Nueva York rumbo a tener su primera gobernadora en la historia: Kathy Hochul sustituiría a Cuomo hundido por escándalo de acoso sexual

Nueva York pertenece a la minoría de 20 estado del país que nunca han tenido una gobernadora; una abogada “demócrata independiente” reemplazaría al "repulsivo e ilegal" Cuomo si renuncia o es destituido de su cargo

Kathy Hochul, vice gobernadora de NY.
Kathy Hochul, vice gobernadora de NY.
Foto: Gary Gershoff / Getty Images

Kathy C. Hochul, actual vice gobernadora de Nueva York, pasaría a ser la primera mujer al frente del ejecutivo regional en la historia, ante la eventual salida de Andrew Cuomo, a quien hasta el presidente Joe Biden ha pedido que renuncie tras el reciente informe de que acosó sexualmente a empleadas estatales.

Hochul, compañera electoral de Cuomo en 2014 y 2018, se unió ayer mismo al coro condenando su conducta, tras el anuncio de las conclusiones del informe presentado por la fiscal general de NY, Letitia James, denunciando que su otrora aliado gobernador había violado leyes estatales y federales en sus relaciones laborales.

“El acoso sexual es inaceptable en cualquier lugar de trabajo y ciertamente en el servicio público. La investigación de la Fiscal General ha documentado un comportamiento repulsivo e ilegal del gobernador hacia varias mujeres”, dijo Hochul en un comunicado difundido ayer a los medios de comunicación.

“Creo en estas mujeres valientes y admiro su valentía al presentarse”, añadió. “Nadie está por encima de la ley. Según la Constitución de Nueva York, la Asamblea determinará ahora los próximos pasos”.

La vice gobernadora, quien durante el escándalo que estalló en la primavera se había reservaba emitir opinión en espera de los resultados de las investigaciones, reemplazaría a Cuomo si renuncia o es destituido. Por eso mismo, Hochul agregó ayer en su comunicado: “Debido a que los vicegobernadores son los siguientes en la línea de sucesión, no sería apropiado comentar más sobre el proceso en este momento”.

Nueva York vivió una situación parecida en 2008, cuando el entonces gobernador también demócrata Eliot Spitzer renunció después de ser atrapado en un escándalo de prostitución, lo que llevó a su subalterno David Paterson a sustituirlo y completar el mandato. Paterson no buscó la reelección, abriendo el camino a Cuomo para lanzarse exitosamente y asumir el puesto en 2011.

Nueva York pertenece a la minoría de 20 estado del país que nunca han tenido una gobernadora. Casualidad o no, a propósito del Día Internacional de la Mujer, en marzo pasado Hochul escribió en Twitter: “Nueva York ha estado a la vanguardia de los derechos de la mujer y las mujeres han liderado el camino para hacer historia”.

A la actual vicegobernadora de 62 años le correspondería por ley asumir el puesto de Cuomo, cuyo tercer período terminaría oficialmente el 1 de enero de 2023 e incluso podría postularse a seguir en el cargo. Irónicamente, ese hito femenino se lograría por las denuncias de acoso sexual a mujeres contra un gobernador que también había sido mucho antes cuestionado por un escándalo en teoría mayor: las muertes masivas de ancianos durante la pandemia. Además, lo han acusado del supuesto uso de personal de la gobernación para publicar un polémico libro auto alabándose por su gestión durante el coronavirus.

“Hay una palabra que describe a nuestra vicegobernadora: tenaz”, afirmó a fines de febrero al New York Post el presidente del Partido Demócrata en el condado Erie, Jeremy Zellner. Y destacó la capacidad de Hochul para atraer tanto a los Demócratas rurales como urbanos. “Ella sabe lo que hay que hacer por la gente de Nueva York”.

Nacida en Buffalo (NY) en una familia de clase media baja, hoy Hochul es una esposa y madre de dos hijos que recibió su licenciatura en la Universidad de Syracuse y estudió Derecho en la Universidad Católica de Washington DC.

Hochul, se describe a sí misma como una “demócrata independiente”. Su esposo, William J. Hochul Jr., es un abogado que fue Fiscal federal para el Distrito Oeste de Nueva York de 2010 a 2016. En sus labores como vicegobernadora, se ha mantenido relativamente anónima y ni siquiera fue mencionada en las polémicas memorias que Cuomo publicó el otoño pasado autoalabando su gestión en la pandemia.

Al momento Cuomo sigue negando haber actuado mal y no ha dado ninguna indicación pública de que esté considerando dimitir. Su fallecido padre, Mario Cuomo, también fue gobernador por tres períodos (1983/1994), hasta ser vencido por George Pataki (R) al buscar otra reelección.

El plan de Cuomo era lanzarse otra vez en 2022, apoyado en una alta popularidad que se ha ido desplomando este año. En contraste, en 2020 sus aliados hablaban de que tenía potencial para llegar a la Casa Blanca, como mandatario o vice presidente.