IRS podría empezar a liberar tercer cheque de estímulo de $1,400 entre finales de marzo y principios de abril

Al menos cuatro procesos básicos deben realizarse antes de que el IRS esté autorizado a emitir los pagos

IRS podría empezar a liberar tercer cheque de estímulo de $1,400 entre finales de marzo y principios de abril
Imagen ilustrativa de los cheques de estímulo que envía el Gobierno federal.
Foto: Jeff Fusco / Getty Images

Los reportes de medios nacionales anticipan que el cheque de estímulo de $1,400 que impulsa la Administración del presidente de Estados Unidos Joe Biden sería aprobado para mediados de marzo cuando vencen los beneficios extra por desempleo en virtud de la ley de estímulo de diciembre.

De concretarse la intención de los demócratas, el Servicio de Rentas Internas (IRS) podría empezar a liberar pagos entre finales de marzo y principios de abril.

Sin embargo, antes de ese proceso cumbre que esperan millones de estadounidenses son varias las fases por las que tiene que pasar el paquete de estímulo propuesto por el Gobierno actual nombrado el “Plan de rescate estadounidense”.

Combinación de diferentes secciones de la ley

Actualmente, la legislación se encuentra ante la consideración del Comité de Presupuesto de la Cámara de Representantes que deberá combinar las diferentes secciones de la misma para convertirla en una sola propuesta que se espera sea aprobada en el pleno de ese cuerpo legislativo antes de que acabe este mes.

De la Cámara al Senado

Si la Cámara vota para darle paso a la medida para finales de febrero como prevé la presidenta de la mayoría en ese organismo, Nancy Pelosi, la propuesta de ley deberá pasar al Senado para su consideración.

En la Cámara alta es donde se espera que la legislación enfrente más inconvenientes ante la negativa de varios republicanos en respaldar el plan en parte porque los pagos de estímulo no están “focalizados” para que apliquen a los individuos de más bajos ingresos.

Luego de las elecciones de noviembre pasado, el Senado quedó dividido en 50 escaños para los republicanos y otros 50 para los demócratas. Lo anterior implica que par de votos de los miembros de una u otra delegación pueden hacer la diferencia final en términos de la aprobación de medidas.

Aprobación mediante mecanismo de “reconciliación”

Ante esta realidad, los demócratas se han propuesto aprobar el paquete económico de $1.9 billones de manera expedita en el Senado mediante el mecanismo conocido como “reconciliación”. El proceso requerirá una mayoría simple para darle paso a la legislación en lugar de los 60 votos que tradicionalmente se requieren para aprobar una medida.

A principios de este mes, fue el voto de la vicepresidenta Kamala Harris en su papel de presidenta del Senado que logró el desempate que permitió el avance de ese mecanismo.

Biden debe firmar la ley de estímulo

Luego de que ambas Cámaras aprueben el plan de estímulo, entonces pasará al escritorio del presidente en la Casa Blanca para que éste la estampe su firma.

Hasta que Biden no firme el documento, la propuesta no se convertirá en ley y no entrará en vigor.

IRS comienza distribución de tercer cheque de estímulo

Después de que el demócrata le dé el visto bueno a la pieza legislativa entonces el IRS podrá comenzar a procesar y a enviar los cheques con el monto base de $1,400 por individuo como establece la ley propuesta.

Aunque en las pasadas dos rondas, los primeros desembolsos se enviaron mediante depósito directo en un periodo de entre dos a tres semanas; el proceso de llegada de algunos cheques se extendió por meses, entre otras cosas, porque el IRS no tenía la información de beneficiarios que no están obligados a declarar impuestos.

A estas fechas, todavía hay potenciales recipientes que no han recibido los pagos que les corresponden.

El IRS exhortó a los estadounidenses elegibles que no hayan recibido uno o los dos cheques anteriores que lo soliciten mediante un “Crédito de recuperación de reembolso” en la declaración de impuestos este año, aún cuando no están obligados a declarar.