“Compórtense como personas, no como animales”: El grosero mensaje con el que echaron de un restaurante a una mujer que amamantaba

Ruby y su esposo Aaron acudieron a un restaurante griego en Washington con sus dos hijos, uno de ellos un bebé de apenas tres días, pero el personal les pidió que se retiraran

La lactancia materna es saludable para el bebé y para la madre.
La lactancia materna es saludable para el bebé y para la madre.
Foto: Pixabay

Cuando el personal del restaurante griego Greek Islands ubicado en Anacortes, Washington, se acercó a Ruby y Aaron Meeden para pedirles que abandonaran el lugar, no hubo ninguna explicación sobre el por qué. Posteriormente un grosero mensaje explicó la razón por el que echaron a la mujer que amamantaba en el lugar: “Compórtense como personas, no como animales”, se lee en la nota del dueño del establecimiento.

Ruby y Aaron llevaban 45 minutos esperando que les atendieran en compañía de su sobrina de seis años, su hijo de dos y su bebé de tres días. Cuando el recién nacido empezó a inquietarse porque tenía hambre, Ruby hizo lo que cualquier madre con un bebé de esa edad naturalmente haría: alimentarlo, así que la madre se descubrió el pecho para amamantar al pequeño.

Fue entonces cuando el personal del restaurante se acercó a la pareja y les pidió que abandonaran el lugar. Inicialmente los Meeden no supieron exactamente qué pasó, pero cuando dejaron una mala reseña en Google para el establecimiento, el misterio quedó revelado por un mensaje firmado por el dueño del lugar: “Gracias, nunca vuelvas a traer a tus mocosos a amamantar aquí, mi restaurante, mis reglas, compórtense como personas decentes no como animales, hay lugares para cada cosa y este lugar no es para amamantar a tus críos, sory (sic)”.

Aaron compartió en su cuenta de Facebook una traducción del mensaje que recibió a cambio de su reseña que solamente dice que el servicio es malo. “Nos pidieron dejar el Greek Islands hoy y no regresar nunca, después de sentarnos durante 45 minutos esperando servicio con mi sobrina de 6 años y mi hijo de 2 años. Nunca nos dieron una razón de por qué, así que dejamos una reseña en Google. Una estrella. Luego, el propietario procedió a decirnos por qué nos echaron. Aparentemente tuvo un problema con mi esposa amamantando a mi hijo de 3 días. Mi esposa se siente muy mal y avergonzada. No volveré y espero que esto realmente marque la diferencia”, escribió Aaron en su post.

Acto seguido un grupo de madres que amamantan se organizó para hacer una protesta fuera del restaurante, pero el dueño cerró temprano y no se atrevió a confrontarlas.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda amamantar a los bebés desde los primeros minutos del nacimiento hasta los seis meses de edad de manera exclusiva, y hasta los dos años o más con alimentación complementaria.

“La lactancia natural es una forma sin parangón de proporcionar un alimento ideal para el crecimiento y el desarrollo sanos de los lactantes; también es parte integrante del proceso reproductivo, con repercusiones importantes en la salud de las madres”, dice el organismo mundial. Es una lástima que algunas personas sean tan ignorantes e intolerantes.


Lee más: