Diabetes: los 6 mejores snacks para mantener estable la glucosa en sangre

Incluir refrigerios saludables en la dieta diabética, es una excelente manera de mantener estable el azúcar en sangre y los niveles de energía altos. Estos snacks son fáciles, deliciosos nutritivos, bajos en calorías y carbohidratos, y benefician el buen control del peso corporal

Apuesta por considerar bocadillos saludables para el buen control de la diabetes. Las palomitas de maíz, verduras con hummus, avena con bajas y los pistaches, son maravillosos.
Apuesta por considerar bocadillos saludables para el buen control de la diabetes. Las palomitas de maíz, verduras con hummus, avena con bajas y los pistaches, son maravillosos.
Foto: Photo by cleo stracuzza on Unsplash / Unsplash

Todos sabemos que la calidad de la dieta juega un papel primordial en la salud y la prevención de enfermedades. Hoy en día han salido a la luz todo tipo de recomendaciones sobre los mejores alimentos para el desayuno, comida y cena, sin embargo los bocadillos a menudo tienen una mala reputación. Sin embargo para las personas que están controlando la diabetes tipo 2: incluir refrigerios saludables en la dieta puede ser una excelente manera de mantener los niveles de azúcar en la sangre en un rango saludable y los niveles de energía altos. También pueden ser una gran herramienta para perder peso, es bien sabido que se trata de factores clave en un buen manejo de la diabetes.

De tal modo que cuando los bocadillos se planifican sabiamente, realmente pueden ser una bendición en la salud y el manejo de la diabetes. Los snacks correctos brindan otra oportunidad para la nutrición, y con una pequeña cantidad de carbohidratos (para ser más específicos 15 gramos o menos), son un gran aliado para mantener estable la glucosa en la sangre durante todo el día. Además, son saciantes, una gran opción para mantener a raya los antojos y la ansiedad por comer. Con base en ello nos dimos a la tarea de recopilar 6 snacks saciantes, sencillos rápidos y deliciosos, que serán fundamentales en el control de la diabetes ¿La mejor parte? Encontrarás ricas variantes para satisfacer antojos salados y dulces.

1. Cacao caliente sin azúcar

Para aquellas tardes frías y con antojo de algo dulce, una taza tibia de chocolate caliente sin azúcar y elaborado con chocolate amargo ¡Es simplemente el agasajo perfecto! Lo mejor de todo es que es verdaderamente sencillo de elaborar, lo único que tendrás que hacer es calentar una taza de leche descremada y mezclar con polvo de cacao sin azúcar. Es una gran alternativa para combatir ese deseo por alimentos dulces, además es una bebida muy nutritiva y repleta de energía. También, aporta 394 miligramos (mg) de calcio, lo cual es casi el 30% del valor diario de este importante mineral para mantener sanos y fuertes los huesos. Actualmente existen buenas mezclas comerciales de cacao de chocolate amargo sin azúcar, recuerda que el chocolate 70% de cacao puro es la mejor alternativa para la salud y esta repleto de antioxidantes.

Cocoa caliente./Foto: Pixabay

2. Mix de papas al horno y salsa

Para los amantes de los bocadillos salados, las papas son una extraordinaria alternativa. Son un bocadillo crujiente y verdaderamente fácil de preparar ¿El secreto para quitarles lo aburrido? Hornéalas hasta que queden muy doradas y acompáñalas con salsa, son el dúo perfecto. Según el USDA, una porción de ¼ de taza de salsa, que tiene alrededor de 12 calorías, combinada con una porción de 1 onza (oz) de papas al horno (bajas en grasa) puede ser la combinación perfecta para satisfacer los antojos de la tarde. Además, este irresistible bocadillo es una buena fuente de potasio. Como beneficio adicional, los tomates y otras verduras que se encuentran en la salsa son bajos en carbohidratos (la salsa contiene solo 4 g por ¼ de taza), lo que los convierte en otra buena opción para las personas con diabetes.

Papas
Papas al horno. /Foto: Pixabay

3. Palomitas de maíz

Las palomitas de maíz son un gran antojo salado y el acompañante primordial de toda tarde de películas. Además, son muy reconfortantes y saciantes. Según el Oldways Whole Grains Council, son una maravillosa opción de cereal integral y es por ello que se trata de un bocadillo repleto de fibra. Una de las cualidades primordiales en los snacks para diabéticos, es que sean ricos en fibra y la razón principal es que potencian un peso saludable y también una buena salud intestinal. Son consideradas uno de los mejores snacks para personas diabéticas, en parte debido a su baja densidad calórica: una taza (8 gramos) de palomitas de maíz hechas con aire contiene solo 31 calorías y solo 6 gramos de carbohidratos. Apuesta por las versiones naturales, es decir que no contengan sal, mantequilla ni aditivos poco saludables. 

Palomitas de maíz
Palomitas naturales./Fuente: Pexels

4. Avena con bayas

¿Quién dice que la avena es solo para el desayuno? Un pequeño estudio publicado en octubre de 2019 en Experimental and Clinical Endocrinology & Diabetes encontró que comer avena durante solo dos días ayudó a las personas con diabetes a nivelar la glucosa en sangre y a reducir la dosis de insulina que requerían, en comparación con un grupo de control sin avena cuya dosis de la medicación no se modificó. Lo mejor de todo es que es una colación de lo más saciante: ½ taza de avena cocida simple, sin sabor, preparada con agua contiene 77 calorías, 3 gramos de proteína, 1 gramos de grasa, 14 gramos de carbohidratos y 2 gramos de fibra. Apuesta por utilizar avena natural, recuerda que las opciones de cocción rápida tiene un índice glucémico alto y suelen contener azúcares añadidos. Finaliza cubriendo el tazón con ¼ de taza de tus bayas favoritas, como arándanos, fresas o frambuesas, así como ½ oz de almendras (una fuente de grasas saludables). el resultado final es un delicioso manjar, de lo más saciante, por menos de 200 calorías y una gran opción para mantener los niveles de azúcar en sangre estables.

Avena con bayas. /Foto: Shutterstock

5. Verduras y hummus

El hummus es una de las botanas más populares hoy en día, sin embargo es mucho más que eso, se trata de una comida completa y repleta de nutrientes. Es un elemento básico en la dieta vegetariana, es una crema para untar elaborada con garbanzos que se lleva de maravilla con las verduras crudas como el apio, zanahoria, pimientos y pepinos. Tanto las verduras como el hummus son buenas fuentes de fibra, vitaminas y minerales. Además, el hummus proporciona mucha proteína, con 3 gramos por cucharada (15 gramos). Todos estos aspectos son un buen aliado para beneficiar el control del azúcar en sangre.

Hummus y vegetales. /Foto: Shutterstock

6. Puñado de pistaches

Los pistaches contienen una poderosa cantidad de proteínas, así como una mezcla de grasas saludables monoinsaturadas y poliinsaturadas, que pueden ayudar a reducir los niveles de colesterol. Es bien sabido que mantener reducir el colesterol malo, también puede reducir el riesgo de desarrollar una enfermedad cardíaca, una complicación común de la diabetes. Además, los pistaches son saciantes y de lo más prácticos, con un puñado es más que suficiente. Una porción de 1 onza (o 49 pistachos sin la cáscara) equivale a unas 160 calorías, según el USDA. Lo mejor de todo es que también son una gran fuente de fibra, la misma cantidad aporta 3 gramos.

Pistaches
Pistaches. /Foto: Pixabay

Te puede interesar: