Cómo curar el dolor de estómago con remedios caseros

La mayoría de los dolores de estómago cederán ante remedios caseros que podremos preparar con ingredientes que tengan propiedades antiinflamatorias y analgésicas, que solemos tener en nuestra despensa.

Es muy recomendable tratar el dolor de estómago con remedios caseros y no con fármacos, ya que éstos podrían enmascarar alguna situación más delicada.
Es muy recomendable tratar el dolor de estómago con remedios caseros y no con fármacos, ya que éstos podrían enmascarar alguna situación más delicada.
Foto: Pixabay

Para aliviar un dolor de estómago, podemos hacer uso de remedios caseros que por su origen natural no tendrán muchas las contraindicaciones médicas que puedan hacer riesgoso en su uso. El jengibre, la soda y la manzanilla son ingredientes eficaces para este fin.

El dolor de estómago no es un malestar que se caracterice por su gravedad, pero si el dolor es muy fuerte y no cede con estos remedios, será necesario buscar ayuda médica para determinar la causa.

Pensando en ello, a continuación te presentamos algunos remedios caseros que pueden ayudar a curar el dolor de estómago.

Jengibre

El jengibre es una raíz con la capacidad de curar el dolor estomacal y las náuseas que suelen acompañar a este. Las propiedades curativas del jengibre vienen siendo reconocidas desde la Antigüedad, siendo así uno de los remedios naturales con mayor extensión histórica.

El jengibre es un antiinflamatorio natural que podemos conseguir en distintas presentaciones: raíz, masticable, o en un suplemento fácil de tomar, por lo que ofrece distintas maneras de ser usado. Para el dolor estomacal, puedes preparar un ginger ale basado en jengibre, o cortar una raíz fresca de jengibre y preparar con ella una infusión.

Jengibre
El jengibre tiene múltiples usos, aunque en el caso de atender un dolor de estómago, lo ideal es hacer una infusión con él. Foto: Pixabay

Soda y amargos

Varias marcas de bebidas amargas incluyen en sus productos hierbas como menta, jengibre, hinojo o canela. En algunos pacientes, estos son elementos que pueden aliviar los síntomas de náuseas que los aquejan.

En este respecto, tres alternativas a las que puedes recurrir son el amargo de angostura, el agua tónica, y el club soda.

Infusión de manzanilla

La infusión de manzanilla puede ejercer un rol antiinflamatorio que viene muy bien para aliviar el dolor estomacal. Esta propiedad permitirá que los músculos estomacales se relajen y así puedan reducirse los dolores provocados por los espasmos y los calambres. Este efecto de la infusión de la manzanilla se puede conseguir fácilmente con una única taza.

Menta

La menta es señalada como un remedio natural capaz de curar el dolor estomacal y las náuseas, esto se debe a que las hojas de menta funcionan como un analgésico natural, una propiedad que se mantiene en todas las formas en que la podamos consumir.

Podemos usar la menta de diferentes maneras para tratar el dolor estomacal: podemos hacer infusión, oler extracto de menta, chupar un caramelo de esta hierba, o incluso masticar las hojas. Todo esto ayuda a reducir los dolores y la sensación de náuseas.

En este respecto, la alternativa menos saludable para ti sería el uso del caramelo de menta dado que el caramelo tiene un contenido en azúcares que no está presente en las otras formas.

En caso de que el dolor estomacal persista, el paciente debe consultar en lo posible con un especialista médico. Éste realizará una revisión profunda para tener una mejor comprensión de la enfermedad y determinar cuál es la mejor vía de acción para tratar el malestar.

También te puede interesar:

Cómo es que las bacterias intestinales inciden en el peso

¿Cómo identificar una obstrucción intestinal?