Crimen y jeringas desechadas en el Metro ratifican crisis de salud mental en Nueva York: MTA al alcalde

"Múltiples casos de agresiones violentas, incluido un homicidio, suicidios e intentos" de cometerlo, alertó el informe

Crimen y jeringas desechadas en el Metro ratifican crisis de salud mental en Nueva York: MTA al alcalde
La pandemia ha agravado la anarquía
Foto: ANDRÉS CORREA GUATARASMA / Cortesía

Jeringas supuestamente usadas por drogadictos se acumulan en las vías y estaciones del Metro de Nueva York, evidenciando una “crisis de salud mental” en NYC que causa estragos en el sistema de transporte, denunció la jefe de tránsito de la ciudad, Sarah Feinberg, en una nueva carta al alcalde Bill de Blasio.

En su misiva pidiendo más ayuda policial, Feinberg citó “cientos de agujas” en plataformas y vías, junto con casos de asaltos que involucraron a enfermos mentales y múltiples suicidios e intentos de cometerlo.

“Sólo en el último mes, hemos experimentado múltiples casos de agresiones violentas, incluido un homicidio, que involucró a personas que padecían problemas de salud mental”, escribió Feinberg.

“En las estaciones en Upper Manhattan y en el Lower East Side, cientos de agujas se desechan regularmente Y, apenas la semana pasada, los trenes de la hora pico de la mañana estuvieron detenidos por algún tiempo mientras la policía tuvo que hablar con una persona en la calzada que se negó a abandonar el derecho de paso”.

“Como saben, la pandemia de COVID-19 exacerbó la crisis de salud mental y de personas sin hogar en nuestra ciudad… Lamentablemente, estos son desafíos que sólo han empeorado en el sistema de tránsito en las últimas semanas”, continuó Feinberg.

Varios trabajadores del transporte están de acuerdo con la denuncia de Feinberg. “Pasan el rato en los bancos (…) Entonces depende de nosotros limpiar después de ellos”, dijo al New York Post un trabajador de la estación Delancey-Essex en el Lower East Side.

Otro empleado de la estación 23rd Street y 6th Ave comentó que las jeringas son más comunes en las vías que en el andén. “Dado que es más un problema de calidad de vida, la policía realmente no lo maneja, por lo que se supone que nuestros muchachos deben monitorear. Pero, ¿quién quiere echar a un drogadicto al frío? Así que simplemente lo toleramos”.

Desde el 6 de mayo, el Metro de Nueva York se cierra cada noche de 1 a 5 a.m. para una limpieza profunda y un intento de desalojar a las personas sin hogar que, en muchos casos, se trasladan a las calles, para luego volver a deambular en el subterráneo.

Esta semana un hombre de 29 años fue detenido como sospechoso de golpear mujeres en calles y una estación del Metro en Brooklyn.

En el otoño ya Nueva York tenía un déficit de 1,800 policías tras recorte de presupuesto, tensiones civiles y renuncias. En julio, alegando falta de fondos, NYPD cerró su unidad dedicada a personas sin hogar.

Busque ayuda