Por qué Budweiser se une a Coca-Cola y Pepsi para no participar en el Super Bowl

La compañía donará $1 millón de dólares en campañas de marketing relacionadas con la COVID-19

Por qué Budweiser se une a Coca-Cola y Pepsi para no participar en el Super Bowl
Budweiser anunció que renuncia a su espacio publicitario en el Super Bowl por primera vez en 37 años.
Foto: Drew Angerer / Getty Images

Por primera vez desde el Super Bowl XVII, cuando los Washington Football Team vencieron a los Dolphins por 27-17 para conseguir su primer campeonato, la compañía Anheuser-Busch no programará un anuncio de la cerveza Budweiser durante el partido.

En lugar de que la compañía invierta dinero en un anuncio de televisión va a destinar $1 millón de dólares en campañas de marketing relacionadas con la concienciación y la educación sobre la vacuna COVID-19, según informó The Wall Street Journal.

“Seguiremos llegando a la gente durante la Super Bowl”, dijo Monica Rustgi, vicepresidenta de marketing de Budweiser, al periódico WSJ. “Sólo que no será en el sentido tradicional. Seguimos utilizando la conversación y el ecosistema en torno a la Super Bowl para enviar un mensaje, pero también estamos ayudando a ser parte de la solución para que todos podamos disfrutar de una Bud helada en cualquier momento.”

No significa que la compañía Anheuser-Busch vaya a dejar de hacer publicidad durante el Super Bowl LV. Aunque la cerveza Budweiser no tendrá un anuncio específico durante el partido, Anheuser-Busch emitirá propaganda de sus marcas Bud Light, Bud Light Seltzer Lemonade, Michelob Ultra y Michelob Ultra Organic Seltzer durante cuatro minutos, de acuerdo al sitio Ad Age. Cuatro minutos de emisión es la misma cantidad de tiempo que la compañía Anheuser-Busch tuvo el año pasado durante el Super Bowl LIV. La compañía también lanzó un anuncio en redes sociales de 90 segundos en el que se felicitaba por no hacer publicidad.

El costo es probablemente una de las razones por las que otros anunciantes tradicionales del Super Bowl, como Coca-Cola, Hyundai y Pepsi, también acatarán acciones similares, aunque PepsiCo continuará patrocinando el espectáculo del medio tiempo y tendrá una amplia oportunidad de promocionar sus productos durante 12 minutos.

Un portavoz de Coca-Cola dijo a la CNBC a principios de este mes que la empresa no presentará un anuncio durante el Super Bowl para “asegurarse de que estamos invirtiendo en los recursos adecuados durante estos tiempos sin precedentes”, mientras que un portavoz de Hyundai dijo al sitio Ad Age que la decisión de no anunciarse el 7 de febrero estaba “basada en las prioridades de marketing”.

Budweiser tiene previsto donar parte de su tiempo de emisión publicitaria a lo largo de 2021 al Ad Council and COVID Collaborative, una coalición de expertos en salud, educación y economía.

Con la ausencia de las grandes marcas en la publicidad, debutarán anunciantes más pequeños como Vroom, DoorDash, Scotts Miracle-Gro y Fiverr.

Relacionado: Buddy y Barley, el dúo canino que entrega cervezas a domicilio y está salvando el negocio de sus dueños de la pandemia de coronavirus.

Todo se magnifica

Después de la pandemia y de los eventos como el Black Lives Matter es posible que los anunciantes se encuentren con un mayor nerviosismo ante la recepción que tendrán sus anuncios por la audiencia masiva como la del Super Bowl, dijo al USA Today Kimberly Whitler, profesora adjunta de marketing de la Universidad de Virginia.

“Si un anuncio es demasiado sobrio, gracioso o incendiario, la reacción puede ser significativa. Todo se magnifica. El riesgo es simplemente mayor”, señaló en entrevista Whitler.

Te podrá interesar: