Piden liberar a hispano sentenciado “por error” a 31 años de cárcel por asesinato brutal en Nueva York; el fiscal ocultó pruebas

Lleva 10 años preso, pero la sentencia contra Jairon Gonzales Martínez fue obtenida por "la tergiversación y el fraude" del entonces fiscal del condado Suffolk, denunciaron sus abogados

Jairon Gonzales Martínez.
Jairon Gonzales Martínez.
Foto: Suffolk County Police Department / Cortesía

Jairon Gonzales Martínez fue sentenciado en 2013 a una pena mínima de 31 años de cárcel por un homicidio a golpes, pero sus abogados ahora están pidiendo su liberación después de que descubrieron más de 160 páginas de evidencia retenida en el caso por el ex fiscal adjunto de distrito Glenn Kurtzrock, en Long Island (NY).

Gonzales, de 33 años, está cumpliendo su sentencia en “Meadow Correctional Facility” en Comstock (NY) desde que fue declarado culpable de asesinato en segundo grado en 2013. Pero sus abogados dicen que su condena sólo se obtuvo después de que el fiscal Kurtzrock, quien renunció después de ser sorprendido reteniendo pruebas en un juicio por otro asesinato en 2017, deliberadamente no reveló entrevistas grabadas en video ni declaraciones de testigos en este caso.

“La sentencia contra [Gonzales Martínez] fue obtenida por la tergiversación y el fraude por parte del (entonces) fiscal del condado Suffolk, Glenn Kurtzrock, en las que 167 páginas de documentos relacionados con el caso fueron retenidas intencional y deliberadamente de la defensa”, se lee en una moción presentada el martes 20 de julio por los abogados Michael Brown y Danielle Coysh.

En una entrevista telefónica, Coysh denunció que se habían arrancado las cubiertas de los cuadernos de los investigadores y se engraparon las páginas en un elaborado intento de ocultar cierta información crucial a Gonzales y Brown.

Entre las pruebas no reveladas anteriormente estaba la documentación de que un testigo del juicio había identificado a otro hombre como el asesino después de ver una serie de fotografías, según la moción. Esa información “fue fundamental para esta acusación” porque ese testigo fue la única persona en el juicio que testificó que observó a Gonzales cometer el asesinato, dice la moción. Ese mismo testigo también dijo que conocía al asesino por un apodo utilizado por el hombre de la foto que seleccionó.

Gonzales fue declarado culpable de matar a un hombre a golpes con una tubo durante un altercado en un salón de billar de Brentwood en junio de 2011. La moción presentada ahora busca anular esa condena.

Kurtzrock, quien abrió una práctica de defensa criminal privada luego de su caída como fiscal, actualmente cumple una suspensión de dos años para ejercer la abogacía en el estado Nueva York, una pena que sus colegas han calificado de “demasiado leve”, acotó Riverhead News Review.

La semana pasada, en Staten Island (NYC) se anuló por primera vez una condena por asesinato, luego de que un hombre pasara 23 años preso injustamente.