Madre de niña que murió golpeada en casa impidió supervisión de servicios sociales de Nueva York

Su medio hermano adolescente confesó haberla maltratado y la madre, que sufre de trastorno bipolar, tiene ocho arrestos anteriores; el caso fue declarado homicidio, pero nadie ha sido detenido

Un vecino hizo la última denuncia del abuso infantil.
Un vecino hizo la última denuncia del abuso infantil.
Foto: Mariela Lombard / El Diario NY

Una semana antes de que Julissia Batties muriese tras aparentemente ser golpeada de manera reiterada por su medio hermano adolescente en su hogar en El Bronx, su madre impidió que la Administración de Servicios para Niños (ACS) entrevistara a la niña de 7 años.

La policía había sido llamada a esa casa seis veces en dos años por sospechas de abusos y la madre, Navasia Jones, apenas había recuperado la custodia de la niña en junio, en lo que sería un nuevo caso de grave negligencia de ACS.

“Se negó a permitir que la niña fuera entrevistada por ACS”, dijo una fuente policial a Pix11 el lunes, mientras los investigadores y la oficina del fiscal de distrito de El Bronx continuaban reuniendo pruebas para realizar un arresto en el caso.

La pequeña Julissia fue hallada con lesiones en la cabeza y el cuerpo dentro de un apartamento NYCHA en el complejo Mitchel Houses, en Alexander Avenue, la mañana del 10 de agosto. Fue trasladada de urgencia al Hospital Lincoln, pero no pudo ser salvada.

El caso fue declarado homicidio, pero nadie ha sido detenido. La madre de 35 años, que sufre de trastorno bipolar, tiene ocho arrestos anteriores, incluidos dos por amenaza, dijeron las fuentes. En esa casa vivía con sus tres hijos: el adolescente que habría confesado los maltratos, un bebé de 3 años y la niña fallecida.

Julius Batties, padre de la niña, no vive en esa casa. Tras la muerte, denunció que él y su propia madre, Yolanda Davis, lucharon por la custodia. “La ACS le falló a mi hija”, afirmó. De hecho, hasta el 21 de  junio la niña estuvo viviendo con su abuela paterna, pero la regresaron a casa de su madre, por razones que no están claras.

Desde allí, el 10 de agosto Jones llamó a 911 y primero informó a NYPD que su hija se había caído y golpeado la cabeza contra un escritorio alrededor de las 5 a.m. Pero su hijo adolescente de 17 años admitió más tarde que él había golpeado a su hermana ocho veces en la cara cuando su madre salió esa mañana temprano. Supuestamente estaba molesto porque la niña seguía yendo a la cocina para buscar bocadillos.

El informe de un médico forense reveló que Julissia murió por un traumatismo en el abdomen, y también confirmó lesiones nuevas y antiguas en la cara y el brazo.

La niña había sido criada durante casi seis años por su abuela paterna en Brooklyn antes de que el Tribunal de Familia aprobara un alta de prueba para Jones en marzo de 2020, justo cuando comenzaba la pandemia de COVID-19.

La última orden del Tribunal de Familia de entregar a Julissia permanentemente al cuidado de su madre el 21 de junio de 2021 vino con una advertencia: “Si se demuestra un abuso severo o repetido con evidencia clara y convincente, este hallazgo puede constituir la base para terminar sus derechos de paternidad”.

Unas seis semanas después, un residente de El Bronx llamó a una línea directa de abuso infantil al notar que la niña tenía un ojo morado. Es por eso que un asistente social de ACS se presentó en el apartamento en el complejo Mitchel Houses NYCHA aproximadamente una semana antes de que Julissia muriera el 10 de agosto.

La fuente policial dijo que ese día Jones se negó a permitir que los trabajadores sociales de ACS vieran a la niña y afirmó que el hermano pequeño de Julissia, de 3 años, la había golpeado con el mango de una pistola de juguete.

En un caso similar, Rysheim Smith fue sentenciado en mayo a un mínimo de 25 años de prisión por el sonado caso de Zymere Perkins, su hijastro de 6 años que fue torturado física y mentalmente, y dejado de alimentar, entre otros castigos, hasta morir en 2016, en un apartamento “de horror” en Harlem (NYC). Fue otro de los casos de abuso infantil de alto perfil que la ciudad ha visto en los últimos años y que expuso grave negligencia en la ACS.

Si usted es víctima o sospecha que alguien algún está siendo maltratado, sobre todo si es un menor de edad o anciano: