6 formas en que el nuevo proyecto económico de Biden beneficiará a familias latinas

El plan del mandatario demócrata atendería necesidades desde distintos frentes, como cuidado infantil, acceso al colegio y universidad, alimentación y apoyos económicos directos

6 formas en que el nuevo proyecto económico de Biden beneficiará a familias latinas
Las familias latinas serían beneficiadas con el nuevo proyecto económico de Biden.
Foto: John Moore / Getty Images

Durante su campaña, el presidente Joe Biden prometió impulsar programas que beneficiaran a las comunidades de color, incluidas las latinas, un mensaje que ha sido recurrente en los diversos programas que ha presentado, como la estrategia contra COVID-19 y el Plan de Empleos Estadounidense.

Ahora, con su Plan para Familias Estadounidenses, el mandatario busca reducir las diferencias sociales con apoyos que beneficiarán a menores, estudiantes y a sus padres en distintos modos, según un análisis compartido por la Casa Blanca a este diario.

“El Plan para Familias Estadounidenses ayudará a restaurar la promesa de Estados Unidos para las comunidades que se han quedado atrás y se han quedado sin oportunidades, invirtiendo en maestros y estudiantes, empoderando a los trabajadores y sus familias y reinventando un código tributario que recompensa el trabajo sobre la riqueza”, presume la Administración Biden.

El objetivo del proyecto de $1.8 billones de dólares –que deberá ser aprobado por el Congreso– es reducir la pobreza en un 31 por ciento de la comunidad latina.

Se estima que su alcance para comunidades de color en general, incluidos afroamericanos y asiáticos,  permitiría sacar al menos 10 millones de personas de esa condición para 2022.

Al enfocarse en los niños, el plan tendría un mayor impacto en su condición socioeconómica, al reducir un 47 por ciento de la pobreza infantil. El plan contempla varios programas.

1. Educación para niños

El proyecto busca cerrar las brechas de oportunidades para los niños de bajos ingresos y los niños de color, ya que brindaría acceso universal a preescolar y apoyos para el cuidado infantil y de calidad.

“La mayoría de los niños, y especialmente los niños de color y los niños de bajos ingresos, no tienen acceso a la gama completa de programas preescolares de alta calidad disponibles para sus compañeros”, reconoce el reporte.

2. Acceso a universidad

La propuesta considera recursos para otorgar dos años de colegio comunitario gratuito para estadounidenses, incluidos ‘dreamers’, quienes al ser indocumentados no tienen acceso a programas federales.

Se busca que sean más asequibles los colegios y universidades históricamente negros (HBCU), colegios y universidades tribales (TCU) e instituciones que sirven a los hispanos (HSI), a los isleños del Pacífico asiático-americanos e indígenas estadounidenses (AANAPISI) y otras similares que atienden minorías (MSI).

“(Se busca) aumentar el valor de las becas Pell para ayudar a que más estudiantes de bajos ingresos asistan a la universidad”, indica el análisis. “(Además de) asegurar que más estudiantes reciban apoyo hasta que finalicen (sus estudios)”.

La beca Pell permitiría a los estudiantes recibir un incremento $1,400 dólares.

3. Apoyo a maestros

“(Se pretende) empoderar a los maestros, invirtiendo en la capacitación y el apoyo que necesitan y asegurando que más maestros de color puedan llegar al aula”, apunta el proyecto.

Esto permitiría a enfrentar el pendiente de más de 100,000 profesores certificados que requiere el sistema escolar, esto antes de la pandemia.

Las necesidades, indica el reporte, son mayores en vecindarios con familias de color, incluidas latinas.

4. Licencia pagada

El tiempo de los padres con bajos recursos para cuidar a sus hijos o asegurarles un cuidado asequible y seguro es uno de los mayores retos.

El proyecto de la Administración Biden busca “aceder a licencia familiar y médica pagada”.

“(Esto) para garantizar que los padres y cuidadores que trabajan, incluidos los trabajadores de color y los trabajadores con salarios bajos, puedan acceder de manera equitativa al tiempo libre que necesitan”, se destaca.

5. Alimentación

El plan destina fondos para reforzar la distribución de alimentos, a fin de cerrar brechas en la red de seguridad social, sobre todo para “asegurar que los niños tengan los alimentos nutritivos que necesitan para estar saludables y tener éxito en la escuela”.

De aprobarse en el Congreso, los fondos permitirán ampliar los programa de alimentos durante el verano, debido a que miles de familias logran la nutrición de sus hijos con programas de comidas escolares, las cuales también se verían beneficiadas baho el programa de Disposición de Elegibilidad Comunitaria (CEP).

La ampliación de los cupones de alimentos, conocidos como SNAP, es también una prioridad, para incluso favorecer a aquellas personas que salieron de prisión por delitos relacionados con drogas.

6. Ayuda a la familia

Uno de los “programas estrella” del Plan de Rescate Estadounidense es el Crédito Fiscal por Hijo, que otorgaría hasta $3,600 dólares por niño menor de 6 años, y $3,000 para menores de entre 6 y 17 años. La propuesta de Biden es extenderlo al 2025.

También se impulsa la extensión del Crédito Tributario por Ingreso Laboral, el cual apoya a las personas que, a pesar de que tienen dos o más empleos, tiene un salario demasiado bajo.

Otro programa es el Crédito Tributario por Cuidado de Niños y Dependientes, para asegurar que los padres de familia dejen a sus hijos o personas que necesitan cuidados, con alguien capacitado para ello.