Por qué eliminar el cheque de estímulo para alguien que gane más de $75,000 dólares anuales podría ayudar a la economía de Estados Unidos

Un nuevo estudio argumenta que las familias con mayores ingresos no necesitan el dinero con tanta urgencia

Por qué eliminar el cheque de estímulo para alguien que gane más de $75,000 dólares anuales podría ayudar a la economía de Estados Unidos
El primer cheque de estímulo registró un gasto en todos los niveles de ingresos.
Foto: ADEK BERRY / AFP / Getty Images

Cada vez existen más llamados a las autoridades para que la ayuda del cheque de estímulo se entregue de manera exclusiva a las familias con ingresos bajos y moderados, los datos encontrados de un estudio sugieren que el impulso que proporcionaría sería más eficiente para la economía de Estados Unidos.

Las familias que ganan menos de $75,000 dólares suelen gastar el dinero de los $600 dólares del segundo cheque de estímulo de forma rápida, según una investigación de la organización Opportunity Insights.

Las familias que ganan por encima de ese umbral suelen ahorrar el pago del cheque de estímulo, lo que proporciona poca ayuda a la economía en general y señala que el dinero no se necesita con tanta urgencia, dice un reporte presentado por el periódico The Washington Post.

“Dirigir los pagos de estímulo a los hogares con menores ingresos permitiría apoyar mejor a los hogares más necesitados y daría un gran impulso a la economía a corto plazo“, dijo John Friedman, profesor de economía de la Universidad de Brown y codirector de Opportunity Insights.

El análisis de datos de las tarjetas de crédito y débito revelaron un claro aumento del gasto de las familias y personas que ganan menos de $50,000 dólares después de que los pagos de estímulo empezaran a llegar a la cuentas bancarias el 4 de enero. Sin embargo, el gasto apenas se movió para las personas que ganan más de $78,000 dólares.

El precio de enviar otra ronda de cheques a las parejas que ganan más de $75,000 dólares y a los solteros con ingresos de más de $50,000 dólares sería de $200,000 millones de dólares, pero los investigadores calculan que este grupo gastaría $14,000 millones de dólares de ese dinero, que representa un 7%.

Durante el primer cheque de estímulo de $1,200 dólares se registró un gasto en todos los niveles de ingresos, pero el segundo cheque de estímulo refleja todo lo contrario.

Los datos reflejan que la recesión ha terminado en gran medida para las personas que cuentan con recursos económicos, sin embargo los más pobres siguen inmersos en la crisis. Según la Reserva Federal el desempleo de los trabajadores con salarios bajos continúa siendo de un 20%.

“Los hogares de bajos ingresos han sufrido el mayor impacto económico. Son los que más necesitan la ayuda”, dijo Friedman.

El Censo de Estados Unidos descubrió que los hogares con ingresos entre $75,000 y $100,000 dólares “eran más propensos a utilizar sus pagos de estímulo para pagar la deuda o para añadir a los ahorros, en comparación con los hogares en general”. Cerca del 88 por ciento de los hogares que viven con menos de $25,000 dólares tenían la intención de gastar los recursos del dinero del cheque de estímulo.

La empresa de tarjetas de débito prepagada Netspend procesó más de $850 millones de dólares en pagos de estímulo en enero para unos 900,000 clientes. El Post confirmó que los clientes de la compañía de tarjetas de débito prepagadas  tienden a tener ingresos más bajos y la mayor parte de ese dinero lo habían gastado de manera rápida en necesidades básicas como alimentos y gasolina.

Relacionado: Cómo gastaron más de 13 millones de personas sin empleo su primer cheque de estímulo.

Algunos legisladores y economistas han sugerido que los cheques de estímulo son un despilfarro de dinero y que el gobierno estaría mejor centrando la ayuda en las personas desempleadas. Muchos trabajadores que han podido regresar a sus puestos de trabajo dicen que continúan luchando por conseguir las horas y el salario que ganaban antes de que la pandemia llegara.

Se calcula que durante la segunda ronda de cheques de estímulo unos 160 millones de hogares probablemente recibirán un pago. El Post documentó cómo algunas personas que recibieron un pago en enero habían publicado en redes sociales que no necesitaban el dinero y que incluso lo habían donado a la caridad.

La investigación de la organización Opportunity Insights indica que en el caso de las personas que no necesitan el dinero del cheque de estímulo de manera inmediata lo han estado ahorrando para pagar desde préstamos estudiantiles, deudas hipotecarias o tarjetas de crédito.

Te podrá interesar: