Sin resolverse 70% de los tiroteos del año pasado en Nueva York

Además, la mayoría de los pocos detenidos han salido libres por la reforma penal y miedo al coronavirus en las cárceles

Sin resolverse 70% de los tiroteos del año pasado en Nueva York
Impunidad y frustración alimentan la violencia
Foto: Andrés Correa Guatarasma / Cortesía

Casi el 70% de los tiroteos sucedidos el año pasado en la ciudad de Nueva York están sin resolverse, y la mayoría (88%) de los sospechosos arrestados por armas de fuego han vuelto a las calles, alertó New York Post.

En promedio, la policía arrestó a al menos un sospechoso en sólo 483 de los 1,525 tiroteos en 2020, una tasa de sólo 31.7%, según datos del Departamento de Policía de Nueva York hasta el 29 de diciembre.

La cantidad exacta de individuos atrapados hasta el 17 de diciembre fue de 544, un promedio de aproximadamente 1.2 personas por cada balacera. Pero de estos 544 acusados, sólo 254 (47%) están actualmente bajo custodia estatal o municipal, según NYPD.

Entre los casos sin resolver se encuentra el impactante asesinato a bala perdida de un bebé el 12 de julio, atrapado en una disputa de larga duración entre bandas rivales de Bedford-Stuyvesant, frente a su madre.

“Ha sido difícil”, dijo recientemente Samantha Gardner, la abuela paterna del bebé. “Mi hijo no está bien. Se lo ha tomado muy en serio. En los feriados, en lugar de celebrar, va al cementerio”.

No es un caso único. Los tiroteos en Nueva York aumentaron 96% en 2020 con respecto al año anterior, y la cifra ha estado en alza desde un baja histórica de homicidios en 2017. 

Los altos mandos y sindicatos de NYPD han culpado del sorprendente aumento de los tiroteos a la liberación masiva de presos debido a preocupaciones de COVID y las nuevas leyes de reforma penal que requieren que los jueces dejen ir a algunos sospechosos de armas sin pagar fianza, desde el 1 de enero de 2020.

Los críticos ofrecen diferentes razones: desempleo y desaceleración en el trabajo policial, ya que los agentes ven un declive de la moral en medio del coronavirus, disturbios contra NYPD y recortes presupuestarios.

La disolución de la unidad de lucha contra la delincuencia de la ciudad, que constaba de 600 agentes civiles que recorrían las calles en un esfuerzo por apoderarse de armas, también se ha vinculado al aumento de los tiroteos.

En los dos meses posteriores a los que el Departamento de Policía de Nueva York disolviera la unidad y reasignara a los 600 agentes a mediados de julio, los tiroteos aumentaron 205%.

En ese contexto de inseguridad colectiva, casi 9 mil neoyorquinos solicitaron portes de armas en 2020, pero NYPD ha aprobado muy pocos, lo que aparentemente ha activado el tráfico ilegal.