Música latina se vuelve clave para tratar a pacientes en hospitales de Estados Unidos

Algunos médicos han experimentado desde hace ya varios años distintas terapias basadas en música latina para ayudar a pacientes trabajamos con pacientes que padecen traumas, dolores crónicos y diagnósticos terminales

Desde hace tiempo muchos doctores hispanos llevan a cabo terapias con ritmos latinos.
Desde hace tiempo muchos doctores hispanos llevan a cabo terapias con ritmos latinos.
Foto: Shutterstock

La ranchera, la salsa, la cumbia y el uso de la percusión son ritmos que podrían ser sinónimo de fiesta y diversión. Sin embargo, hoy en día también se han convertido en una herramienta clave para tratamientos terapéuticos.

La música le permite a profesionales de la salud aliviar y atender condiciones en pacientes con padecimientos agudos de salud, afirmó a Efe el terapeuta y músico Julián Silva, quien utiliza la música latina para tratar a sus pacientes.

“Los que nos dedicamos a este tipo de terapia trabajamos con pacientes que padecen traumas, dolores crónicos y diagnósticos terminales. Los encontramos en los momentos más difíciles de sus vidas y con la música tratamos algunas de sus condiciones”, explicó el músico y líder además de la orquesta La Excelencia.

El uso de la música como herramienta terapéutica no es algo nuevo.

De hecho, la técnica fue mencionada en teorías publicadas en los años 1800, y la profesión de terapeuta musical nació hace 80 años y, desde entonces, es un programa académico que se imparte en universidades de los Estados Unidos.

Y Silva es uno de los pocos especialistas latinos en tratar a pacientes con ritmos intrínsecos de la cultura hispana.

“En nuestra comunidad hay una gran necesidad de responder a las necesidades emocionales, sociales y culturales. Por esa razón, trato de adaptarme y utilizar el tipo de música con la que tienen una conexión especial”, manifestó el percusionista.

Nacido en Colombia y criado en los Estados Unidos, Silva actualmente trabaja en la ciudad de Oakland, en California.

Desde ahí, ayuda a los pacientes que disfrutan los ritmos latinos y, aunque muchos de los residentes de ese estado suelen inclinarse más por la música regional mexicana, el corrido, la ranchera o la cumbia, Julián aprovecha los distintos ritmos hispanos para aliviar padecimientos como la ansiedad y agitación.

Añade que según su experiencia es difícil que “un latino no se emocione y no encuentre alivio con la música con la que se siente identificado y que forma parte de sus raíces latinas”.

Descubrimiento personal

Según la doctora Amy Clements-Cortes, de la Facultad de Música de la Universidad de Toronto, la música puede catalogarse como una “necesidad cognitiva, una necesidad física, una necesidad espiritual y una necesidad emocional”.

Y para Silva esto no es ajeno. Su deseo de dedicarse a la música nació cuando se dio cuenta que a través de melodías y canciones podía expresarse y comunicarse sin tener que preocuparse por tener un acento diferente.

La música le ayudó a integrarse y a conectarse con la gente. Su pasión lo llevó a convertirse en un profesional de esta disciplina y a integrarla con sus estudios.

Perseverancia latina

El relato de Silva, es una de las 4 historias que forman parte de la campaña digital #PerseveranciaLatina de Intuit TurboTax para honrar el Mes de la Herencia Hispana destacando la fortaleza y el espíritu perseverante que define a los latinos.

Otros de los hispanos destacados fueron la salvadoreña-estadounidense Ana Flores, fundadora y directora ejecutiva de #WellAllGrow, la primera red de mujeres influenciadoras y emprendedoras latinas.

Y también la dominicana-estadounidense Kateryn Ferreira, trabajadora de primera línea que contribuyó a reducir la propagación del Covid-19 desde el NYC Health and Hospitals, y Noriluz Oscuro, una joven mexicana-estadounidense que se convirtió en asesora financiera de manera autodidacta para educar a sus padres.

Te puede interesar:

Mónica Morales, la defensora televisiva de la comunidad

Cuatro empleados hispanos y latinx en Microsoft que encontraron éxito y comunidad en sus carreras

‘Movimiento Sin Fronteras’, un evento artístico por un sistema de inmigración más humano