Pareja de youtubers antivacunas murió de COVID con semanas de diferencia

Dusty y Tristan Graham, un matrimonio de Alabama, no ocultaban su descontento ante el uso de mascarillas y la aplicación de vacunas contra COVID-19

Dusty y Tristan Graham era una pareja de youtubers antivacunas que murió de COVID con semanas de diferencia en Alabama, donde se contagiaron con la enfermedad, recibieron atención médica y finalmente dejaron huérfanos a sus hijos Gabe y Windsor.

El matrimonio utilizaba YouTube para compartir sus consejos sobre cómo vender artículos antiguos y ellos mismos los vendían a través de eBay. En los últimos meses habían compartido videos con su visión sobre las vacunas contra COVID-19 y el uso de mascarillas, así como su opinión de que la vacuna era una forma de violentar sus derechos humanos.

Su canal de videos, llamado “Alabama Pickers”, fue retirado de la plataforma, pero algunos clips han sido recuperados en otras redes sociales.

Tristan se contagió de COVID en agosto y fue hospitalizada en Huntsville, la ciudad de Alabama donde vivía la pareja. Murió repentinamente mientras dormía debido a las complicaciones de la enfermedad. Entonces Dusty, que en realidad se llamaba Michael, inició una página de GoFundMe para recaudar fondos para cubrir los gastos funerarios de su esposa y los gastos médicos de él mismo, que en ese momento se encontraba ya en una unidad de cuidados intensivos. Él murió tres semanas después, el 16 de septiembre pasado.

A principios de este año, la pareja compartió un video donde Dusty hablaba sobre la vacuna: “Todavía no he recibido el ya-sabes-qué. Todavía no planeo obtenerlo”, y luego continuó diciendo que no necesitaba un pasaporte de vacunas porque tenía su “propio pasaporte”, refiriéndose a su certificado de nacimiento de Estados Unidos.

La página de GoFundMe ha recaudado poco más de $25,000 dólares de los $35,000 que son la meta, pero los comentarios sobre la posición antivacunas de la pareja no se han dejado esperar. “Doné porque espero que otros lean los muchos mensajes aquí que dicen que se vacune. La gente real está muriendo. Especialmente aquellos que están tan en contra de la vacuna. ¿Realmente vale la pena el posible riesgo de morir? Obviamente, COVID mata a las personas a las que todos admiran y escuchan”, escribió un usuario.

“Siento tu pérdida, pero no lamento que el mundo se haya deshecho de dos personas que probablemente causaron otras muertes debido a su estupidez. Para cualquier otra persona que esté considerando hacer una donación, ofrécela a las familias de quienes murieron por causas ajenas a su voluntad”, señaló otro. “Eran dos personas hermosas y amorosas que compartían su amor por el mundo. Dios bendiga a sus familiares y amigos”, escribió un tercero.


Lee más: