Estos son los peores snacks para la salud del corazón

La calidad de la dieta no solo se relaciona con el peso corporal, es uno de los principales detonantes de la hipertensión y afecciones cardiovasculares. Es igual de importante prestar atención en la calidad de bocadillos que se consumen cotidianamente, evitar los ultraprocesados ricos en calorías, azúcares, grasas y sodio ¡Es clave!

La mejor manera de proteger la salud del corazón es a través de la alimentación y los hábitos relacionados con el estilo de vida.
La mejor manera de proteger la salud del corazón es a través de la alimentación y los hábitos relacionados con el estilo de vida.
Foto: Pixabay

Llega un momento de la vida en el que la salud del corazón es la principal prioridad, finalmente no podemos negar la realidad: las enfermedades cardíacas son la principal causa de muerte en los Estados Unidos. De hecho se cuenta con datos alarmantes liberados por los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), en los que se confirma que 1 de cada 4 estadounidenses muere por alguna afección cardíaca ¿Tenemos tu atención? Con base en ello es indispensable extremar medidas de prevención y una de las más importantes y sostenibles a largo plazo es asegurarse de seguir una dieta saludable y evitar aquellos alimentos que dañen al corazón.

Si bien existen algunas comidas que son sospechosos bastante obvios, como es el caso de la amplia gama de productos procesados y las comidas rápidas, en específico todos los productos fritos. Existen algunos alimentos que afectan la salud cardiovascular que no son tan evidentes, especialmente cuando se trata de bocadillos y es por ello que nos dimos a la tarea de seleccionar los peores snacks para tu corazón. Evitarlos le hará un gran favor a tu salud y por qué no ¡También a tu peso corporal! 

1. Dulces

En general cualquier golosina nunca será la mejor decisión si lo que quieres es comer saludable y protegerte de enfermedades, ya sea un caramelo o una barra de chocolate comercial, comer dulces significa que estás ingiriendo una tonelada de azúcar. Si bien estamos muy acostumbrados a relacionar al consumo de golosinas con el aumento de peso, lo que sucede en el organismo es más profundo ya que son alimentos que suelen aumentar los depósitos de grasa y se aumenta el riesgo de sufrir una enfermedad cardíaca. Para satisfacer el gusto por lo dulce, los expertos recomiendan apostar por el consumo de chocolate negro puro y sin azúcar, está repleto de antioxidantes que de hecho son de gran ayuda para proteger la salud del corazón.

Dulces
Dulces./Foto: Pixabay

2. Papas fritas

El único problema no son los bocadillos dulces repletos de azúcares añadidos, también lo son aquellos snacks salados, que de hecho debido a su alto contenido en sodio son uno de los alimentos más nocivos para el corazón. No en vano se cuenta con toneladas de evidencia científica que respalda las devastadoras consecuencias de una alta ingesta de sodio y su directa relación con la hipertensión arterial. Si bien la gama de botanas saladas es amplia, llama de manera especial la atención el consumo de papas fritas que contienen demasiado sodio. Por lo tanto comer de manera regular papas fritas, no solo incrementa el riesgo de padecer presión arterial alta; se cuenta con un estudio en el cual se encontró una estrecha conexión entre comer papas fritas y un aumento de las enfermedades cardíacas.

Papas fritas
Papas fritas./Foto: Pixabay

3. Cereales azucarados

Uno de los snacks favoritos de chicos y grandes son los cereales, si bien son un alimento clásico del desayuno, muchas personas suelen consumirlos como una alternativa rápida y accesible de refrigero “aparentemente ligero y saludable”. Si bien es cierto que no todos los cereales son iguales, la mayoría de las opciones comerciales se destacan por su alto contenido en aditivos y azúcares. Como lo mencionamos en un inicio: ingerir más azúcar agregada de la recomendada diariamente, es simplemente un hábito fatal para la salud del corazón. Además según un estudio publicado en Revista de la Asociación Médica Estadounidense, se descubrió que las personas que obtienen un 25% más de sus calorías del azúcar agregada tienen más del doble de probabilidades de morir de una enfermedad cardíaca.

Cereales azucarados. /Foto: Pixabay

4. Galletas

Todos hemos recurrido a consumir un paquete de galletas como snack de media mañana o tarde, si bien son una opción de lo más accesible la mayoría de las alternativas empaquetadas que cubren los estantes de las tiendas de comestibles ¡Son una pésima idea para el corazón y el peso! Son productos que pertenecen a la categoría de los ultraprocesados y no solo están repletas de azúcar, contienen harinas refinadas y grasas trans, que afectan la salud cardiovascular en todo nivel. La ciencia no miente, un reciente estudio encontró que un mayor consumo de alimentos ultraprocesados ​​se asoció directamente con mayores riesgos de enfermedades cardiovasculares y coronarias.

Galletas
galletas chispas chocolate. /Foto: Pixabay

5. Helado

Todos amamos el helado, sobre todo en verano o como un delicioso postre al terminar una rica comida, consumirlo ocasionalmente no simboliza mayor problema. Sin embargo, no es ninguna buena idea que se convierta en un hábito diario o inclusive de los fines de semana mientras disfrutamos de nuestra serie favorita. La principal razón es que el helado es un alimento calórico, rico en azúcares y grasas que suelen derivarse en un significativo aumento de peso y con ello se aumenta el riesgo cardiovascular. Además, los alimentos azucarados y cargados de grasa como el helado pueden aumentar potencialmente el riesgo de ataques cardíacos o derrames cerebrales, por lo tanto las personas con afecciones cardiovasculares previas deberán prestar especial atención.

Helados. /Foto: Shutterstock

6. Pizza

¡Claro! La pizza es un bocadillo delicioso y siempre disponible, lo cierto es que es muy fácil consumir una rebanada sobrante o una mini pizza congelada. Sin embargo volverlo un hábito para “matar el hambre” entre comidas, es un grave error: es un alimento calórico, con poco aporte nutricional, rico en harinas refinadas, grasa y sobre todo ¡mucha sal! Pertenece a la lista de alimentos con mayor contenido en sodio creada por American Heart Association, teniendo en cuenta que la recomendación de dicha organización es no excederse de más de 2,300 miligramos de sodio al día, con un límite ideal de no más de 1,500 miligramos para la mayoría de los adultos (especialmente para aquellos con presión arterial alta o afecciones cardíacas) ¡La pizza es simplemente una muy mala decisión de snack! 

Pizza. /Foto: Pexels

Te puede interesar: