó el cierre de los restaurantes el miércoles a partir de las 2 p.m. por la nevada.
La Ciudad ordenó el cierre de los restaurantes el miércoles a partir de las 2 p.m. por la nevada.
Foto: AFP / Getty Images

Tras la tormenta vuelve la calma para el servicio al aire libre de los restaurantes, al menos en Manhattan. El alcalde Bill de Blasio anunció este jueves que se permitirá que estos locales vuelvan abrir en la noche de este jueves sus espacios ubicados en las calles, pero dijo que por los momentos solo sería en este condado, y que la decisión sobre el resto de la ciudad se tomaría en las próximas horas.

“Sobre lo que sucederá con el resto de los otros cuatro condados lo iremos evaluando caso por caso, ya que cada condado tuvo una cantidad de nieve diferente y su realidad es diferente, y la decisión la tomaremos antes que finalice este día”, dijo De Blasio, agregando que la nevada no fue tan mala como se esperaba.

Y aunque la cantidad de nieve caída entre la noche del miércoles y la mañana del jueves fue más que la registrada en todo el pasado invierno, no cumplió con algunos de los pronósticos que vaticinaban hasta 18 pulgadas de acumulación. En algunas áreas de El Bronx y Queens sí se llegó al pie de nieve, pero en promedio en toda la Gran Manzana se registraron 10 pulgadas.

De Blasio informó que algunas estructuras de servicio al aire libre de restaurantes habían sufrido daños por la nevada, y aseguró que en los próximos días el Departamento de Sanidad (DSNY) tendría un reporte completo.

El comisionado interino del DSNY, Edward Grayson, dijo que el trabajado de limpieza de la nieve con camiones y el regado de sal en las calles continuaría ininterrumpidamente durante todo el jueves, y advirtió que a lo mejor “esta noche no tendrá muchas opciones para ir a cenar al aire libre, porque no habrá muchas opciones y de seguro habrá muchos charcos y agua congelada”.

Las autoridades pidieron a los dueños de los restaurantes a ayudar con el proceso de limpieza en las aceras y calles al frente de sus negocios.