Sorpresivo aumento de remesas desde Estados Unidos a países de América Latina

El Banco Mundial estimaba una caída de 19%

Los flujos de remesas hacia América Latina y el Caribe aumentaron a $131,000 millones en 2021, un incremento del 25.3% con respecto a 2020.
Los flujos de remesas hacia América Latina y el Caribe aumentaron a $131,000 millones en 2021, un incremento del 25.3% con respecto a 2020.
Foto: Pixabay

Una gran sorpresa han dado los inmigrantes que viven en Estados Unidos con las remesas que mandan a sus países de origen y lejos quedaron los pronósticos pesimistas del Banco Mundial (BM)

Y es que en abril pasado, el Banco Mundial estimó una caída de 19% en el envío de remesas de inmigrantes que viven en Estados Unidos, hacia los países de América Latina.

Esta estimación pesimista del BM tiene que ver con el panorama que se presentó por la pandemia del coronavirus, que comenzó a afectar la economía de los países y de los ciudadanos.

Los analistas estiman que posiblemente este aumento de remesas fue impulsado por la preocupación de los inmigrantes por sus familiares en sus países de origen.

Impacto por la pandemia del Covid-19

Donde la situación económica y de salud está en peores condiciones que en Estados Unidos, a pesar ser país con más casos y muertes por Covid-19.

Ahora, con el aumento de las remesas, el banco dice que estos pagos podrían acercarse al total del año pasado.

 Tan solo en México, las remesas recibidas por connacionales que viven en Estados Unidos aumentaron 14%, en octubre de este año, en comparación con el mismo periodo de 2019.

Y se espera que este año llegue a los $40,000 millones de dólares este año, lo que representaría los recursos por un mes de exportaciones del país.

Mientras que en El Salvador se registró un aumento de 12% en las remesas y en Guatemala se incrementaron 20%, por citar algunos países de América Latina.

Los especialistas pensaron que por la pandemia del coronavirus, el envío de remesas sufrirían una estrepitosa caída, pero los inmigrantes demostraron en números que ha sido todo lo contrario.

Estos envíos de remesas podrían deberse al paquete de ayuda económica, que puso en marcha el gobierno de Estados Unidos por los efectos desatados por la pandemia del coronavirus.


Para Dilip Ratha, economista líder en migración y remesas del BM,  esta tendencia se debe a que los migrantes que viven en Estados Unidos no están sufriendo tanto como los migrantes en otros países de acogida.

“Ese ha sido un factor en la resistencia de las remesas hacia América Latina y el Caribe”, destacó la especialista.

Manuel Orozco, director del Centro para la Migración y la Estabilización Económica de Creative Associates International, destacó que el envío de remesas hacia países de América Latina, pudieron verse motivadas por la preocupación de los migrantes de la situación de sus familiares en sus países de origen.

Aunque a pesar de los números a la alza en las remesas, el Banco Mundial nuevamente estima una caída de 8% para el próximo año.

Mientras que la Reserva Federal (FED, por sus siglas en inglés) estima que los inmigrantes podrían recurrir a sus ahorros para poder continuar con el envío de remesas hacia sus familiares.

 

Te puede interesar: