Trump ahora dice que estadounidenses rechazan vacunas contra COVID-19 porque… ¡no confían en elecciones!

En lugar de enviar un mensaje a sus seguidores de aprovechar las vacunas y evitar el contagio de COVID-19 con la variante Delta, el expresidente utiliza la pandemia para golpear a su rival político demócrata

Trump lanzó otra de sus teorías conspiratorias.
Trump lanzó otra de sus teorías conspiratorias.
Foto: Go Nakamura/ / Getty Images

A sus ya conocidas teorías de conspiración sobre las elecciones del 2020, el expresidente Donald Trump ahora dice que los estadounidenses que no quieren vacunarse contra COVID-19 porque… ¡desconfían de los resultados electorales!

“Joe Biden siguió hablando de lo bien que está haciendo el trabajo en la distribución de la vacuna… No le está yendo bien en absoluto”, escribió Trump en un mensaje difundido por sus portavoces.

Luego el exmandatario hizo referencia al proceso electoral del 2020, el cual afirma que ganó, aunque las pruebas que sus abogados presentaron ante tribunales fueron desechadas.

“Está muy retrasado en el calendario y la gente se niega a aceptar la vacuna, porque no confían en su administración, no confían en los resultados de las elecciones y, ciertamente, no confían en las noticias falsas, que se niegan a decir la verdad”.

No queda claro a qué se refiere con lo de las “noticias falsas” y a cuál “verdad” se refiere.

Al menos el 56% de las personas que son republicanas dicen que no planean vacunarse, según el Pew Research Center, eso en comparación con el 27% de los demócratas.

Este lunes, el periodista Peter Doocy, de Fox News, incluso preguntó a la portavoz Jen Psaki si el presidente Biden pediría ayuda al expresidente Trump para lograr que más personas se vacunen, tomando en cuenta que un porcentaje de esa gente sigue al exmandatario.

Psaki defendió los esfuerzos de la Administración Biden.

Más allá de las diferencias políticas, los expertos como el Dr. Anthony Fauci alertan que las personas que rechazan alguna vacuna de Pfizer, Moderna o Johnson & Johnson ponen en riesgo su vida ante la viariante Delta, la cual domina en estados del sur y centro del país, donde un alto porcentaje de votantes son republicanos.