Quienes trabajan más de 55 horas semanales tienen más riesgos de morir, dicen la OMS y OIT

Trabajar más de 55 horas a la semana es más peligroso de lo que aparenta, en el año 2016, 398,000 personas murieron de un derrame cerebral y 347,000 de una enfermedad cardiaca

Quienes trabajan más de 55 horas semanales tienen más riesgos de morir, dicen la OMS y OIT
Foto: Yan Krukov / Pexels

Cada vez es más recurrente que las empresas se planteen objetivos más altos y con menos recursos, lo que puede llevar a requerir más esfuerzo por parte de sus recursos humanos.

En otras circunstancias hay personas que pierden la noción del tiempo ante la pasión que les inspiran sus proyectos, como Elon Musk que señala que entre sus malos hábitos están el dormir poco.

Sin embrago trabajar largas jornadas puede ser muy peligroso para quien lo hace. Así lo afirma un estudio de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Organización Internacional del Trabajo (OIT) publicado por la revista Environmental International, que revela que laborar más de 55 horas semanales aumenta el riesgo de muerte por enfermedades cardíacas y accidentes cerebrovasculares.

La doctora María Neira, directora de Medio Ambiente, Cambio Climático y Salud de la OMS, manifestó que: “Es hora de que todos -gobiernos, empleadores y trabajadores- finalmente reconozcamos que las largas horas de trabajo pueden causar muertes prematuras”. Y subrayó que “Trabajar 55 horas o más a la semana representa un grave peligro para la salud”.

El estudio advierte que trabajar exhaustivas jornadas se asocia con un aumento del 35% del riesgo de un accidente cerebrovascular (AVC) y del 17% de morir de una cardiopatía isquémica, comparado con una persona que trabaja entre 35 a 40 horas semanales.

El estudio de estas instituciones apunta que en 2016 murieron 398,000 personas de un derrame cerebral y 347,000 de una enfermedad cardíaca por haber trabajado al menos 55 horas por semana.

En ocasiones los daños no son inmediatos, pues la investigación muestra que la mayoría de las muertes registradas se dieron en personas de 60 a 79 años que trabajaron 55 horas o más por semana cuando tenían entre 45 y 74 años.

Frank Pega, especialista de la OMS, explicó que no se ha encontrado ninguna diferencia entre sexos en lo que se refiere al efecto de largas jornadas de trabajo sobre la incidencia de enfermedades cardiovasculares.

Sin embargo, la morbilidad es particularmente elevada entre los hombres, con 72% de los decesos, debido a que el sexo masculino representa una gran parte de los trabajadores en el mundo.

Tedros Adhanom Ghebreyesus, director general de la OMS, advirtió su preocupación por el aumento de trabajo ocasionado por el confinamiento: “El teletrabajo se ha vuelto la norma para numerosas actividades, a menudo borrando las fronteras entre la casa y el trabajo. Además, muchas empresas se han visto obligadas a reducir o interrumpir sus actividades para ahorrar dinero, y las personas que mantienen en planilla terminan con horarios de trabajo más largos”.

Pega indicó que “el número de horas de trabajo aumentó alrededor de 10% durante el confinamiento” y advirtió que “ningún empleo vale el riesgo de sufrir un accidente cerebrovascular o una enfermedad cardíaca. Los gobiernos, los empleadores y los trabajadores deben ponerse de acuerdo para establecer límites que protejan la salud de los trabajadores”.

También te puede interesar:

Los 21 estados que pondrán fin a los beneficios extra al seguro del desempleo del Plan de Rescate Americano

Joe Biden y su esposa Jill Biden revelan cuánto ganan y cuánto pagan de impuestos

Sentencian a Bayer pagar $25 millones a hombre de 71 años que contrajo cáncer por usar su producto de jardinería Roundup