Limonada con azúcar en exceso, causante de afecciones cardiovasculares, diabetes y cáncer

Sin lugar a dudas la limonada es una de las bebidas más populares para refrescarnos en verano. Sin embargo, no todo lo que brilla es oro: puede contener hasta 30 gramos de azúcar blanca por porción y muy poco jugo de limón que aporta vitamina C y flavonoides, de gran poder terapéutico ¿Lo peor? Aumenta la glucosa en sangre y con ello el riesgo de padecer enfermedades crónicas como la diabetes, obesidad y padecimientos cardiovasculares

Limonada con azúcar en exceso, causante de afecciones cardiovasculares, diabetes y cáncer
Según un reciente estudio, los adultos que consumen de 1 a 2 porciones de bebidas endulzadas con azúcar al día tienen un 26% más de riesgo de desarrollar diabetes tipo 2.
Foto: Imagen de Jill Wellington en Pixabay / Pixabay

¿Existe una bebida más refrescante para el verano que la limonada? Probablemente no: es ligera, fresca, hidratante y accesible. Sin embargo ¿sabes lo que realmente contiene? En principio todos pensamos que obtenemos la vitamina C y los fitoquímicos propios del limón, sin embargo es buen momento para detenernos a analizar las recetas tradicionales de limonada. El primer problema, es que realmente se utiliza muy poco jugo de limón y con ello nos perdemos de los poderosos  compuestos beneficiosos correspondientes a una de las frutas cítricas más populares. Además para obtener las bondades medicinales del limón, es importante consumirlo fresco y esto no sucede con las versiones comerciales de limonada. Para mayor la clásica receta de limonada de mamá, contiene: jugo de 5 limones, 1 ¼ tazas de agua y 1 ½ tazas de azúcar blanca. Eso es aproximadamente 30 gramos de azúcar por porción o un poco más de 7 cucharaditas de azúcar ¡solo en un vaso de refrescante limonada! Teniendo en cuenta que actualmente aproximadamente 88 millones de estadounidenses son prediabéticos, vale la pena prestar atención con el azúcar escondida sobre todo en las bebidas.

Por lo tanto ahora que sabemos cuánta azúcar contiene cada vaso de limonada, no es sorpresa decir que uno de los principales efectos secundarios de beber limonada es un enorme aumento de azúcar en la sangre ¿La razón? La rápida absorción de glucosa en el torrente sanguíneo. Lo preocupante es que a largo plazo, los grandes picos de azúcar en la sangre pueden provocar resistencia a la insulina y por obvias razones aumenta el riesgo de desarrollar diabetes tipo 2. Aunque también se asocia con otras complicaciones de salud crónicas, que vienen de la mano con las alteraciones de glucosa.

¿Qué sucede en el cuerpo al beber limonada azucarada? 

Cuando el aumento de azúcar de la limonada llega al torrente sanguíneo, el páncreas responde liberando insulina para ayudar a convertir esa glucosa en energía de inmediato y almacenarla en los músculos, las células grasas y el hígado para usarla más adelante. Lo cierto es que durante años se nos ha advertido sobre las consecuencias de un consumo frecuente de bebidas endulzadas como es el caso de la limonada, refrescos, jugos e infinidad de bebidas comerciales. Según un estudio publicado en Journal Nutrition, este tipo de bebidas y productos endulzados son causa directa de la “resistencia a la insulina”, incluso en adultos sin sobrepeso. De tal modo que llega un punto en el cual las células ya no permiten que la insulina se almacene y el páncreas aborda el problema, produciendo aún más insulina para lidiar con el nivel alto de azúcar en la sangre (que de cierta manera se queda sin poder ir a ninguna parte).

Sin embargo esto no es todo y existen otros efectos secundarios que vale la pena mencionar. Otros de los efectos más preocupantes sobre el consumo de bebidas azucaradas con el tiempo, son el aumento de peso, los problemas cardiovasculares e inclusive el cáncer. Con el tiempo, la resistencia a la insulina da como resultado un nivel alto de azúcar en sangre crónico, lo que provoca una afección grave conocida como diabetes tipo 2.

Sin embargo no todo está perdido, de hecho la limonada puede ser una bebida muy saludable y de gran potencial desintoxicante; siempre y cuando se prepare de manera casera con suficientes limones frescos y claro, sin azúcar. Por lo tanto la peor versión de limonada para salud y los niveles de azúcar en sangre, siempre será la que compramos en las tiendas. Si bien en cierto que algunas recetas de limonada casera pueden ser bastante dulces, sin lugar a dudas las limonadas comerciales son increíblemente azucaradas. Por ejemplo: las bebidas de limonada en polvo para mezclar con agua, tienen más de 9.5 gramos de azúcares agregados por taza de 8 onzas, mientras que las limonadas embotelladas pueden tener más ¡Impresionante!

Para mayor contexto: una botella de 20 onzas de limonada Minute Maid contiene 67 gramos de azúcar agregada en sus 260 calorías. Claro, muchos dirán que esa botella equivale a 2.5 porciones, pero siendo realistas ¿quien no ha bebido toda la botella en un día caluroso? Cabe mencionar que esas 16 cucharaditas de azúcar en esa botella representan el 133% del valor diario recomendado de azúcar durante todo un día.

Este tipo de datos resultan bastante preocupantes teniendo en cuenta las recomendaciones de la Asociación Estadounidense del Corazón: las mujeres deberán limitar los azúcares agregados a no más de 6 cucharaditas al día y los hombres no más de 9 cucharaditas por día. Por desgracia se cuenta con información liberada por los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades, en los que se confirma que un adulto promedio consume alrededor de 17 gramos de azúcar al día y la mayoría proviene de bebidas azucaradas, como la limonada comercial.

Existen referencias científicas interesantes al respecto que proporcionan una mirada más cercana. Tal es el caso de un estudio encabezado por la Asociación Estadounidense de Diabetes realizado por investigadores de Harvard que involucró a más de 300,000 personas. En el cual se encontró que los adultos que consumían de 1 a 2 porciones de bebidas endulzadas con azúcar al día, presentaban un 26% más de riesgo de desarrollar diabetes tipo 2, en comparación con las personas que bebían sin azúcar o solo alrededor de 1 porción por mes.

Lo cierto es que el consumo de grandes cantidades de azúcar, está relacionado con todo tipo de afecciones que deterioran la calidad de vida. Si bien la resistencia a la insulina y la diabetes tipo 2 encabezan la lista, la obesidad y las enfermedades cardíacas le siguen el paso. Además no olvidemos que las limonadas comerciales entran en la categoría de alimentos ultraprocesados, que es bien sabido conducen a todo tipo de enfermedades crónicas, no en vano en los últimos años mucho se ha hablado sobre la estrecha relación entre el excesivo consumo de azúcar y el cáncer.

Por lo tanto no es novedad decir que el exceso de azúcar en la dieta es el enemigo más letal de la buena salud. Además es importante saber que aunque solemos pasar desapercibido el alto contenido de azúcar que pueden tener algunas bebidas de consumo cotidiano, son causa directa de condiciones mortales. La mejor recomendación es apostar por el consumo de bebidas naturales, como son las infusiones herbales, tés, jugos, licuados y limonadas caseras. Sin lugar a dudas, será uno de los pasos más importantes para decidir por crear un nuevo y renovado estilo de vida, sin la devastadora dependencia al azúcar que por años ha caracterizado el tipo de alimentación de la sociedad moderna occidental.

Te puede interesar: