Cómo enseñar a mi hijo a leer a través del método Glifing

Los métodos de aprendizaje son importantes para que tu hijo aprenda a leer. El método Glifing es una alternativa que usa la tecnología para generar las competencias lectoras necesarias en tu pequeño.

Cómo enseñar a mi hijo a leer a través del método Glifing
Al psicopedagogo le corresponderá adaptar los juegos a las necesidades de aprendizaje del pequeño.
Foto: Shutterstock

Para generar competencias lectoras existen métodos de aprendizaje efectivos, como es el caso del método Glifin. Este consiste en el uso de juegos didácticos a través de dispositivos electrónicos, como tablets u ordenadores, para que los pequeños aprendan de forma más fácil.

En qué consiste

Se trata de un método que ayuda a los más pequeños a aprender a leer, pero sobre todo, contribuye a mejorar las competencias lectoras en aquellos que tienen dificultades para leer.

aprendizaje en casa
El método, a través de juegos y de una manera divertida, ayudará a tu hijo a superar las dificultades para aprender a leer. Foto Shutterstock

El método consiste en usar dispositivos electrónicos para motivar a los pequeños, a través de una serie de juegos y de una manera lúdica, a leer. Así, los niños tienen que realizar una serie de actividades que los motivará.

Dicho de otro modo, el método Glifing está diseñado en forma de videojuego con el propósito de crear una atmósfera motivadora y divertida que incentive la participación de tu hijo para conseguir el objetivo deseado.

De esta forma, tu pequeño tendrá las herramientas necesarias que le ayudará a superar las dificultades que tiene en cuanto al desarrollo de su lectura.

Cómo se aplica

Para aplicar este método de aprendizaje es necesario visitar a un especialista en el área de la psicopedagogía que, además, esté especializado en dicho método. Luego de una evaluación previa, éste adapta el sistema y lo personaliza de acuerdo a las necesidades del pequeño.

De esta forma, tu hijo tendrá acceso en su propio dispositivo a los juegos, de tal manera que interactúe y aprenda. Al mismo tiempo estará alejado de la presión que implica estar rodeado de otras personas y de sus compañeros de clases.

En muchos casos, la presión que implica tener que estar frente a un maestro y a los compañeros hace que el niño se estrese más y no termine mejorando sus capacidades de lectoescritura.

Con este método, tu hijo o hija podrá aprender desde casa o en cualquier lugar. Claro, el tiempo es fundamental para que desarrolle sus competencias. Se recomienda que interactúe con las actividades del método Glifing 4 horas al día por 4 días a la semana.

Beneficios

Los resultados obtenidos de diversas pruebas han demostrado la eficacia de este método. Las competencias lectoras mejoran de forma progresiva, y esto motiva a los niños a seguir aprendiendo.

La cuestión está en saber aplicar el método y hacerlo a tiempo. En este sentido, si ves que tu hijo tiene problemas para leer no dudes en buscar la ayuda especializada.

A medida que pase el tiempo, tienes que hacerle saber los cambios que vivirá y cómo desarrollar estas competencias le beneficiará en el futuro.

Por otro lado, motívalo a que aprenda, ayúdalo a que se interese por lo que está aprendiendo. En este sentido, debes dar el ejemplo. Si se equivoca, no lo regañes ni lo reprendas. Ayúdalo, de forma cariñosa y comprensiva, a darse cuenta de sus errores para que siga mejorando.

También te puede interesar:

¿Cuándo un niño debe dejar el biberón?

Qué hacer si tu hijo sufre de ansiedad