El futuro es vegano: La empresa sueca Oatly, fabricante de alternativas lácteas, podría cotizar en el mercado de valores con un valor de $10 mil millones

Las inmensas bondades de seguir una alimentación vegana, se han derivado en una remodelación en el negocio de la industria alimentaria. Esta semana la empresa Oatly dedicada a la producción de sustitutos a la leche elaborados con avena podría estar valorada en el mercado por $10 mil millones, además de ejemplificar los cambios actuales en las preferencias de los consumidores

Se espera que las acciones de la compañía sueca Oatly, comiencen a cotizar en Nueva York a partir del 20 de mayo.
Se espera que las acciones de la compañía sueca Oatly, comiencen a cotizar en Nueva York a partir del 20 de mayo.
Foto: Shutterstock

La industria alimentaria es un campo que se transforma conforme el tiempo y las tendencias. Teniendo en cuenta que en los últimos meses la salud se ha vuelto el tema más importante, han salido a la luz todo tipo de recomendaciones para vivir mejor, aumentar la esperanza de vida y prevenir enfermedades crónicas. Con base en ello se ha comprobado que la alimentación es simplemente la más poderosa herramienta, hoy en día la tendencia nos invita a seguir una dieta basada en plantas por múltiples razones y es por ello que actualmente numerosas empresas han buscado unirse a la corriente vegana. Si bien es cierto que existen gigantes en la industria de productos lácteos como sucede con empresas como Nestlé, un nuevo fabricante de alternativas lácteas sueco llamado Oatly ha llegado a romper paradigmas.

Oatly es una empresa dedicada a la producción de sustitutos a la leche elaborados con avena, que se ha posicionado como una magnifica alternativa para las personas que siguen una dieta vegetariana. Conscientes del inmenso potencial que existe en el campo de alimentos vegetarianos, esta semana venderán acciones por primera vez ¿Lo sorprendente? La empresa podría estar valorada en $10 mil millones, además de ejemplificar claramente los significativos cambios en las preferencias de los consumidores.Lo cual anuncia una remodelación en el negocio de los alimentos. Por fortuna cada día somos más conscientes y ya no es suficiente que la comida sea saludable, cada vez más personas quieren asegurarse sobre el origen de los alimentos que compran y sus efectos en el medio ambiente, finalmente a nadie le interesa promover que se derritan los casquetes polares. Lo preocupante es que la producción de alimentos es uno de los principales contribuyentes del cambio climático, especialmente cuando hay animales involucrados ¡Una razón más para apostar por las alternativas veganas! Por lo tanto los sustitutos de la leche elaborados con soja, anacardos, almendras, avellanas, arroz, cáñamo y avena, han proliferado en respuesta a la creciente demanda.

Los antecedentes previamente mencionados hacen sentido con las declaraciones de la empresa sueca: “Tenemos una visión audaz de un sistema alimentario que sea mejor para las personas y el planeta.” Así lo enfatizaron en el prospecto de la oferta. Se espera que las acciones de la compañía sueca, comiencen a cotizar en Nueva York a partir del 20 de mayo. Lo cierto es que ara justificar su valiosa valoración en el mercado, Oatly tendrá que convencer a los inversores de que puede dominar un mercado en el que ya existe una gran competencia y también una campo en el cual los grandes fabricantes de alimentos apenas están comenzando a desplegar sus formidables e inclusive interminables recursos. Tal es el caso concreto de Nestlé, el mayor productor mundial de alimentos envasados: este mes presentaron su propia alternativa de leche vegetal, hecha de guisantes.

La empresa sueca cuenta con más de 25 años de experiencia, está respaldada por una cantidad importante de fuentes de inversión. El arte de su empaque y logotipo, parecen dibujados a manos y anuncian la siguiente leyenda “como la leche, pero hecha para humanos”. Sobre sus accionistas mayoritarios se trata de una sociedad conformada por: una entidad propiedad del gobierno chino y Verlinvest, una firma belga que invierte parte de la riqueza de las familias que controlan el imperio cervecero Anheuser-Busch InBev y Blackstone y la gigantesca firma de capital privado, posee un poco menos del 8% de Oatly.

Oatly dijo que espera que la inversión de Blackstone inspire a otras firmas de capital privado a “dirigir su valor colectivo de 4 billones de dólares hacia inversiones ecológicas”. Cabe mencionar que el respaldo de una empresa de gestión de inversiones tan importante como Blackstone, ayudó positivamente a darle credibilidad a la empresa en Wall Street. De hecho no hubo señales sobre la participación de Blackstone y una posible desaceleración en las ventas de Oatly, las cuales se duplicaron el año pasado ¡Aún con la pandemia! La realidad es que su popularidad ha crecido como la espuma, es por ello que la imagen de Oatly se ha beneficiando con una interesante lista de inversionistas famosos, como Oprah Winfrey, Natalie Portman, la compañía Roc Nation de Jay-Z y Howard Schultz, el ex director ejecutivo de Starbucks. Finalmente todos son figuras que tienen alguna conexión con el movimiento de vida saludable y basado en plantas.

Otro dato que llama la atención, es que la leche de avena forma parte de una tendencia más amplia, enfocada en alimentos creados para imitar ciertos productos de origen animal. Los productos lácteos de origen vegetal, que en Estados Unidos incluyen marcas como Ripple (elaborado con guisantes) y Mooala (plátanos), recaudaron 640 millones de dólares el año pasado, más del doble de la cantidad recaudada un año antes.

Lo cierto es que en Estados Unidos, el mercado de los sustitutos de la leche, como es el caso concreto de las bebidas vegetales de leche de avena y arroz, va en aumento. Según información liberada por la empresa Euromonitor estas variantes de leches representan una industria de $2.5 mil millones, la cual para el 2025 se estima un crecimiento a $3.6 mil millones. A nivel mundial también se cuenta con datos muy reveladores: se espera que la industria crezca de $9.5 mil millones a $11 mil millones.

Sin lugar a dudas está información llega de manera muy oportuna y nos abre el panorama sobre el futuro de los productos veganos; finalmente lo que una vez fue un nicho de mercado, hoy es la tendencia que marca mayor crecimiento y popularidad. En el caso concreto de Oatly, el años pasado sus ventas se dispararon a $420 millones, es decir se duplicaron en comparación con los $204 millones reportados en 2019. Además la compañía informó que tuvo una pérdida de $60 millones que fueron destinados a invertir en nuevas fábricas, estrategias de marketing y el desarrollo de nuevos productos. Cabe mencionar que Oatly también vende una bebida láctea de chocolate y otros sabores, así como sustitutos sin lácteos del yogurt, helado y queso crema. Como información adicional: Oatly fue fundada en el año de 1994, por Rickard Oste, profesor de química alimentaria y nutrición en Suecia, y su hermano Bjorn Oste. Durante un período de trabajo en Malmo-Suecia, en donde los hermanos desarrollaron una forma de procesar una suspensión de avena y agua con enzimas para producir una dulzura natural, son un sabor y consistencia similar a la de la leche.

Gracias al nuevo financiamiento Oatly tuvo la capacidad de expandirse en Europa y comenzar a exportar a Estados Unidos y China, regiones en las que existe un alto número de personas intolerantes a la lactosa de la leche de vaca. Si bien aún queda mucho camino por construir, algunos analistas de la industria argumentan que el tamaño de empresa que es Oatly, le confiere ventajas sobre los gigantes de la industria y les permite ser más innovadores. Finalmente no podemos olvidar que las empresas emergentes de alimentos son más jóvenes, creativas y con una gran propuesta. 

Te puede interesar: