Qué opinan los expertos de la carne producida en laboratorio

La carne producida en laboratorio es un punto de inflexión importante para la alimentación, y muchos expertos ven este avance como algo positivo para reducir el consumo de carne animal.

Para algunos, empeñarse en crear carne en laboratorio no tiene sentido, dado que también se puede obtener proteína de las legumbres
Para algunos, empeñarse en crear carne en laboratorio no tiene sentido, dado que también se puede obtener proteína de las legumbres
Foto: Shutterstock

La creación de carne producida en laboratorio ha causado una serie de reacciones en torno a la posibilidad de generar alimentos saludables que produzcan poco impacto en el ambiente, pero también evitar el maltrato de animales, de acuerdo con la opinión de algunos expertos.

Esto posibilita obtener una alimentación que garantice las proteínas necesarias sin necesidad del consumo de carne animal. Es más sostenible y saludable.

Cómo se produce la carne en laboratorio

Para crear la carne se toma una muestra de células de un animal vivo, a través de una autopsia, y se procede a poner en un medio de cultivo adecuado para que crezcan con los nutrientes necesarios a través de las condiciones adecuadas de temperatura, humedad, pH, entre otros.

La dificultad está en que, para que las células crezcan de una forma organizada se usa un armazón para que se pueda formar una estructura unida, en otras palabras, para que se cree una red de células, así lo señala un artículo publicado en Cuidate Plus.

Para obtener la carne de pescado se usan las células musculares de un pez ya anestesiado. Estas células son tratadas con enzimas en un cultivo, la mezcla se coloca junto a una solución nutritiva en un biorreactor, y por último es impresa con la forma deseada usando una impresora 3D.

carne de laboratorio
Carne producida en laboratorio, proyecto sustentable con un impacto positivo en el medio ambiente. Foto: Shutterstock

Lo que opinan los expertos

Para muchos, la cuestión tiene que ver con la seguridad alimentaria. Es cierto que cuando se habla de alimentación, los riesgos están presentes. Son las autoridades alimentarias las que deben supervisar cualquier incorporación nueva al mercado.

Tratándose de un producto nuevo que no ha sido consumido previamente, debe pasar primero por una evaluación antes de la comercialización para determinar si el consumo de esta carne es seguro.

En el caso de estos alimentos, lo que se debe vigilar es que estos cultivos no estén contaminados ni que los desechos metabólicos queden en los alimentos que se preparen con este tipo de carne.

Impacto en el medio ambiente

Algo positivo que resaltan muchos expertos es que, con este producto se puede sustituir la carne animal y por lo tanto, se reduce su consumo. Esto generaría un impacto positivo tanto en el medio ambiente como en la propia vida de los animales.

Sin embargo, no se ha determinado si la sostenibilidad de crear este tipo de alimentos es provechoso o no para el impacto ambiental.

Por otra parte, hay quienes aseguran que todo este proceso de crear carne artificial o en laboratorio es un sinsentido debido a que es posible obtener proteínas a través de las legumbres.

Aunque se trata de un avance fascinante, todavía quedan muchas cosas por evaluar y determinar la viabilidad del consumo de este tipo de carne.

Mientras tanto, los expertos aconsejan consumir menos de 400 gramos de carne roja a la semana para evitar problemas de salud.

También te puede interesar:

¿Qué es el seitán? La alternativa centenaria a la carne

5 efectos peligrosos de comer carnes frías con frecuencia