Suspenso hasta el último minuto por la aprobación de paquete de reforma judicial en la Legislatura de Nueva York

Solo avanzaba al final de la tarde una reforma parcial de la Ley de Libertad condicional técnica

Suspenso hasta el último minuto por la aprobación de paquete de reforma judicial en la Legislatura de Nueva York
Defensores presionaban cerca del Capitolio hasta último minuto las propuestas de cambios en el sistema de Libertad Condicional.
Foto: People Campaign / Cortesía

La aprobación de un paquete de anteproyectos de reformas que cambiarían la forma cómo se administra y aplica la justicia penal en Nueva York, dejo un sinsabor en centenares de organizaciones y defensores, cuando se celebró anoche el último día de sesiones en la Legislatura Estatal.

La Legislatura liderada por los demócratas no logró reformar el sistema de libertad condicional del estado, tampoco logró pasar la propuesta “Borrón y Cuenta Nueva” (Clean Slate Act), lo que permitiría a los liberados de la prisión tener más oportunidades de limpiar sus registros y reincorporarse a la sociedad.

El Senado y la Asamblea aprobaron la “Ley Menos es Más” para evitar que las personas en libertad condicional sean devueltas a prisión por infracciones técnicas.

Pero no pudieron llegar a un acuerdo para sellar la mayoría de las condenas después de varios años o enfocar las audiencias de libertad condicional en la rehabilitación de los presos, en lugar de sus delitos originales.

El asunto inconcluso dejó a los defensores clamando por que los legisladores regresen pronto a la sesión.

“La Ley Borrón y Cuenta Nueva estuvo a pocos minutos de aprobarse anoche cuando la Legislatura le dio la espalda a más de dos millones de neoyorquinos, la abrumadora mayoría de las comunidades de color, al no aprobar esta legislación crítica”, dijo la Sociedad de Ayuda Legal en un comunicado.

El anteproyecto establece un proceso único de dos pasos: sellar automáticamente y luego borrar los registros criminales una vez que una persona haya cumplido su condena.

En la agonía del periodo de sesiones, portavoces del Centro de Alternativas Comunitarias (CCA) una de las coaliciones que impulsa la aprobación de este texto legal, instaba a través de las redes sociales a los líderes de la Asamblea y el Senado a dar luz verde a esta reforma.

En su cuenta twitter, Tony Bibbs, líder de CCA, compartía que ahora tiene 63 años y lamentablemente tiene un historial de tres décadas y todavía no puede encontrar un trabajo regular.

“Ahora mismo, estoy cavando huecos para ganarme la vida. Pasen esta ley. ¡No al castigo perpetuo!“, clamó.

Los impulsores de esta ley aseguran que si se elimina la barrera que significan los registros criminales, se abriría la posibilidad de que por lo menos 1,4 millones de neoyorquinos, puedan acceder a servicios esenciales de la vida como el empleo y la vivienda.

Dudas y tristeza

Portavoces de la legislatura dijeron a El Diario que otros anteproyectos de la reforma judicial estaban hasta avanzadas horas de la tarde entrabados por temas técnicos y desacuerdos, pero que miembros de la bancada demócrata lo peleaban hasta el final. Se trata de los tres anteproyectos de libertad condicional y la propuesta Nueva York para Todos, que plantea limitar la cooperación de agencias locales y estatales con ‘La Migra’.

De todo este paquete, solo se terminó aprobando un cambio en el beneficio procesal de la libertad condicional, pero una versión reducida y limitada que aborda solo las violaciones a la libertad condicional “técnica”.

Voceros de centenares de coaliciones vinculadas con campañas de “justicia racial”, rechazan que se hayan quedado “fríos”  los textos normativos para abordar la Libertad Condicional para Personas Mayores y la Libertad Condicional Justa y Oportuna.

Entre la secuencia innumerable de reacciones de dudas y esperanzas, José Saldaña, Director de la Campaña Liberación de Personas Mayores en Prisión, dijo que “cuando lanzamos esta campaña, sabíamos en el último día de sesión que pasarían dos cosas: O ganaríamos o seguiríamos luchando. Nunca reconoceremos la derrota. Siempre seguiremos luchando y aprobaremos estos proyectos de ley “.

Más de 300 organizaciones coincidieron en sus manifestaciones en todo el estado, que existe una crisis de envejecimiento y muerte para los neoyorquinos en prisión y sus familias, debido a décadas de sentencias extremas  por parte de una Junta de Libertad Condicional que aseguraron está marcada por “prejuicios raciales”.

Por ejemplo, Janette Colon, líder del grupo “Liberen a los adultos mayores de las prisiones” (RAPP) quien es esposa de una de las muchas personas en cárceles en Nueva York se preguntó: “¿Cuándo tendrá mi hija la oportunidad de estar con su papá? No nos rendimos con nuestros seres queridos. Nunca nos rendiremos”.

Asi mismo, l a asambleísta del circuito Jackson Heights – Corona, en Queens, Jessica González Rojas escribió en su cuenta twitter, horas antes del fin del periodo legislativo: “Estoy lista para votar en contra del castigo perpetuo. Estoy a favor de los anteproyectos de Libertad Condicional y Borrón y Cuenta Nueva”.