Los estadounidenses más pobres en riesgo de ser desalojados en junio; más de 11 millones están atrasados con pagos

Este junio está por terminar la protección nacional de la vivienda y la gente más pobre está en riesgo de ser desalojada; los más vulnerables son las personas mayores, personas de bajos ingresos y afroamericanos

En Florida y Carolina del Sur 1 de cada 4 inquilinos está atrasado en sus pagos.
En Florida y Carolina del Sur 1 de cada 4 inquilinos está atrasado en sus pagos.
Foto: PhotoMIX Company / Pexels

La recuperación económica se está gestando pero no ha permeado a todos por igual, mientras unos se volvieron ricos porque sus negocios encontraron tierra fértil con las necesidades que surgieron durante la pandemia, millones perdieron mucho y podrían estar a punto de sufrir el desalojo cuando la protección de la vivienda expire en junio.

CNBC reporta que más de 11 millones de estadounidenses se encuentran atrasados con en el pago del alquiler y están en peligro de tener que dejar su vivienda sin contar con ningún lado a dónde ir.

Este 30 de junio concluye la moratoria de desalojo de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades que ha estado vigente desde septiembre.

Un análisis del Centro de Prioridades de Presupuesto y Política señala que cerca del 15% de los inquilinos adultos no están al día con sus pagos de vivienda, por lo que el número de desalojos podría dispararse cuando se levante la prohibición.

Lamentablemente los que se encuentran en un estado de mayor vulnerabilidad son las personas que más se han visto afectadas durante la pandemia, como los estadounidenses mayores, las personas afroamericanas y las personas de bajos recursos.

De acuerdo con un recuento más de 100,000 personas mayores de 65 años dijeron que esperaban ser desalojadas en los próximos dos meses. Mientras que casi 450,000 inquilinos de entre 55 y 64 años comentaron estar en la misma situación.

Defensores de la vivienda aseguran que la prohibición se está levantando en un momento muy difícil, tanto para los propietarios como para los inquilinos, y los estados aún luchan por distribuir los $45,000 millones en asistencia para el alquiler.

Peter Hepburn, profesor asistente de Sociología en la Universidad de Rutgers-Newark e investigador en The Eviction Lab, cometó que la política ha estado lejos de ser perfecta para mantener a los inquilinos alojados, pero que ha reducido el número normal de solicitudes de desalojo a menos a la mitad.

“Necesitamos dejar que esta moratoria permanezca vigente hasta que gastemos todo este dinero”, comentó Mark Melton, abogado de inquilinos que enfrentan un desalojo pro bono en Dallas. “Si rescatas al inquilino, eso significa que rescataste al propietario”, puntualizó el abogado.

El Centro de Prioridades de Presupuesto y Política señala que los estados con más problemas son Florida y Carolina del Sur, donde casi 1 de cada 4 inquilinos está atrasado en sus pagos, en comparación al 6% que se registra en Maine y Kentucky.

Con información de CNBC

También te puede interesar:

Carlos Slim fue por cuatro años consecutivos el hombre más rico del mundo ¿qué le pasó?

Búsqueda de trabajo aumentó en estados que recortaron beneficios de desempleo federales, revela estudio

Rusia ya está en la carrera de producir autos eléctricos y propone Flip, “el taxi del futuro”