Saúl “Canelo” Álvarez trabajó desde niño vendiendo paletas en los camiones para ayudar a su familia

Hoy es uno de los boxeadores mejor pagados en el mundo y se perfila para ser un gran empresario, pero su vida no siempre ha sido así, pues cuando niño Saúl “Canelo” Álvarez vendía paletas para apoyar con la economía familiar

Saúl "Canelo" Álvarez desde niño ha estado acostumbrado a enfrentar duras batallas.
Saúl "Canelo" Álvarez desde niño ha estado acostumbrado a enfrentar duras batallas.
Foto: Al Bello / Getty Images

La historia de Saúl “Canelo” Álvarez es la de un verdadero campeón y no solo por sus victorias en el ring, sino porque desde niño tuvo sus primeras batallas económicas para salir adelante con su familia.

El sitio Depor dio a conocer que “Canelo” desde su infancia y junto a su familia tuvo que trabajar duro para salir adelante, afortunadamente su esfuerzo dio frutos y hoy es un deportista y empresario con importantes ingresos económicos.

De acuerdo con la información durante 1995 los padres de Saúl, Ana María Barragán y Santos Álvarez, tuvieron que marcharse de Michoacán en busca de mejores oportunidades que les permitieran sacar adelante a sus cuatro hijos, llegando así a Juanacatlán (Jalisco).

El señor Álvarez inició entonces un negocio de aguas, helados y paletas heladas. En este proyecto todos debían participar y fue así como “Canelo” se convirtió en un vendedor de paletas heladas.

La familia trabajó alrededor de 15 años para sacar adelante el negocio, antes de que Saúl se convirtiera en una estrella del boxeo.

El señor Santos Álvarez, recuerda que en alguna ocasión Saúl tuvo que subirse a los camiones para vender sus paletas heladas y era conocido como el pequeño “Santitos”. Al principio “Canelo” regresaba con las paletas derretidas, pero como siempre ha sido muy persistente, luego mejoró sus habilidades llegando a obtener $700 pesos a la semana.

A pesar de que hoy es un feroz boxeador, en la escuela Saúl tampoco la pasó muy bien debido a que desde los 10 años sus compañeros se burlaban de él por su color de cabello y las pecas en su rostro, fue por ese motivo que recibió el apodo de “Canelitas”.

Luego su hermano Rigoberto, que se desenvolvía como boxeador profesional, lo comenzó a entrenar y al cumplir 15 años “Canelo” debutó como profesional.

“Saúl me empezó a decir que quería ser boxeador cuando iba a cumplir 11 años”, comentó Rigoberto a TV Azteca. “Se me enchina la piel de pensar la vez que lo vi llorar y soltar unos golpes que, para esa edad, eran algo diferente”.

Hoy diversas publicaciones señalan que el “Canelo” tiene alrededor de $140 millones de dólares y que para 2023 su fortuna ascendería a $481 millones, cuando termine su contrato boxístico.

El campeón además ha incursionado en los negocios y hoy cuenta con inversiones en bienes raíces que le dejan entre 4 y 5 millones de dólares mensuales, además entró a negocio de la telefonía con “CaneloPhone” y está trabajando en la instalación de 100 gasolineras en México con “Canelo Energy”, entre otros negocios más.

Yo quiero ser un billonario en los negocios. No estudié, vengo de muy abajo pero me gusta aprender, me gusta saber muchas cosas. Yo me pudiera retirar y ya pudiera vivir tranquilo, pero me gusta lo que hago, el boxeo es mi vida, hasta que pueda voy a seguir aquí. Siempre he querido que el boxeo nada más sea un gusto, algo que me encante, no hacerlo por dinero”, dijo en una entrevista reciente el campeón Saúl “Canelo” Álvarez.

También te puede interesar:

Emprendimiento latino: venden Chilitos, dulces caseros mexicanos online en Estados Unidos y ganan $105,000 al año

AMLO dice que los que protestan por violaciones a T-MEC en EE. UU. son una minoría, descarta que haya problemas

Salarios $15 por hora: Biden sugiere elevar sueldos en restaurantes y hoteles para fidelizar empleados